Reseña | My Next Life as a Villainess – Capítulo 11

Jihye 16/06/2020

[bloques texto=’¡Advertencia! Esta reseña sobre Otome Game no Hametsu Flag shika Nai Akuyaku Reijou ni Tensei shiteshimatta… capítulo once contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.’]

© 山口悟・一迅社/はめふら製作委員会

Episodio 11: Llegó el punto de inflexión… (Segunda parte)

Hamehura capítulo once inicia con el típico día a día de Katarina antes de rencarnar en Fortune Love. Pese a los pequeños “flashback” ella no recuerda su vida dentro del juego. Mientras tanto, todo el harem lamenta la situación de Katarina que lleva dos días inconsciente. Cada miembro del harem reflexiona en su relación con Katarina. Sophia consigue escuchar la voz de Acchan, lo que le inyecta una renovada determinación de ayudar a su amiga. Todos se reúnen para hacerla volver, Acchan le revela la verdad a Katarina y la ayuda a regresar a su mundo. Recuperada y con la nueva información obtenida, Katarina y el resto parten para rescatar a Maria y enfrentar a Sirius.

© 山口悟・一迅社/はめふら製作委員会

Lo que ella significa

Nada mejor que una pérdida repentina para volverse consciente de los sentimientos que albergamos. La repentina situación de ver a Katarina postrada en una cama, con posibilidades de nunca despertar, ha hecho que cada miembro de su harem reflexione en lo que ella les ha dado y lo que significa su existencia para cada uno de ellos. Aunque en esencia todos albergan amor por ella, cada uno lo desarrollo en base a diferentes razones. El amor de cada uno nació y creció alimentado de diferentes sentimientos pero con una misma esencia.

La manera en que Katarina se ganó su harem fue al ayudarlos a superar lo que más pesaba en el corazón de cada uno. Para Geordo eso sería su sentimiento de indiferencia y apatía a todo lo que le rodea. Conocer a Katarina fue toda una revolución en su día a día. Su expresividad y espontaneidad despertaron en él sentimientos que creyó no poseía, lo que le brindo una nueva visión del mundo. En cuanto a Keith, él se liberó de su soledad a través de la calidez y el consuelo que su hermana le brindo. El príncipe Alan se enemisto con ella al inicio pero eso solo sirvió para apreciarla más, después de todo era la única que lo enfrentaría de frente.

Después tenemos a Nicol, él se había rendido a ser comprendido por otros, sin embargo alguien pudo ver a través de esos sentimientos y los reconoció. Katarina fue la única que noto aquello que había en su corazón. Mary no tenía una buena imagen propia, carecía de confianza y fue Katarina quien se la devolvió, le dio un sitio al que pertenecer. Después esta Sophia, ella creció atormentada por su apariencia y eso la llevo a recluirse. Pero como un viento fresco, Katarina la llevo fuera, alimento su confianza en su apariencia y la acepto con todo su ser.

Para todo el harem, Katarina es una existencia irremplazable. Poniendo un poco de lado los sentimientos románticos, aquello que Katarina les dio a todos fue: un sitio al que pertenecer, confianza y calidez. Que la torpe Bakarina sea tan amada no es algo gratuito. Ella genuinamente se ganó el afecto de todos a través de acciones simples pero muy significativas. Aceptó la fuerza y debilidad de todos y opto por estar a su lado, esa simple acción salvo el corazón de cada uno. Por esta razón, ninguno puede abandonarla, porque ella es la razón por la que han podido avanzar en primer lugar.

“Gracias y adiós”

Si bien el episodio ha sido muy emotivo simplemente al rectificar los sentimientos del harem por Bakarina, la parte más emocional se la lleva Acchan. Después de revelar explícitamente que Sophia es una reencarnación de Acchan, esta le pide ir a lado de Katarina para traerla de vuelta. Aunque es algo triste, Acchan es plenamente consciente que no puede volver las cosas a lo que eran. Su gran amiga ahora pertenece a un sitio diferente, y aunque técnicamente ella también, las cosas no volverán a lo que fueron antes.

En su vida anterior ambas fueron muy unidas, los sentimientos entre ambas son fuertes, y la separación fue tan repentina que no se le permitió dar un cierre apropiado a ninguna. Pero esta suerte de sueño en el que ha caído Katarina, les permite tener ese último adiós que no pudieron compartir en su vida anterior. Para poder seguir adelante sin arrepentimientos es necesario un cierre, y créanme que este ha sido uno muy bello.

La muerte no siempre avisa, perder a alguien de forma repentina puede dejar mucho arrepentimiento acumulado, por lo que no dijimos y no hicimos. Para Acchan, la perdida de Katarina fue dolorosa, no tuvo oportunidad de decir adiós e incluso lo último que intercambiaron fue algo trivial. Afortunadamente ella no se ahogó en el arrepentimiento sino que se llenó de anhelo. Tan grande, tan profundo y tan puro fue su anhelo que se acabó cumpliendo, nuevamente se encontró con su querida amiga y esta vez no la dejara ir tan fácilmente.

Aunque Acchan se rencontró con su amiga en este nuevo mundo como Sophia, eso no significa que no necesitara un cierre como Acchan. A diferencia de Katarina, Sophia no comparte conciencia con Acchan, ella no tiene recuerdos de una vida anterior. Quizás es por ello que la despedida debía venir en la forma real de Acchan. Porque son palabras y sentimientos que solo le corresponden a ella. Aun con la certeza de que podrá tener un futuro de momentos con Katarina, también está la realidad de que estos ya no le pertenecerán como Acchan, sino que pertenecerán a Sophia. El cierre fue necesario, y las palabras fueron las ideales, un gracias por todo lo que hizo por ella y lo que compartieron y un adiós porque su tiempo juntas ha llegado a su fin.

Comentario final

Hamehura capítulo once ha sido un capitulo bastante emocional. Como dije antes, el poder corroborar los sentimientos del harem por Katarina es algo muy grato, porque de esa forma podemos quitarle cualquier etiqueta de “protagonista forzada”. Los sentimientos de todos no nacen de algo vacío como el que ella sea la protagonista, están justificados y tienen una profundidad real. Pasa lo mismo con el cierre que le dieron a Acchan. Es algo muy olvidado en los Isekai, después de pasar a otro mundo por lo general tienden a olvidar todo sobre lo que dejaron atrás. Me complace ver que no fue así aquí, que se dieron su tiempo para ver hacia atrás y ofrecer un cierre a las emociones que quedaron atrás tras la partida del personaje principal.

Antes de cerrar esta reseña, solo puedo decir que aunque realmente ame ver los sentimientos de todos expuesto, me sentí un poco defraudada por la escena de Alan. Si bien en verdad que ha admitido su propia estupidez al no ser consciente de sus sentimientos, se queda muy corta en comparación a lo descrito en la novela y lo ilustrado en el manga. Me hubiese gustado que fuera más fiel, ya que esta escena es el gran momento de catarsis para Alan, y así como la pusieron en el anime pasa sin pena ni gloria.

© 山口悟・一迅社/はめふら製作委員会

En fin por esta ocasión vamos cerrando esta reseña aquí, díganme: ¿Qué les ha parecido este episodio? ¿Les gusto la reafirmación de sentimientos? ¿Cuál es su opinión del cierre que le dieron a Acchan? Se acerca el enfrentamiento con Sirius, al igual que el final del anime ¿Qué esperan para el gran final? yo espero que anuncien otra temporada.

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.