Reseña | Yuukoku no Moriarty – Capítulo 1

Jihye 14/10/2020

¡Advertencia! Esta reseña sobre Yuukoku no Moriarty capítulo uno contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

Yuukoku no Moriarty capítulo uno
©竹内良輔・三好 輝/集英社・憂国のモリアーティ製作委員会

#01 El crimen del conde

Yuukoku no Moriarty capítulo uno nos lleva a conocer un terrible crimen que atormenta las calles de Londres. Un grupo de niños han sido hallados sin vida, mientras que la policía a demostrado su ineficiencia, William James Moriarty conecta brillantemente los hilos de la investigación. El culpable no es otro que el Conde Argleton, pero lejos de entregarlo a la policía, William lo ofrece al padre de una de sus víctimas. Con un mal erradicado del mundo, un crimen perfecto ha concluido.

Una lección de contexto

Nada como la emoción del misterio para sazonar una temporada, y aun mejor si este misterio es al estilo Sherlockiano. Yuukoku no Moriarty es una reinterpretación del famoso némesis de Sherlock Holmes, James Moriarty. Según la escritura de Arthur Conan Doyle, Moriarty es el mayor criminal del Londres del siglo XIX, su intelecto es equiparable al del famoso detective Holmes, es por ello que se convirtió en el único capaz de acabar con él. Claro que a los fans de Holmes no les encanto la situación y finalmente el detective revivió, pero es seguro asumir que Moriarty es el único capaz de poner en un aprieto al famoso detective, lo suficiente para recurrir a fingir su propia muerte.

Pero seamos claros, en este punto el único que nos interesa es Moriarty, de Holmes podremos hablar después. Curiosamente el profesor Moriarty es famoso por ser el némesis de Holmes, sin embargo solo aparece en 2 de las historias del escritor británico, más una mención, y tengan en cuenta que Doyle escribió 56 relatos y cuatro novelas de Sherlock Holmes, y solo una cuenta con la célebre presentación de Moriarty: “El problema final”.

Si tuviera que decir que es lo que vuelve a este personaje en alguien tan emblemático diría que es su genio y la figura que lo inspiro. El profesor Moriarty es la mente criminal más importante de la época victoriana, en propias palabras de Holmes es como si él fuera la araña que conoce toda la red que ha construido y nada escapa de su conocimiento. Un genio sin igual, capaz de controlar todo sin revelar su identidad.

En cuanto a la figura que lo inspiro, Moriarty es una ficción que no está lejos de la realidad, Doyle se inspiró en Adam Worth el verdadero “Napoleón del crimen”. Este hombre empezando desde abajo, consiguió formar toda una red criminal y evadió la justicia en distintas ocasiones, sin embargo no era infalible y al final fue apresado y procesado. La gran diferencia entre Moriarty y Adam Worth es el carácter, mientras que Adam puede considerarse un hombre de lealtad, Moriarty era un hombre cruel. El Moriarty de Doyle es un hombre sin escrúpulos, astuto y malicioso, características que pueden llegar a chocar con el Moriarty que veremos en esta adaptación. Sin duda sigue siendo un asesor del crimen, pero el objetivo que persigue podría hacer toda la diferencia.

Deseamos lo que vemos

Con lo anterior dicho, entremos de lleno a esta adaptación, sumerjámonos en esta reinterpretación del célebre némesis del más grande detective del siglo XIX.

En este primer episodio nos topamos con un atroz crimen, un criminal quien apunta sus garras hacia niños continúa eludiendo a las fuerzas policiacas. Sus crímenes se acumulan y la respuesta de las autoridades es pobre. Ante esta terrible situación se hace presente el genio de William James Moriarty, quien con apenas unas pistas obtenidas de un artículo del periódico es capaz de reducir a los sospechosos. La pudrición se encuentra en lo alto, el criminal es un noble y la forma en que se llegó a esa deducción fue la más sencilla, las víctimas tienen todas algo en común, todas están a la vista. Quiero decir, cada uno de los niños que perecieron a manos del criminal, eran jóvenes a quienes veía frecuentemente por los lugares que transitaba.

Es un principio básico que como humanos nos sentiremos atraídos por lo que podemos ver, difícilmente nos encontraremos codiciando por algo más allá de nuestra percepción. Seria sencillo decir que queremos lo que vemos, pero no es algo que sea tan fácilmente aplicable, porque existen las restricciones, tanto las morales como las éticas. Sin eso, todo sería caótico, robar no sería nada del otro mundo, el secuestro y el homicidio, tan solo serían rutas para alcanzar nuestros deseos. Es por ello que los impulsos deben tener restricciones, porque de otra manera todo se colapsaría.

El Conde Argleton se deshizo de esas restricciones, después de todo como noble que es, tiene cosas estúpidas como privilegios que le permiten pasar sobre la ley. Obtener lo que quiere no es ningún problema para él, aun si lo que desea es algo retorcido. Los nobles viven bajo ese sistema de privilegios, ellos creen que pueden tener todo lo que ven y les agrada.

¿Venganza o justicia?

Podríamos creer sinceramente que el Conde es malvado, de hecho lo es, sin embargo nos paramos sobre hielo muy frágil si aceptamos su final. No lo duden ni por un segundo, el Conde Argleton es un monstruo que merecía la muerte, los crímenes que cometió no tienen perdón, pero ¿realmente ese era el mejor final para él? ¿Podemos realmente pensar que sufrió la justicia que merecía?

Es un tema complicado y pone a prueba la moral de cada uno. El Conde es un noble así que es seguro asumir que aunque fuera entregado a la policía, seguramente no hubiera recibido el castigo merecido. Sin embargo, ¿eso justifica el tomar la justicia por mano propia? Al hacerlo de esa manera ya no es justicia, es venganza. No solo murió el hijo de Edén, sin embargo él fue el único en seguir el plan de William. Eso es lo que deja en claro la naturaleza de este caso, no era justicia, solo era la venganza de un padre destruido.

Siendo completamente justos, no hay necesidad de analizar tan a conciencia esto. William NO es un agente de la justicia, él no le ofreció eso a Edén, le ofreció venganza para satisfacer su dolor. William es un consultor criminal, ese título ya nos hace saber que nunca estuvo en su ser el ser un repartidor de justicia. Si incluimos sus ideas revolucionarias en contra de la nobleza, podemos asumir que este joven Moriarty no es ningún santo. A partir de ahora estaremos cuestionando nuestra moral, hacía que lado se inclinara nuestra brújula moral a través de los planes de Moriarty. El derrocamiento de la nobleza no es un asunto meramente patriótico. Con temor a repetirme, William no ofrece justicia y sin embargo aún es muy temprano para inclinaros hacia alguna especulación.

Comentario final

Yuukoku no Moriarty capítulo uno ha sido un episodio con un buen gancho para sumergirnos en esta historia. Lejos de iniciar con una explicación detallada, abrimos el telón in media res. A medida que transita el capítulo vamos descubriendo de qué se trata todo, conocemos los crímenes y quienes están detrás, y por supuesto el lugar que ocupan nuestros protagonistas. En general es un trabajo de guion muy bien logrado, resuelven las dudas en cuanto se presentan pero sin estropearte el pastel. Pero si soy sincera lo que hace de este episodio, y espero de la serie, algo maravilloso es el trabajo de luces y sombras. El ambiente que se retrata y el juego con los colores a través de las escenas realmente hacen que uno se sumerja en el misterio.

Finalmente hablemos del opening, “DYING WISH” de Tasuku Hatanaka, musicalmente hablando es muy pegadizo. Sigue un ritmo que sube en intensidad, respeta el tempo y personalmente me agrada imaginar a Denki cantándolo, es curioso y hermoso. Por otra parte el arte es difícil de no apreciar. Las escenas transitan veloces pero brindando impacto, el peso del negro y el rojo es un contraste exquisito con el simbolismo de emplear lirios blancos en el teatro de sombras. En cuanto al ending, “ALPHA” de STEREO DIVE FOUNDATION, solo la música ya consigue gustarme, es rítmica y totalmente pegajosa. Ansió ver el visual que le acompañara.

En fin, estas han sido mis impresiones del capítulo: ¿Qué les pareció este episodio? ¿Disfrutaron de este inicio? ¿Cuál es su opinión de esta reinterpretación de Moriarty? Por el avance podemos apreciar que conoceremos la infancia de nuestros protagonistas y con ello el origen de su consultoría de crímenes. Será algo digno de apreciar.

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.