Japón

La animadora Joan Chung comentó sobre los problemas actuales de la industria

Chirumiru 22 julio, 2021

El portal Anime News Networks publicó una entrevista con la animadora Joan Chung, quien trabajó en los estudios Science SARU entre diciembre de 2019 y junio de 2019. Chung fue acredita en los proyectos de animación Japan Sinks y Eizouken ni wa Te wo Dasu na! (Keep Your Hands Off Eizouken!), así como en futuros proyectos como Star Wars: Visions.

Joan Chung

Chung comentó con el portal sobre los problemas a largo plazo de la industria del anime, y el cómo esto afectó su paso por Science SARU. «Antes del COVID-19, la cultura del estudio era vibrante y comunicativa» dijo. «Aunque no podía hablar japonés, me sentí inmediatamente bienvenida en la empresa». Science SARU es particularmente notable por su personal internacional, muchos de los cuales son originarios de Europa y América del Norte. La actual directora ejecutiva, Eunyoung Choi, proporcionó tutoría semanal de japonés a sus empleados internacionales.

Los colegas de Chung fueron igualmente amigables y comprensivos. «Uno de mis supervisores me enseñó a andar en patineta durante la hora del almuerzo», recuerda. «Me impresionó continuamente la capacidad de mis compañeros de trabajo para jugar mientras mantenían la cabeza en alto en un horario vertiginoso. Nunca había experimentado este tipo de ética en un estudio occidental».

Desafortunadamente, Science SARU no fue inmune a la cultura del crunch (interminables jornadas de trabajo para cumplir un objetivo). Chung fue contratada inicialmente bajo el ala de un animador coreano trilingüe, quien luego dejó la compañía debido al agotamiento y consideraciones de su familia. La propia Chung decidió irse aproximadamente al mismo tiempo que lo hizo un gerente de producción después de que los dos se dieron cuenta de que la presión, las horas y el pago que tenían que sacrificar no eran sostenibles para su futuro.

«Tengo algunas historias de horror de este estudio, que afortunadamente son menos que algunos de los competidores de Science SARU. Pero un estudio no debería tener a sus chicas veinteañeras llorando en el baño, pasando la noche entera trabajando. Tampoco debería tener un programa de producción tan ajustado que no pueda adaptarse a la salud mental del director de producción antes mencionado. Tuve que hablar en su nombre con su supervisor y el director ejecutivo, y aunque respondieron con compasión, prácticamente no podría haber muchos cambios. Una cultura con tanta presión de producción requería muchas horas».

El problema, como lo ve Chung, no está en el flujo de trabajo del estudio. Más bien, el estudio se ha dispersado trabajando en demasiadas producciones. «Este año, Science SARU asumió INU-OH (un largometraje), dos producciones de una sola temporada, así como Star Wars: Visions. No creo que haya sido una cantidad manejable de producciones. Su número de empleados principales varía entre 40 y 50, y aunque se relacionan con muchos trabajadores independientes, la carga en el equipo central fue más pesada de lo que debería haber sido».

Aunque Chung no cree que los trabajadores japoneses estén en condiciones de organizar y mantener sindicatos, cree firmemente que los estudios deben asumir la responsabilidad negociando tarifas más altas con sus socios comerciales. Con estas tasas más altas, desea que los líderes distribuyan más flujo de efectivo a sus empleados. Esto es particularmente cierto cuando se trabaja con empresas de alto perfil; el impresionante talento de Science SARU se puede aprovechar mejor con tasas y horarios más altos que no sobrecarguen a sus empleados con horas extraordinarias.

Una de las empresas que destacó Chung es Netflix. «Dado que el crecimiento de Netflix fue del 546% en 5 años, creo que es razonable que los estudios de anime comiencen negociaciones estratégicas para aumentar sus presupuestos de producción. Dicho esto, preveo problemas», señaló.

«Si las negociaciones entre Netflix y sus estudios japoneses asociados ocurren a través de la división de Netflix en Japón, esta división ya estará familiarizada con las tarifas en curso. Por lo tanto, pueden resistirse a las negociaciones. El principio del mercado es que donde la escasez es baja, también lo es el costo. Lo contrario es cierto (digamos, el mercado de la vivienda de América del Norte: la demanda es alta, los costos aumentan exponencialmente). Todavía hay muchos animadores que están acostumbrados a trabajar para sus ritmos destripados y bajos salarios, por lo que no ayudan mucho».

Fuente: ANN

© 2020 大童澄瞳・小学館/「映像研」製作委員会

Chirumiru
Chirumiru

"Aprendiz de todo y maestro de nada".

Déjanos un comentario.

Relacionadas

noticias relacionadas Más Noticias
Japón

Kyoto Animation recordará a los fallecidos en el ataque incendiario con un video especial

4 julio, 2022
leer más
Japón

Ayana Taketatsu, la voz de Nino Nakano, anuncia que está embarazada

30 junio, 2022
leer más
Japón

Así de severo es el dolor de espalda del autor de HUNTER x HUNTER

29 junio, 2022
leer más
Japón

Ayane Sakura, la voz de Yotsuba, invita a los jóvenes japoneses a votar

28 junio, 2022
leer más
Japón

Captan a Pikachu apoyando al Partido Comunista de Japón

26 junio, 2022
leer más
Japón

Kyoto Animation dedicará un monumento a los fallecidos en el ataque incendiario

24 junio, 2022
leer más