Reseña | Vinland Saga – Capítulo 12

avatar Alpha01/10/2019 1

lightbulb_outline Esta reseña sobre Vinland Saga contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

#12 La tierra del otro lado

Askeladd pide a un barquero llevar una carta al otro lado del río, y entregarla de parte “el hijo de Lydia”. Oído reporta que los hombres de Thorkell se acercan, e inmediatamente después divisan a dos exploradores en una colina. Ante la impaciencia de Ragnar, Askeladd responde que ya ha pedido refuerzos.

Durante la madrugada, y luego de la marcha, Björn se acerca a Askeladd a expresarle que los hombres están inquietos y que él está actuando extraño desde que vió la cara del príncipe. La respuesta de Askeladd es enigmática y el líder abandona la conversación para reanudar el viaje. Tras una larga marcha, llegan al punto de encuentro donde esperan dos hombres, uno de ellos reconocido por Askeladd.

Thorkell es informado de que la banda de Askeladd escapó al otro lado del río, y le explica a sus hombres que aquella tierra es Gales. Al oeste de Inglaterra y separada en varios reinos. Los refuerzos de Askeladd son de Morgannwg.

Askeladd le informa a Ragnar que irán por tierra hasta Gainsborough, y ante la preocupación de este, asigna a Thorfinn como guardaespaldas de Canute. Tras presentar a Graciano, el general de Morgannwg, este revela su objetivo: ayudar a Canute para obtener un pacto de no agresión por parte de Inglaterra. 

La marcha continúa con los hombres charlando con el sacerdote hasta llegar al límite con Brycheiniog, mientras Askeladd y Graciano hablan sobre el linaje de Canute. Al encontrarse con los mensajeros de Brycheiniog, Askeladd se da cuenta de que es una trampa.      

Marchando al otro lado del río

El capítulo estuvo en su mayoría compuesto de escenas de marcha lo que tiene sentido, pues si no ubicamos en un mapa de Inglaterra, Londres está a unos 300 kilómetros del río Severn que la banda de Askeladd cruzó para llegar a Gales.

Este capítulo adapta los números 23, 24 y el inicio del 25 del manga, centrándose cada vez más en la enigmática figura de Askeladd, quien en capítulos previos se había presentado como hijo de Olaf y esta vez lo hace como hijo de Lydia, para ser reconocido por el general del reino de Morgannwg. Esto no es una simple coincidencia ya que los capítulos venideros se centrarán en el pasado del mercenario, pero dejemos eso de lado un momento para hablar de las cosas que vuelan entre las conversaciones que se dan durante la marcha.

El primer punto implica los planes a futuro que Askeladd pueda tener para Canute, algo que Björn señala al hablar de su extraño comportamiento, y ligado a su conversación con Graciano sobre que los hombres dóciles son mejores. También es interesante señalar que la figura de Thorfinn aparece varias veces como contraste a la imagen femenina de Canute.

En segundo lugar, la conversación entre los soldados y el sacerdote. Siguiendo con la idea de enfrentar al cristianismo con el paganismo, aparece el contraste entre lo carnal y lo espiritual, Por un lado, los vikingos y su deseo de riquezas y mujeres, por el otro, el sacerdote diciendo que esas cosas son inútiles sin el ideal del amor, algo que recibe burlas por un lado, pero que atrae la atención de otros. Cabe señalar que en el manga, los vikingos desconocen completamente el significado del amor lo que le da aún mayor relevancia a la conversación.

Por último, las mitologías mezclándose nuevamente, chocando según pasan los lugares y la gente. Hasta ahora teníamos al cristianismo y al paganismo, pero en este capítulo aparece una figura de carácter más literario que religioso, pero que indiscutidamente forma parte del folklore europeo: Lucius Artorius Castus, Artorio en el anime y uno de los nombres del legendario rey Arturo, (los que vieron Fate lo entenderán). Pero, ¿a qué viene la mención de Arturo en la conversación? Porque el mito lo señala como el ideal de lo que debe ser un rey y según el contexto de la charla, es una base de comparación con Canute así como también un símbolo de resistencia a las conquistas exteriores para Graciano.

Opinión final

De forma rápida, un viaje llega a su fín y otro mucho más peligroso empieza, en pleno territorio enemigo, pero con un Askeladd que parece haber decidido algo y que no dudará en arriesgar todo para conseguirlo.

A paso lento se van dando desarrollos en la historia y en la construcción de los personajes, esta vez, dejando a Thorfinn en segundo plano y centrándose en Askeladd que nunca deja de ser un personaje interesante por su forma de pensar astuta y el misterio de su pasado, esta vez, demostrando tener conexiones con Gales, las cuales usó para poder escapar finalmente de Thorkell, aunque sea algo momentáneo.

El capítulo fue interesante gracias a sus desarrollos, y aunque hubo varias escenas de marcha nunca llegó a aburrir, incluso nos dejó una pieza de OST genial basada en música medieval europea, y lo que es mejor, este capítulo nos dió el primer diálogo de Kensho Ono como Canute, aunque haya sido una frase irrelevante.

Llegamos a la mitad, (Vinland Saga tendrá 24 capítulos) y la cosa se pone interesante con una batalla por venir, una cara frenética de Thorkell, el rey Sweyn con los jomsvikings y la imagen de un envejecido Leif Erikson que aún parece estar buscando a Thorfinn.

La próxima semana será un momento decisivo para el plan de Askeladd, por lo que les pregunto, ¿cuál piensan que será el plan del mercenario?

avatar

Alpha

Fan de la ciencia ficción y el Slice of life.

Más Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 1

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar
  • Nivel: 1
    San

    Grandioso episodio lo sentir de lo mejor
    concuerdo el episodio fue pura marcha pero no aburrió es mas a mí lo que me preocupaba era que había pasado ya 13 minutos y nada de Thorfinn

    eso si fue de lo mejor la cara de Thorfinn hacia Canute, tiene rasgo femenino pero también tiene la timidez de una niña que personaje mas extraño