Reseña | Horimiya – Capítulo 12

Jihye 30/03/2021

¡Advertencia! Esta reseña sobre Horimiya capítulo doce contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

©HERO・萩原ダイスケ/SQUARE ENIX・「ホリミヤ」製作委員会

Page 12. Hasta ahora, y para siempre

Horimiya capítulo doce da inicio con Yoshikawa revelando que Tooru no era tan plebeyo como creía. Por su parte Kyoko se pregunta si Miyamura pasará Navidad con ella y su familia, pero por el trabajo no será posible. Por su parte Tooru se replantea como ven todos su relación con Yuki, al final concluye que por ahora están bien como están. El día de Navidad es complicado para Sengoku quien no desea ir a casa de Remi pues le dan miedo lo insectos que tiene. Todos los demás pasan la fecha a su manera. Miyamura puede ir  casa de los Hori un rato pero no puede quedarse mucho. Kyoko acompaña parte del camino de regreso a Izumi y le pide que sigan juntos aun después de la graduación, Miyamura le propone matrimonio como respuesta. Al final ambos visitan el templo por año nuevo y nuevamente hablan de su futuro juntos.  

Por ahora está bien

Tal parece que debemos mantener el dedo en el renglón en cuanto a la comodidad que necesitamos dentro de las relaciones. Aun cuando parece que hay algunas reglas tacitas acerca de cómo debemos avanzar dentro de nuestras relaciones personales, ninguna de estas son obligatorias. Después de todo cada relación es diferente, es normal que avancen a su propio ritmo. Hablando en concreto de la relación de Yuki y Tooru, sabemos que ambos siguen sin confesar directamente su amor. Pero sin importar esto, entre los dos hay un fuerte vínculo de aprecio, confianza y cariño, aunque esto puede parecer amistad, ellos y todos a su alrededor saben que es algo más. Si debieran atenerse a aquellas reglas no escritas de las relaciones, ambos ya deberían dar el siguiente paso y formalizar su relación. El problema viene cuando ambos descubren que no es algo necesario para ellos.

Aquí entra en acción un elemento que tratamos la reseña anterior, la comodidad que sentimos al relacionarnos y la cercanía que eso nos supone. Al interactuar con otros estamos expuestos, y depende de nosotros determinar hasta qué punto eso nos funciona. Mientras que hay personas que se sienten cómodos y satisfechos al etiquetar sus relaciones, hay quienes no necesitan de ello, pues mientras funcione no necesitan más. Eso sí, hay que decir que esto es algo provisional, pues el tiempo hace que el egoísmo aumente y la necesidad de pertenencia nazca o crezca. Así que, por ahora Tooru y Yuki pueden seguir siendo más que amigos y menos que novios, está bien y les funciona, sin embargo llegara el día en que ya no será suficiente y deberán replantearse su situación. Pero hasta que ese día llegué ambos pueden hacer que funcione y seguramente su relación evolucionara naturalmente.

Lo mejor respecto a este episodio es que, la dirección consigue que el guion nos deje muy en claro una cosa: es tu elección la forma en que quieras avanza tu relación. Al final depende de uno mismo encontrar la mejor manera para estar satisfecho y nada bueno sale jamás de compararse con otros o dejarse llevar por las opiniones de terceros. Una relación es solo de dos, y mientras ambos estén de acuerdo y satisfechos con lo que se dan, no debería haber más que decir.  

El futuro que construimos

Dando un giro total, tenemos a Hori y Miyamura, la pareja que continua avanzando y fortaleciendo su vínculo sin temor al expresarse. Ambos han demostrado que el estima por el otro superará cualquier barrera. Y es que cada uno se ha redescubierto en el otro. Es por ello que no es extraño que su relación se trasforme con cada etapa nueva que enfrentan. Ahora que están a unos pasos de graduarse, es evidente que las cosas van a cambiar, el futuro pronto los alcanzará. Pero esto no es una barrera, pues ambos tienen muy claro lo que quieren, y eso es permanecer juntos. Ya no serán unos estudiantes de instituto, su relación debe cambiar para alcanzar esa transformación, y aunque quizás fue un poco exagerado, el matrimonio no es del todo la respuesta equivocada. Pues al final lo que desean es una unión eterna.

Depende de cada quien el esforzarse por alcanza el futuro que  anhelan. Es claro que si el futuro que vemos adelante es uno al lado de alguien más, el esfuerzo no será solo de uno. Pero sin esfuerzo no habrá recompensa. Podemos poner a Shindou en este punto, pues aun sin profundizar demasiado en él y Chika sabemos que ambos están lidiando con la separación, ya que él debe permanecer otro año en el instituto. Esta es una situación lamentable pues pone a prueba su relación, sin embargo no deja de ser cierto que donde hay voluntad hay camino. Claramente Shindou debe esforzarse para pasar el próximo año, pero Chika también deberá poner un esfuerzo en mantener su voluntad y esperarle ese año extra. Para cada pareja siempre es distinto el esfuerzo y los obstáculos que enfrentaran, pero cada una la hace pensando en el futuro ante ellos.

Comentario final

Horimiya capítulo doce ha sido un episodio maravilloso, muy encantador y diría que bastante lleno de romance. No cabe duda que este capítulo era uno que muchos queríamos ver animado, evidentemente la razón es la propuesta de Izumi. En general el episodio se llevó muy bien, claro que hubo saltos entre escenas pero esta vez bastante mejor cuidadas. La animación no dejo quejas, los colores y el juego de luces empleados para la propuesta fueron lo mejor del capítulo. No cabe duda que este episodio pasara como uno de los mejores de este anime, quizás el mejor en mi opinión.

Antes de cerrar con esto tengo que decir que me encanto el toque cómico en medio de todo este devenir romántico. Obvio este papel cómico se lo dejaron a Sengoku, su miedo a los insectos casi le gana un nuevo cabezazo por parte de Miyamura. Fue un detalle muy tragicómico que al final fuera Sakura la que tuvo que terminar de convencer a Sengoku para ir a casa de Remi. Como extra, fue bonito, aunque un tanto innecesario, que pusieran la escena de Yanagi y la hermana de Yuki, quitaron tantas cosas y dejaron eso, son bien chistosos.

©HERO・萩原ダイスケ/SQUARE ENIX・「ホリミヤ」製作委員会

Hasta aquí la reseña, les dejo las preguntas de costumbre: ¿Qué les ha parecido este capítulo? ¿Ya se terminaron de enamorar de Miyamura? ¿Creen que toda relación deba ser definida inmediatamente o está bien esperar? ¿Cuál es su opinión de la propuesta de Izumi?

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.