Reseña | Dr. Stone – Capítulo 20

AngelaMadredegatos 16/11/2019

[bloques texto=’Esta reseña sobre Dr. Stone contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.’]

Stone

Capítulo 20: “La era de la energía”

Esta semana en Dr. Stone, Senku y Tsukasa llegan a la idéntica conclusión de que la batalla final será en primavera. Entre tanto, ambos se prepararán para la guerra. Tsukasa aumentará el número de sus seguidores; Senku, por otro lado, trabajará en la aldea Ishigami para crear una ventaja tecnológica fundamental: la comunicación.

El primer paso para crear un teléfono es hacer el cableado con hilos de oro. Para ello, nuestro científico decide poner a prueba el aparato que usarán y hace hilo de algodón de azúcar con los restos carbonizados del vino que había en la aldea. Enseguida, detectan un error en los giros y Senku crea un engranaje de tuercas. Esta solución da una idea a Chrome y la lleva en secreto con Kaseki. Tras varios días, le presentan al pueblo una rueda de agua que sorprende hasta al mismo Senku. Gracias a su labor, nuestro protagonista va un paso más allá y la usa con el generador eléctrico para lograr electricidad mediante la energía hidraúlica.

Análisis: nuevo ciclo de ciencia

Dr. Stone regresa a la ciencia una vez más. En la historia, ya podemos observar una dinámica narrativa que va del avance tecnológico a las guerras por el poder y las aventuras. Ciencia, acción, ciencia y acción en ciclos. Es una estructura lógica, pero no inalterable. Ello evita que todo sea necesariamente predecible.

Por otro lado, hemos llegado ya al capítulo 20 y me pregunto, en cuatro capítulos más, ¿cómo van a cerrar el arco?. En el manga, son muchos los sucesos hasta el final de esta guerra, ¿lo van a dejar a medias?, ¿podrán concluirlo satisfactoriamente?. Senku tiene un nuevo objetivo con una serie de pasos y un fin, al igual que lo tenía con el medicamento de Ruri y el poder de la aldea. Espero y deseo que no apuesten por reducir la trama, es muy interesante y entretenida la construcción del teléfono y otras sorpresas.

Azúcar y oro

Aunque son muchos los temas interesantes de este episodio de Dr. Stone, la mayor parte de ellos ya han sido analizados porque ya se han dado en la narración cíclica. Por ejemplo, uno de los temas centrales del capítulo, hacer de algodón de azúcar y el cableado de oro, es una repetición exacta de las reflexiones que sugirió el capítulo del ramen. Azúcar y oro sustituyen a ramen y antibiótico. El fondo, es una insistencia de los valores que mueven la serie. A saber:

  • El liderazgo innato de Senku. Senku alimenta la felicidad y el placer junto a las mejoras tecnológicas básicas. El mensaje es que la ciencia lo es todo, y la conexión entre ramen y antibiótico o algodón de azúcar y un teléfono es sorprendentemente estrecha.
  • El valor de la mano de obra y la especialización del trabajo. Todos aportamos, la civilización avanza en sociedad.
  • Un enemigo externo aparece, y lo tentamos con el sabor de los viejos valores de su mundo anterior al apocalipsis. No obstante, si Asagiri Gen cayó con un ramen y un refresco, se advierte que Homura no se pasará a su bando. El acto de Senku también es genuina bondad, como nos explica Ruri.
  • Un avance en la generación de energía eléctrica. Senku generó electricidad en el ciclo anterior y ahora logra una fuente que la genere de forma estable: energía hidraúlica.

De la mano de obra a la generación de energía “infinita”

Otra vez, Dr. Stone nos cuenta con metáforas concentradas una parte fundamental de la historia del ser humano. En este caso, nos hace reflexionar sobre el salto que supuso la generación de energía estable respecto al trabajo humano. La aceleración que vendrá a partir de esto es evidente. Mientras, el capítulo nos ha ofrecido en imágenes simples una idea de lo que eran las primeras sociedades humanas y cómo habían de turnarse y compartir el trabajo. En el esfuerzo grupal que dedican a la fabricación del cableado de oro se ve perfectamente. El antiguo jefe, además, advierte enseguida que tienen que realizar labores de supervivencia para el invierno.

Ciencia eterna: el error de Tsukasa

Chrome y Kaseki han demostrado -otra vez- que la ciencia no puede morir, es intrínseca al ser humano y su capacidad racional. A partir de una idea de nuestro científico, ambos han demostrado capacidad e independencia, autonomía. La historia nos dice que no necesitamos a Senku para que haya ciencia, que los seres humanos van conectando ideas como fichas de dominó y llegan una y otra vez a las mismas conclusiones. Así, redescubren sin saberlo la rueda de agua, que a su vez, tiene que evolucionar rápidamente.

Senku exprime su uso y crea un generador de electricidad con el movimiento incesante del agua. Volvemos a repetir los temas, pero también añadimos valor individual a otros personajes. Centrar todo el valor de una historia como Dr. Stone en el protagonista tiene el peligro de aumentar los estereotipos del gran héroe salvador.

Ensayo y error: el regreso de la “cocina de Senku”

En este nuevo proyecto, Dr. Stone propone una mayor dificultad. En la aldea Ishigami, entre el escepticismo y el entusiasmo, todos siguen las instrucciones del nuevo líder. A mayor escala en cuanto a personal y recursos, el objetivo es más ambicioso si cabe.

En estos episodios, el valor no reside en la acción, sino en los procesos para alcanzar la construcción, en este caso, del teléfono. El placer ameno consiste en disfrutar y reflexionar sobre cómo algo tan habitual en nuestras vidas como el algodón de azúcar o el teléfono tienen una construcción real y no parten de la nada. También disfrutamos con el origen, conociendo las materias primas de la naturaleza de las que producimos nuestra ciencia.

No obstante, un tema que ya ha aparecido en más de una ocasión, brilla en este episodio: ensayo y error. La ciencia de Dr. Stone no es una magia genuina de una mente brillante, es un trabajo que requiere esfuerzo, ensayo y error, y aprender de ello. Senku no está exento, no es un ser perfecto. En analogía, se nos dice que la ciencia humana se desarrolló así, con ensayo y error y mucho esfuerzo.

A modo de conclusión

En este capítulo de Dr. Stone, volvemos al ciclo de la ciencia. Hemos de entender el valor de estos episodios en el placer y la reflexión que nos produce observar a escala reducida una metáfora de cómo el ser humano desarrolló la civilización y la ciencia en su historia.

Otros temas de interés se repiten y se afianzan con el algodón de azúcar y el hilo de oro, como ya lo hicieron el ramen y el antibiótico. Por último, y a cuatro capítulos para concluir la temporada, nos preguntamos en qué estadio dejará la adaptación al manga. Parece demasiado suponer que lograrán llegar al final del arco, ¿o sí?

AngelaMadredegatos

De día soy profe de lengua, la noche y los findes me convierto en cazadora de aliens y friki consumada. De la generación Digimon.

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.