Reseña | Oregairu 3 – Capítulo 4

Jihye 01/08/2020

¡Advertencia! Esta reseña sobre Yahari Ore no Seishun Love Come wa Machigatteiru Kan (Oregairu 3) capítulo cuatro contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

©渡 航、小学館/やはりこの製作委員会はまちがっている。完

#4 Yuigahama Yui medita sobre el futuro

Oregairu 3 capítulo cuatro da inicio con la buena acogida que está recibiendo el Prom, gracias al video que se grabó. Aunque aún hay cosas por hacer, Yukinon rechaza la ayuda de Yui y Hikki, pero les asegura que los buscara cuando sea necesario. Con su tarde libre, ambos van de compras juntos con la excusa de buscar un regalo para Komachi. A pesar del esfuerzo de todos, la asociación de padres, encabezada por la madre de Yukino, piden la cancelación del Prom. Yukino no se resigna, quiere hallar la forma de sacarlo a flote, pero no quiere la ayuda de Hachiman ni de Yuigahama. Más consciente de la naturaleza de sus relaciones, Hikki continúa sin poder darle la espalda a Yukinon, dejando atrás a una herida Yuigahama.

©渡 航、小学館/やはりこの製作委員会はまちがっている。完

Un camino cuesta arriba

Antes de ponernos a pensar en los problemas que han salido a flote en este capítulo, creo que es necesario dar un paso hacia atrás y ver en donde estamos parados.

Lo primero que necesitamos recordar es que Yukinon está en medio de una búsqueda personal, ha comenzado su propio camino hacia su independencia. La petición que abrió el telón de esta temporada fue hecha por ella, en la que rezaba porque no la ayudaran y simplemente observaran sus esfuerzos hasta el final. Y siguiendo esa línea, la vimos enfrentado a Haruno en una charla sobre el futuro, uno que ninguna parece ver como prospero pero no por eso es infructífero. Sobre la misma línea, la de hacer las cosas por ella misma sin depender de otros, nuevamente la acompañamos en su decisión de ayudar a Iroha en la organización del Prom. Un evento que es completamente nuevo para lo acostumbrado en otras generaciones, por lo que es un reto digno para poner a prueba sus habilidades.

Lo segundo a tener en cuenta es a la propia Iroha, ajena a los dilemas que enfrenta el trío perteneciente al club de voluntariado, ella ha dado un paso al frente para dejar un registro. Originalmente la idea de organizar el Prom, es de ella, y las razones aunque no las diga en voz alta saltan a relucir. Este evento es su forma de agradecimiento, no ha esta generación que se despide, ella apunta a que el éxito se repita para el siguiente año. No es algo que pueda posponer, después de todo el puesto como presidenta del consejo estudiantil ya no lo tendrá para la siguiente graduación, por eso este es el único momento en que puede actuar, como dije, ella apunta a dejar un registro.

Por sí mismo el Prom no es lo importante, sino aquellos sentimientos que hay detrás son lo que lo hace algo de suma importancia. El esfuerzo que se ha invertido en la organización no es una nimiedad, sumado a ello también está el hecho que la organización ha sido declarada la prueba de Yukinon. En medio de todo esto aparece “el jefe final”, la madre de Yukino aparece con la determinación de ponerle fin a esto. Las razones para no hacer el Prom son vagas, sin embargo el simple hecho de no tener la autorización parental deja al comité organizador en una muy mala posición. Pero así es como funciona, Yukinoshita madre ni siquiera está intentando ver el esfuerzo de su hija, al contrario lo vuelve banal e insulso.

Devolverle la vida a este proyecto requerirá de un gran esfuerzo, desde el principio ya era un proyecto difícil, ahora su dificultad se ha elevado al triple. No necesariamente es porque convencer a los padres sea complicado, es difícil porque Yukino lo ha vuelto personal. Más que a cualquier otro, es a su madre a quien debe convencer y para ello debe dejar de depender de otros. Situación que, aunque venia intentándolo, aun no es capaz de dominar. Las cosas se complican porque mientras que Yukino rompe, o pretende romper, con los patrones de codependencia que tiene con el club de voluntarios, Hachiman más específicamente, pierde de vista que eso no necesariamente rompe con su codependencia. No olviden que Yukinon no es la organizadora líder, ese papel debe ser de Iroha.

©渡 航、小学館/やはりこの製作委員会はまちがっている。完

“¿Saben cómo se define su relación?”

Tal parece que las apariciones de Haruno están hechas para sacudir los cimientos. La relación del trío protagónico ha pasado por momentos, mientras que la primera temporada nos mostró la construcción de su relación, la segunda se encargó de guiarnos hacia el cómo definir dicha relación. Ahora en esta tercera temporada, nos pide encarar la realidad, no la ficción que adoramos construir. Aunque es fácil encasillar a los tres dentro de un triángulo amoroso, lo cierto es que el verdadero núcleo esta en otra dirección. En palabras de Haruno, se trata de una codependencia.

La codependencia es por definición, un conjunto de emociones y actitudes que conducen al individuo que la sufre a involucrarse en los problemas de otra persona a la que se vincula afectivamente, llegando incluso a olvidarse de su propio bienestar en pos del de la otra persona. Puede parecer algo altruista, pero no lo es, en realidad es una forma de llenar carencias y sentirse necesitado. Justo como lo apunto Haruno, Hikigaya disfruta de que dependan de él, pero esa solo es su codependencia de él. Un caso similar lo une a Yui, y así será mientras siga siendo su “héroe”.

El caso de Yukino puede ser el más grave, ella no solo es codependiente también es dependiente. Ella se ha vuelto dependiente de Hachiman, y lo sabe. Así como él disfruta que dependan de él, ella se ha relajado en esa idea. Pero no puede evitarlo, desde el principio ella nunca tuvo en claro donde se dibujaban los límites de la confianza y la dependencia. En este momento está luchando por averiguarlo. Mientras tanto también debe lidiar con su problema de codependencia. Al crecer sin expectativas hacia ella, es normal que sienta la necesidad de buscar esas expectativas en otro lado.

La codependencia de Yukino se muestra en su trabajo duro, con tal de llenar las expectativas de todos es capaz de cargar con todo el trajo ella sola. Lo vimos en el festival cultural y lo podemos ver de nuevo con el Prom. Otra manera de llamar a los codependientes es “habilitadores”, y eso es justo lo que Yukinon hace. Toma toda la carga sobre ella, brindándole al resto la sensación de que eso es como debe ser, que todo está bien de esa manera. Tomar la responsabilidad por otros, es otra forma de codependencia.

El caso de Yuigahama es el menos viciado, pero también el más problemático para ella misma. Su codependencia es su amabilidad, es su actitud de mirar hacia otro lado pretendiendo que todo está bien. Es posible que ella sea la más consiente de la situación entre los tres, sin embargo opta por no hacer nada. Esa fingida ignorancia es la forma en que Yui mantiene el sentimiento de normalidad en el grupo. El darse la vuelta a los problemas es la codependencia de Gahama-san.

Motivos para ayudar

La situación de la codependencia no es algo se vaya a solucionar de un momento a otro, ni siquiera la distancia impuesta por Yukinoshita le dará solución. Pero saben cómo romper con el estigma, metiendo un sentimiento genuino.

Quedo asentado al inicio que Yukinon tiene el deseo de avanzar, dejar su dependencia y volverse alguien independiente. La mejor manera que se le ocurre para esto es poner distancia con Hachiman. Si no está cerca, eventualmente dejara de buscar su ayuda, ya no lo necesitara y de esa forma su relación terminaría limpiamente. Los pensamientos de Yukinon están considerando incluso los sentimientos de Yui.

Consciente de que Yukino desea romper con su dependencia, y con el estigma de llamar a su relación codependiente, Hachiman da un paso hacia atrás. Pero no es suficiente, a la primera señal de cambio Hachiman aun quiere ayudar a Yukino. ¿Por qué a pesar de que todo dicta que se aparte, él aun quiere intervenir? Shizuka es quien se encarga de sacarle esta “verdad”, pero al final todos sabemos que tan solo es una excusa. “Prometí que la salvaría un día”, esa fue la excusa que tomo, aun cuando Yukino invalido ese deseo al inicio. La realidad es que simplemente se preocupa por ella y desea involucrarse con ella, aun si debe buscar excusas. No por su codependencia, simplemente no siente el deseo de acabar con su relación con ella.

©渡 航、小学館/やはりこの製作委員会はまちがっている。完

Lágrimas que no pararán

Nuevamente tenemos un final descorazonador para los team Yui. Si lo piensan bien la escena solo se puede volver más dolorosa cuando recordamos que tan solo unos minutos antes, ella disfrutaba de su cita con Hikki, mientras pensaba en un futuro. Tal parece que el destino de Yuigahama para esta tercera temporada es el de rompernos el corazón lentamente.

Los sentimientos de Yui son cada vez más dolorosos de contemplar, ya no solo se trata de su amor no correspondido, es doloroso ver que no pueden ser transmitidos. Ella continua aferrándose con cada fibra de su ser a una esperanza que cada vez es más inalcanzable. Lo repito, Yui no es tonta ni ingenua, ella sabe que Hachiman valora a Yukinon más que a ella. Incluso es consciente de los sentimientos de ella, incluyendo su sentimiento de renuncia. Pero aun con ello no puede avanzar, no tiene el valor para cambiarlo todo.

Las lágrimas de Yui son tan solo el reflejo de su propia cobardía. Pese a que conoce los sentimientos de los tres, no puede dar el paso decisivo, porque eso rompería con todo. El dolor de Yuigahama es producto de su propia incapacidad para avanzar o retroceder. No puede expresar sus sentimientos, pero al mismo tiempo es incapaz de renunciar a ellos. No solo es su amor por Hikigaya, su amistad con Yukinon también está en medio. Incapaz de hacer nada, simplemente se estanca en el arrepentimiento y lo único que le quedan son las lágrimas. Ella llora porque se siente sobrepasada, no desea ser rescatada pero no puede evitar querer serlo.

Al final el poder de esta escena recae en la perfecta sincronía con la que inicia el ending “Diamond no Jundo ~Yui Ballade~”, que en conjunto con la voz en off del monologo de Yui hace de esta la mejor combinación para llevarnos a las lágrimas. Resulta difícil no empatizar con Yui, al verla soportar su dolor solo acompañada por el llanto.

©渡 航、小学館/やはりこの製作委員会はまちがっている。完

Comentario final

Oregairu 3 capítulo cuatro ha sido un episodio para volarte la cabeza. La entrada de la madre de Yukinon nos hace sentir la presión bajo la que ha estado todo este tiempo, sin duda es “el jefe final”. Aunque hay momentos divertidos dentro del capítulo, en general consigue dejarte con una sensación de desconcierto ante la información proporcionada. Créanme cuando les digo que me vi el capítulo al menos tres veces para conectar todo de forma ordenada. Con todo y eso, aun creo que deje fuera bastante información.

Antes de cerrar con esto dejemos toda la seriedad y tristeza de lado, solo quiero mencionar que ver a Hachiman tan hiperactivo por la máquina de café me agrado. De hecho me hizo preguntarme si realmente sabrá tan bien ese café, ciertamente no soy fan del café en lata, pero me siento intrigada. Casi tan intrigada como me siento sobre la situación de Hiratsuka, las despedidas no son malas pero tampoco son alegres.

©渡 航、小学館/やはりこの製作委員会はまちがっている。完

En fin estas han sido mis impresione de este capítulo: ¿Qué les pareció el episodio a ustedes? ¿Cuál es su opinión de la codependencia del trío protagónico? ¿Cuántos lloraron junto con Yui? ¿Cómo creen que se puede avanzar una relación bajo el prejuicio de la codependencia?

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
AnimeOnegai Store
Déjanos un comentario.