Reseña | Yuukoku no Moriarty – Capítulos 10 y 11

Jihye 24/12/2020

¡Advertencia! Esta reseña sobre Yuukoku no Moriarty capítulos diez y once contiene spoilers. Si aún no has visto los episodios, te recomiendo que vayas a checarlos y después regreses a leer la reseña.

©竹内良輔・三好 輝/集英社・憂国のモリアーティ製作委員会

#10-11 Los dos detectives, Acto 1 y 2

Yuukoku no Moriarty capítulos diez y oncenos narra un nuevo incidente en el que Holmes acaba inmiscuido mientras intenta salir de su melancolía por la carencia de misterios desafiantes. Después de rehusar el trato de Hope, Sherlock comienza a lamentar su decisión y busca desesperadamente algún caso que lo acerque a la mente maestra que ansía. Su mal carácter provoca una discusión con su compañero Watson, pero un encuentro con William cambia su ánimo. Además un incidente se produce en el tren en el que viajan, lo que lo lleva a una competencia con Moriarty para atrapar al culpable. El caso se resuelve, Holmes hace las paces con Watson y un misterio nuevo acecha desde las sombras.

La melancolía de un genio

Como era de esperarse el protagonismo de Sherlock está lejos de desaparecer en esta historia. Así lo refleja la primera mitad del episodio diez, donde nos enfrentamos al declive emocionar de Holmes. Tras los sucesos presentados los capítulos pasados, Sherlock está sumergido en un espiral de melancolía y mal humor, el misterio más grande y aquel que tanto anhela prácticamente voló de sus manos. Volvemos a lo mismo, Sherlock Holmes no es ningún hombre de virtud, es caprichoso y vanidoso, lo que lo vuelve un tanto insufrible cuando no se le da lo que desea. En este caso hablamos de un gran misterio, Holmes es el tipo de hombre que busca el desafío constante, su mayor anhelo es perseguir misterios y entre más complejos estos sean mejor será para él.

Aunque el episodio nueve nos da una conclusión satisfactoria, incluso para el ego de Holmes, en el episodio diez podemos notar los rastros de arrepentimiento. A pesar de que es un hecho que Holmes no desea que se le sirvan las respuestas, no posee la paciencia para aguardar por los misterios. Después de no conseguir nada ni remotamente parecido a los casos del Noathic o del Conde Drebber, su paciencia y entusiasmo tocaron fondo. Casi como un adicto sufriendo abstinencia, Holmes busco con desesperación algún hilo que lo llevara a aquellas experiencias. Claramente su humor no le ayudo en nada y solo consiguió tocar los nervios de sus acompañantes.

Es claro que Holmes requiere de una mente centrada para equilibrarlo, y es ese el papel de Watson. El quiebre entre ambos se da en el momento de mayor tensión de Holmes, pues analizando la situación se convence que, de no ser por Watson hubiese disparado a Hope y tendría las respuestas que anhela. Sin embargo solo es su mal humor hablando, Sherlock es consciente de que no hubiese podido hacerlo, de echo confía en Watson porque está agradecido con él por frenarlo cuando se necesita. Porque a pesar de que él solo se basta para resolver casos, echa en falta el seguimiento de su compañero como lo pudimos apreciar en el episodio once, cuando por inercia intenta llamarlo a su lado.

Dos caras de una misma moneda

Estos dos episodios son especiales no solo por demostrar la impaciencia de Holmes, sino porque dejan al descubierto en plenitud la dualidad que representan tanto Holmes como Moriarty. Ambos son genios, de eso no queda la menor duda, sin embargo cada uno tiene un código oral que los distingue. La forma de demostrar esto fue a través del crimen que se presentó en el tren en que ambos viajaban. Nos dieron una vista de su genio para los detalles y las deducciones, pero el método de ambos es esencialmente distinto. Lo mismo ocurre con el método de atrape. Holmes es un hombre recto, difícilmente emplearía métodos sucios para atrapar al criminal, Moriarty por otro lado es directo y no teme ensuciarse las manos por el bien de sus fines.  

La dualidad existente entre ambos es justo como si observáramos una misma moneda vista desde ambas caras, son el opuesto ideal a pesar de ser idénticos en muchas cosas. Lo cierto es que lo que resalta en ambos no es precisamente sus asombrosas similitudes, sino el interés que han desarrollado. Para Moriarty, Holmes es un hombre digno de elogio, es posiblemente al único que respete casi como un igual. Algo similar ocurre con Holmes. Salvo que su fascinación roza con la diversión, posiblemente Holmes jamás se había topado con alguien que pueda seguirle el ritmo a su genio. Esto hace que la situación entre ambos sea tan jocosa. Es como un juego de persecución en el que ambos juegan el papel equivocado, al menos por ahora.

Lejos de seguir profundizando en los obvios paralelismos entre ambos hombres, los cuales me parecen insultantemente evidentes, sería mejor hacer una rápida mención a su dinámica. La tremenda fascinación que ha nacido por parte de Holmes es encomiable. Su juego a ciegas de acusar a William es una prueba de ello, con o sin pruebas el corazón de Holmes tiene la respuesta. Si realmente existe una mente maestra, debe ser alguien con un genio igual o superior al suyo y hasta ahora el único con ese perfil es Liam. Moriarty no deja ir esa oportunidad para incitarlo, ese “Atrápame si puedes…” es la mejor seducción que se le puede dar a Sherlock, su cara en ese momento lo dijo todo.

¿Qué nos deja la primera mitad de Yuukoku no Moriarty?

Tristemente este anime ha llegado al final de su primera mitad, la segunda la veremos hasta abril de 2021. Manejo esa noticia como algo triste porque este es uno de los mejores animes que se estrenaron esta temporada. Tanto la narración, como la animación, la música y los detalles, han demostrado que esta es una historia llevada con cariño, incluso respeto a sus fuentes. Este anime merece más reconocimiento del que ha recibido, por el simple hecho de que no necesita de arrolladoras y “originales” premisas para hacer explotar un guion muy bien escrito. Como sherlockiana estoy profundamente satisfecha con la historia en muchos niveles. El manejo y presentación de los personajes es algo que adore. Sin duda son los personajes de Doyle, pero al mismo tiempo son otros, tienen vida propia.

Quisiera decir que todo en este anime es bueno, que no hay absolutamente nada que reprocharle pero sería una hipocresía de mi parte. No cabe duda que estoy satisfecha con lo que hemos visto, pero hay un flujo narrativo que para el espectador cansado e impaciente no funciona. Admito que los cambios lineales con lo presentado en el manga también me descoloco un poco, aun espero la introducción del M16. En general debo decir que este es un anime fascinante y entretenido, sobre todo para aquellos amantes del misterio. Sin embargo quienes desean acción y movimiento en constante tensión, posiblemente no hallen satisfacción aquí. Al menos no en esta primera mitad, pero vamos, si se saltan esto se pierden el alma de esta historia.

Comentario final

Yuukoku no Moriarty capítulos diez y once han sido episodios llenos de incertidumbre, fascinación y chispeantes momentos de tensión. Hay que decir que emplear este enfrentamiento entre William y Sherlock para cerrar esta primera mitad del anime ha sido un gancho excelente para ansiar por lo que se vendrá. Resulto entretenido observar a Liam poner en práctica aquello que ha condenado a tantos aristócratas bajo sus planes: nobleza obligue. Un interesante recordatorio de que la moral aristocrática siempre debe acompañarse de piedad. Liam evito que inculparan a un inocente aun si eso significa usar métodos no muy éticos. Esto demuestra que William acepta las malas acciones, siempre y cuando sean en beneficio del inocente. Muy distinto a lo que hacían los nobles que hallaron su perdición en manos de los planes de Moriarty.

Antes de cerrar con esto les dejo con la reflexión del absoluto amor y respeto que siente Louis por William. Realmente nos ha dejado claro que Louis no dudara en poner en su sitio a Holmes cuando llegue el momento. Es divertido que no pueda tolerar la repentina familiaridad de Holmes con su hermano y aun así no pueda hacer nada ya que el propio William la ha permitido. En el fondo creo que Louis también desea ser más cercano a su hermano. Entre ellos hay cosas que no terminan de decirse directamente pese a que sería sencillo.

En fin, estas han sido mis impresiones de los capítulos: ¿Qué les pareció estos episodios? ¿Cuál es su impresión final de Sherlock y Moriarty? ¿Qué esperan para su regreso la próxima primavera?

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.