Reseña | Lapis Re:LiGHTs – Capítulo 4

NoSoyOtaku 27/07/2020

Esta reseña sobre Lapis Re:LiGHTs contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 4: Identidad

Tres hermanas de intercambio llegan del largo viaje, solo que traen unos problemas con ella. Tiara, al conocerlas, se vuelve rápidamente de amiga de ellas, tanto así que la mayor, Tsubaki, le pide a sus hermanas Kaede y Nadeshiko que la acompañen a ver diferentes clubs. En el club de jardinería Kaede descubre una roca que quiere encontrar para sus adivinaciones, pero Nadeshiko le dice que no, que es muy peligroso. Kaede enojada va con Tiara, pero Nadeshiko sí va en búsqueda de la roca para ganarse su perdón. Van a buscar a su hermana del medio junto con Tiara y Salsa, logrando salvarla de una caída, esto reconcilia a las hermanas que tienen una maravillosa presentación al final.

Opinión del capítulo

Debo decir que es un título muy apropiado para el capítulo que se nos mostró. Me gustó más el anterior, pero este sí tuvo una canción al final, que me ha encantado en demasía. Las tres hermanas resultan ser un nido de encanto, cada quien con sus personalidades reconocibles muy propias en otros géneros. Tiara es la protagonista, aunque la historia no se centra en ella, solo en partes. Diría que Tiara es más como un hilo que va tejiendo la trama, que va conectando puntos desconectados. No parece que haya algún personaje que sobresalga, porque cada capítulo tiene como una especie de historia independiente, pero que igualmente conducen a lo que imagino serán los últimos capítulos.

Conocidas desconocidas

¿Les ha pasado que en el aula en el trabajo o en la calle, se cruzan con alguien que no conocen, pero esa persona resulta que sí te conoce? ¿No?, bueno… a mí sí, solo que no me miraron con odio, eso creo. Eso es lo que le pasa a Tiara, que se encuentra con Yui, una integrante de Super Nova, que parece conocer a su hermana y tenerle un rencor, el cual se desquita con Tiara. Yui le dice a Tiara que si no se siente como una desgracia para Eliza. Tiara solo se queda asombrada, afectada por dentro sin mostrarlo exteriormente. Con desconocidas así, para qué más.

Las 3 hermanas

Después de ese disgusto, pasamos al gusto. Se nos presenta las tres hermanas: Kaede, la menor; Nadeshiko, la del medio y otaku del rock y Tsubaki, la mayor y otaku de las hermanas menores. Las tres tienen personalidades ligeramente diferentes, diría que cada una cumple su función y está dentro de lo esperado en cuanto a su rol, no tienen mucho drama aparte del que se nos muestra en el capítulo, pues se ve que son muy unidas. Lo que me resulta muy curioso es que ellas son “japonesas de la antigüedad”, porque son estudiantes de intercambio de la tierra de Yamato, nombre que se le dio al antiguo Japón del siglo IV. Así que estás son las más japonesas del anime.

Gustos y disgustos

Es totalmente normal que los hermanos se peleen por varios motivos, incluidos los gustos diferentes. A Nadeshiko le gusta el rock, tanto que de alguna manera eso es lo que influencia su música, cosa que disgusta a Kaede. Por parte de la pequeña, ella gusta demasiado de la adivinación, pero esto no es un disgusto para sus hermanas mayores, hasta diría que la apoyan. De por sí, la única que tiene los disgustos es Kaede, disgustos que de alguna manera ponen en riesgo todo lo que han logrado, aunque es totalmente entendible.

Diferentes clubs

De nuevo damos un recorrido veloz por los diferentes ambientes de la academia. En cada capítulo nos muestran ciertos aspectos de esta, lo cual es bueno, llegamos a entender mejor el mundo en el cual giran los acontecimientos, cosas novedosas hasta cierto punto, pues siguen habiendo los parámetros típicos de los animes escolares. Los clubs aquí sí que son raros, al menos para nosotros, pero mantienen esa aura de una academia de brujas. Donde culmina el recorrido es en el Club de Jardinería, aquí Kaede encuentra una piedra que sería la encargada de la tensión futura.

Temor a los cambios, querer ser idéntico

Me parece que el tema de fondo tiene que ver mucho con el título, la identidad se contrapone al cambio. Kaede es la que no quiere cambiar, la que quiere permanecer idéntica, la que no se siente cómoda ni segura con eso nuevo que sus hermanas quieren experimentar. Resulta curioso que justo sea una Yamato la que tenga miedo al cambio, cuando en varias religiones orientales el cambio es tomado como algo normal, hasta se inculca una nula identidad o una falsa identidad en la individualidad.

Pero lo cierto es que los cambios aterran. ¿Por qué solemos tener miedo a la oscuridad? Porque lo desconocido se asoma por ahí. El cambio sería ese paso de lo seguro, conocido e idéntico, a lo inseguro, desconocido y voluble. Creemos que por hacer una cosa nueva dejamos de ser nosotros mismos, son temores que Kaede logra explicar bien y siente como tal. ¿Siempre podremos ser nosotros mismos y seguir con lo pasado en el futuro?

La hermandad puede más

Cuando Nadeshiko se pierde, se nota la desesperación y culpa que siente Kaede, al final es su preciada hermana. Van a buscarla y llevan a Salsa consigo (por el uniforme puedo decir que las hermanas son Noir), la cual ayuda rastreando. Resulta que Nadeshiko se quedó agarrada de una rama en un precipicio. Kaede al verla la ayuda sin dudar, pero su magia no pudo tanto por su desesperación, por lo cual las dos comienzas su caída, hasta que Tiara las salva (estos poderes me parecen correctos, no siento que se lo hayan sacado de la manga, desde el primer capítulo vemos una aproximación a la magia con plantas). Al final las hermanas dejan sus discusiones de lado y deciden ir a hacer lo que les gusta hacer.

Música fusión

La canción del final me parece maravillosa. Puedo decir, a título personal, que ha sido una canción bien lograda en su ejecución. Lo que me gusta de la canción es que mezcla ciertas melodías japonesas con música pop/rock occidental. De las pocas canciones de las cuales recuerdo esto es del anime Koi to uso (Kanashii ureshii), que me gustó y pone una armonía entre estas melodías. La canción que escuchamos con las Konohana wa Otome es Karakure o Naitofibe (fiebre nocturna, ¿será esta un referencia?). El baile, la melodía y las voces, me fascinaron, esto es lo que creo varios esperábamos de este anime y cumplen con total plenitud.

Espero que estas escenas musicales sean más seguidas, por ahora solo van dos. Dicho sea de paso, el traje que usaron es el que más me va a gustar, de lejos. Espero que hayan más canciones, lo cual es seguro. Seguiremos viendo a más chicas con el correr de los capítulos, porque son varios grupos los que tenemos que conocer (felizmente anoto los nombres, sino no los aprendería).

NoSoyOtaku

De Perú. Ya dos décadas :'v, y un aficionado al anime y a la cultura japonesa, además de un aficionado al estudio de las culturas asiáticas (especialmente China y Japón).

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.