Reseña | Wonder Egg Priority – Capítulo 7

NoSoyOtaku 24/02/2021

Esta reseña sobre Wonder Egg Priority contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 7: Después de la escuela a los 14

Es el cumpleaños de Kawai, la cual tiene problemas con su madre por la carencia de padre. Ella la pasa con sus amigas y les pide ayuda para reconocer a su padre de entre cinco fotos, esto conlleva a una discusión entre Kawai y Neiru, la primera se aleja y la segunda confiesa a Momo que no tiene padres. Ohto la pasa con Kawai en conversaciones de dos chicas criadas por madres solteras. Se despiden y Kawai se enfrenta a un monstruo de secta, cuya chica apoya a su pesadilla, volviendo más complicado el combate y haciendo sucumbir a la bella en la trampa de la facilidad, pero gracias a sus amigas y a Menno logra salir victoriosa, aceptando su debilidad y cambiando su actitud con su madre.

Opinión del capítulo

Este capítulo me ha gustado demasiado, no siento que haya sido el mejor, pero particularmente me ha gustado, quizá por la temática que ha tocado. Digo que no es el mejor porque sentí algo forzada la parte final, lo de Mannen, pues solo se nos da una pequeña información cuando Kawai se cortaba, como que no es tan justificable, lo sería si lo vemos como una mascota y lo de proteger a su madre tendría mucho más sentido (mascota protegiendo a su dueño). Y lo otro es que el conflicto pudo desarrollarse mejor con unos tres minutos más en el capítulo. Igualmente Kawai se pone como la personaje más interesante y más desarrollada hasta ahora. Un capítulo efectivo e interesante de analizar.

La amistad lo hace sobrellevadero

La escuela es uno de los lugares en el cual más tiempo pasamos durante unos, más o menos, doce años. Por lo cual tener una vida social, amistades y buenas relaciones es importante para sobrevivir a ese ambiente. Si no tienes a nadie solo te parecerá un lugar más, indigno de ir y solo una imposición tonta de los adultos, es decir: un sinsentido. En cierta forma Ohto pensaba así, la escuela no resolverá sus problemas, así que ¿para qué ir? Es más, era el centro de sus problemas, y aun lo sigue siendo, solo que tomo la resolución de solucionar las cosas, pues en su casa no resolvería nada.

Si bien Ohto no tiene a nadie dentro, afuera tiene a tres chicas en las cuales podrá confiar, sus tres amigas, que aunque de escuelas distintas hacen que su carga sea menos pesada. Es un tópico común en los animes que la amistad surja entre compañeros del mismo centro, lo cual es lo más común. Aquí se da un giro, como dando a entender que no solo se puede confiar en el interior, sino también lo exterior a lo de tu vida habitual. Al final lo importante es el apoyo emocional que brindan, uno que hace avanzar.

El problema de Kawai

Kawai es un personaje muy interesante y me parece que la que más trasfondo puede tener. Se nos revela un problema que tiene, que en gran medida fue la que la hizo así, alguien dura y despreocupada por fuera. Kawai no sabe quién es su padre, su madre no le dijo nada, solo le dio unas cinco fotos de las posibilidades que hay. Aquí se puede decir “en los recuerdos que tiene se pueden ver rasgos para que sepa quién es su padre”, bueno, debemos tener en cuenta que eso es lo que se nos muestra, en la mente de Kawai el recuerdo puede ser más borroso. Definitivamente la ausencia de un padre o madre tendrá mucha influencia en la vida del niño, un problema no resuelto que no perderá importancia si no se resuelve o no se cambia de mentalidad.

Madre e hija

La relación de Kawai y su madre me recuerda mucho a la de Tomoya y su padre en Clannad. Hijos rebeldes, padres bebedores y arruinados por la carencia de su pareja. No tienen buena relación y se deja notar, aunque solo puede ser por parte de Kawai pues piensa que su madre la odia por no haberla dejado ser feliz, su existencia condicionó la vida de su madre. Se puede entender que Kawai odia su madre y a la vez se odia a sí misma por odiarla, por los problemas, por no sentirse querida. Definitivamente es una relación complicada.

Padres e hijos

Ohto también es hija de madre soltera. Dice también odiar a su madre y tener quejas de ella, que no es todo tan bonito como se le mostró a Kawai. Esto puede ser más que nada producto de la mente de Ohto que no puede procesar ciertas cosas o no entiende algunas situaciones. Sin embargo, igual ve a su padre y esto es algo que Kawai envidia, pues no se alejan y sabe quien es, cosa que no pasa en ella, que aunque estén separados ellos siguen siendo sus padres. Pero también tenemos otra cara, la de Neiru, la que creció sin padres y eso le ahorró problemas, pero le dio otros: no encajar. Neiru no ha tenido una guía que la haga ingresar al mundo, no ha tenido a alguien que le diga cómo relacionarse con las personas, pues las primeras interacciones que tenemos es con nuestros padres y a partir de ahí se va constituyendo nuestro mundo. De Momo no sabemos. Definitivamente estos conflictos marcan a las personas.

La esperanza de la secta

Me gustó mucho que usaran la imagen de una secta para el capítulo de hoy, esto debido a que las sectas, al menos las actuales y por las cuales la palabra tiene un sentido peyorativo, captan a personas con problemas y les dan soluciones sencillas a sus problemas, les dan respuestas. “¿Por qué sufro?”, “sencillo, sufres porque no conoces la verdad universal”, cosas así. Las sectas dan respuestas, al igual que las religiones y filosofías, a cosas cotidianas de la vida, pero respuestas sencillas que esperanzan, por lo cual es muy fácil querer ser parte de una. Además de respuestas dan algo primordial: el sentido de comunidad. ¿Por qué Ohto está bien? Porque tiene amigas y halló respuestas. Muy diferente a Kawai, que se sigue sintiendo sola y carece de respuestas a su problema principal, su padre. Las sectas llenan ese vacío. Las palabras son más poderosas de las que creemos.

Somos débiles

Relacionado al tema anterior, el que una persona se adhiera a una secta tiene que ver con la debilidad, sobre todo debilidad de no poder afrontar sus problemas. Kawai estuvo sucumbiendo, siendo el punto de quiebre los cortes de la chica. Kawai se sintió reconocida en ella, han pasado por lo mismo y ella pudo encontrar tranquilidad, “¿por qué yo no?”, imagino que habrá pensado. Además el líder le dice que es más fácil de lo que parece y nuestra debilidad nos hace caer ante respuestas sencillas, que no por ello deben ser verdad. Incluso, aunque sepas que es mentira no importa con tal que de paz. De las cosas más complicadas es afrontar los problemas cara a cara. Pero está bien aceptar que somos débiles porque ahí puede yacer nuestra fortaleza.

Y esa es nuestra fortaleza

Parece paradójico que la debilidad misma sea la fortaleza. No es tan contradictorio si vemos la cultura asiática, el yin y yang, por ejemplo, o lo que menciona Nagarjuna sobre que el nirvana es igual que maya (mundo ilusorio). Nosotros tendemos a polarizar, a pensar que algo es malo y malo se quedará, lo mismo con el bien. Dicho eso, ¿cómo así la debilidad es fortaleza? Porque aceptar que somos débiles nos permitirá pedir ayuda y en el compañerismo bueno podemos salir adelante. Por eso las chicas llamando a Kawai y también por eso Mannen se presenta, porque saben que los débiles pueden apoyarse y ser fuertes, ese es el sentido de la comunidad y de la amistad. ¿Por qué el humano no vive solo? Porque necesita de otros, porque es débil.

Vemos que Kawai tiene un cambio al hablar con su madre, ha madurado en todo caso. Esas palabras “debes proteger a tu madre” la hicieron reaccionar. Como suelo decir: mientras hay vida hay esperanza. Si tenemos errores no es tarde para corregirlos y ser mejores. Gracias por leer.

NoSoyOtaku

De Perú. Ya dos décadas :'v, y un aficionado al anime y a la cultura japonesa, además de un aficionado al estudio de las culturas asiáticas (especialmente China y Japón).

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.