Reseña | Horimiya – Capítulo Final

Jihye 07/04/2021

¡Advertencia! Esta reseña sobre Horimiya capítulo final contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

©HERO・萩原ダイスケ/SQUARE ENIX・「ホリミヤ」製作委員会

Page 13. Te regalaría el cielo

Horimiya capítulo final da inicio con el recordatorio de que la graduación está cerca y deben terminar de llevarse sus cosas a casa. Ante la premisa de una próxima separación, Remi se pone algo emocional pero la idea de hacer un viaje con todos recupera el ambiente. Por su parte, Miyamura no puede dejar de pensar en cómo una pequeña coincidencia lo ha traído hasta donde está, reflexiona en lo que pudo ser si eso no hubiese ocurrido. Finalmente el día de la graduación llega y a su manera todos consiguen dar su despedida. Para Miyamura todo ha sido una experiencia y reconoce que a quien más le debe todos sus cambios y felicidad es a Hori. Con una serie de fotos damos por concluida esta maravillosa historia.

El fin de una etapa

Era algo obvio que el final de este anime nos invitaría a reflexionar sobre el final de una etapa. En este caso hablamos de la graduación del instituto, es un punto de inflexión en la vida de todos. Es a partir de este momento en que cada uno comenzara a seguir su propio camino hacia lo que desean hacer en el futuro. Es algo emotivo porque la historia nos hace pensar en ello no con ansiedad por el porvenir sino con nostalgia por lo que estamos dejando atrás. La adolescencia es una etapa delicada en la vida de cualquiera, muchas de las relaciones que forjamos en ese tiempo se vuelven de gran importancia. Ya que es un periodo complicado, los sentimientos son bastante incontrolables, todo se vuelve más dramático de lo que podría ser, y al mismo tiempo podemos encontrar las soluciones más simples.

La vida está llena de encuentros y despedidas, pero el vínculo que formamos en medio de ello es lo que le da sentido. Conservar una amistad puede ser algo muy sencillo y al mismo tiempo bastante complicado. Pero lo que es un hecho es que donde hay un corazón sincero y dispuesto siempre habrá un camino. Es verdad que el fin de una etapa significa un cambio, pero eso no quiere decir que sea algo malo. Inesperadamente podrían descubrir que el cambio no es tan grande como se imaginaron, y aun si lo fuera, mientras lo que no cambie sea el sentimiento podrán salir adelante con todo.

Un final también implica un cierre, es una oportunidad ideal para dejar atrás aquello que no necesitamos seguir cargando. Avanzar hacia tu futuro requiere conciliarte con tu pasado. Debo decir que admiro enormemente la madures de Sakura quien es la que encarna esta lección. Ella no ve con pena y vergüenza su enamoramiento por Tooru, al contrario lo toma como un impulso y una fuente de dicha, es una chica ejemplar.

Lo que me has dado

La reflexión final se deja en manos de Miyamura, él es quien más necesitaba reconciliarse con su pasado y así lo hizo. Aunque claro, él necesito de un impulso para llegar hasta donde está. Para Miyamura la mayor suerte fue el conocer a Hori, pues fue gracias a ella que él pudo transformarse. Esto es muy significativo pues su trasformación se dio en relación a su crecimiento emocional, llegando al punto en que pudo encarar el pasado que quería olvidar. Izumi realmente floreció desde adentro, descubrió sus propias emocione y sentimientos, logrando expresar sus anhelos.

La parte final del episodio es toda una prosa de agradecimiento, y es sencillo relacionarnos. Quizás no todos tenemos una pareja pero hemos tenido o tenemos una persona con la que estamos extremadamente agradecidos por lo que nos han dado o ayudado. Sentimos en nuestro corazón una abrumadora necesidad de devolver un poco de todo lo que hemos recibido pero sabemos que eso posiblemente no será suficiente. La gratitud y el amor son sentimientos curiosos, pues da la impresión que entre más los sentimos más complicado es transformarlo en acciones. Aunque igual de curioso puede resultar darnos cuenta que incluso en las pequeñas acciones podemos expresar todo eso que queremos. Miyamura le daría el cielo a Hori si pudiera, pero él sabe que ella sería más feliz con un pastel de crema y ese futuro juntos que se han prometido.

La demostración del “y sí…” fue el mejor condimento para llevarnos a esa conclusión final. Resulta maravillosa la manera en que retratan el poder de las coincidencias y la forma tan misteriosa de eso llamado destino. Todo esto sin obviar lo inevitable, aun cuando todo lo que sucedió parece obra de un destino impregnado de coincidencias increíbles, la realidad es que aun sin ello habrían llegada donde están. Es posible que tomara más tiempo y desvíos pero sus caminos al final se habrían encontrado.

¿Qué nos dejó Horimiya al final?

Hemos llegado al final de este viaje, después de trece maravillosas semanas damos por concluida esta historia. Este anime sin duda se quedara en la memoria de muchos de nosotros, pues entre muchas cosas nos dejó con una hermosa imagen de una pareja muy bien equilibrada. Yo sé que muchos criticaron a esta historia por ciertos aspectos, pero me atrevo a decir que son críticas bastante superficiales. Al final del día es claro que Horimiya cumple su propósito que fue entretenernos y enamorarnos. Claro que hubo cosas que pudieron ser mejores, pero en general este ha sido un trabajo de adaptación muy bien logrado. Porque eso fue, una ADAPTACIÓN, es perfectamente normal que no se pusiera punto por punto todo lo que el manga contiene.

Entre lo bueno que destaco esta la animación, estoy especialmente enamorada del trabajo puesto en los colores. A pesar de los muchos saltos, no creo que el guion haya sido malo. Finalmente consiguió englobar los principales conflictos y matices de la historia. Los personajes son sumamente entrañables, es muy fácil empatizar con ellos y eso habla muy bien de la producción. Tanto el opening como el ending son joyas auditivas y visuales, y mi más grande alabanza es por el opening, que se trasformó junto con la historia dando un matiz más cercano.  

También hubo cosas que no pueden ser catalogadas como buenas, la principal es la selección de ciertas escenas. Creo que muchos notamos que así como hubo escenas fundamentales, había otras que quizás nos pudimos haber ahorrado. El problema con esto es que eso nos llevó a generar ciertos vacíos, tuvimos momentos en que fue difícil comprender las elecciones o reacciones de ciertos personajes. Eso nos llevó a uno de los mayores desaciertos de este anime, el desperdicio de personajes. Eran tantos que fue imposible profundizar en cada uno como se merecían. Esto es bastante lamentable sobretodo en el caso de Hori, que aun siendo la protagonista, sus dilemas y su propio crecimiento fue dejado completamente de lado.

Horimiya se despide dejándonos grandes momentos, valiosas enseñanzas y personajes muy entrañables. Fue una adaptación bastante decente pero con más capítulos pudo ser mucho mejor. El tema del amor propio en relación al amor que recibes de otros fue el principal eje y lo supieron aprovechar desde el inicio hasta el final, eso fue quizás el mayor atractivo de esta historia. Hori y Miyamura son una pareja muy completa, que demostró un increíble desarrollo y consiguió enamorarnos y hacernos suspirar, y eso para mí los hace una de las mejores parejas del mundo del anime.

Comentario final

Horimiya capítulo final ha sido un episodio emotivo en lo nostálgico. Lo mejor del capítulo fue la sinceridad con la que se aborda la conciliación del pasado y el presente de Miyamura con mucha esperanza por el futuro. El amor y el agradecimiento que demuestra por Hori nos fue perfectamente transmitido. En general este ha sido un episodio con un cierre, aunque abierto, bastante conclusivo para lo que nos competía. Como a muchos, me habría encantado ver una boda, quizás hijos, pero considerando todo, creo que fue el cierre ideal para esta historia, con ese sabor dulce de anticipación por un futuro brillante.

Ya para concluir solo me resta darle una nota final, la cual es completamente subjetiva. Para mi este anime se ganó un 87/100, como dije arriba es una adaptación decente pero no termina de ser genial. De hecho aun sin conocer el manga creo que el anime deja bastantes huecos difíciles de llenar, desperdicio a sus personajes y se olvidó de su protagonista. Claro que recomendaría este anime a alguien que busque una comedia romántica, aunque posiblemente no como primera opción. Y ya siendo extremadamente subjetiva, si tan solo hubieran animado a Sengoku rezando por un resfriado que le vuele el brazo derecho, entones le habría dado más nota solo por esa escena.

©HERO・萩原ダイスケ/SQUARE ENIX・「ホリミヤ」製作委員会

Hasta aquí la reseña, les dejo las preguntas de costumbre: ¿Qué les ha parecido este capítulo? ¿Les gusto este final o esperaban algo diferente? ¿Ustedes qué nota final le pondrían a este anime? ¿Cuándo concluyes una etapa lo más correcto es superarla o buscar una conciliación que te ayude a sobreponerte a tu futuro?

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.