Reseña | Kimetsu no Yaiba – Capítulo 3

Jihye 24/04/2019

[bloques texto=’¡Advertencia! Esta reseña sobre Kimetsu no Yaiba capítulo tres contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.’]

Episodio 3: Sabito y Makomo

Iniciamos con el entrenamiento de Tanjiro con Urokodaki. El régimen de entrenamiento es pesado pero Tanjiro se esfuerza para estar a la altura. Tras seis meses entrenando, Nezuko continúa sin despertar, aunque nada está mal con su cuerpo. Tras un año de entrenamiento, Urokodaki deja solo a Tanjiro, ya le ha enseñado todo lo que podía, ahora depende de él hacer propio lo aprendido. La prueba final es que pueda cortar una gran roca, de lograrlo Urokodaki lo dejara asistir a la selección final en el monte Fujikasane. Después de seis meses de entrenamiento solitario, Tanjiro continua sin conseguir nada. Es entonces cuando aparecen Sabito y Makomo ante él. Ambos ayudan a Tanjiro durante otros seis meses. Con su instrucción y ayuda, Tanjiro finalmente completa su prueba, ahora está listo para la selección final.

“¡Siento que voy a rendirme!”

Después de un episodio de transición lleno de información, es momento de uno de introducción. El capítulo anterior nos brindó la información para construir el mundo en que se desarrolla la historia, y este nos da una introducción al primer arco argumental. Para convertirse en cazador de demonios, Tanjiro necesita aplicar a una selección final. Pero antes de esta ‘batalla’ necesita preparación, aquí es donde entra el entrenamiento. Un año de entrenamiento con Urokodaki lleno de conocimiento a Tanjiro, sin embargo le falto experiencia. Memorizar todo el conocimiento que le dieron no es suficiente, debe apropiarse de lo aprendido. Claramente esto no es un asunto sencillo, pero por algo se llama entrenamiento, significa intentarlo una y otra vez, las veces que sea necesario. La determinación de Tanjiro ha ido cuesta arriba, eso le ayuda a seguir su régimen diario. Aunque tener a Nezuko sin despertar crea impaciencia en el joven.

Para aclarar, uno de los principales problemas del entrenamiento inicia cuando no vemos resultados. Esto crea un sentimiento de impaciencia que continua creciendo, imposibilitando aún más el poder avanzar. Tanjiro necesita ver resultados, su hermana no despierta y cada momento que pasa sin ser un cazador, es tiempo que pierde para encontrar una cura para su hermana. Así que continua presionándose con su entrenamiento, cada día sin descanso. Y tras seis meses de entrenamiento en solitario, continua sin avanzar como lo desea. La impaciencia lo está tirando hacia abajo, no puede avanzar porque solo continua repitiendo lo mismo, no asimila las enseñanzas. Aunque esto no es algo que él pueda entender, al menos no por sí mismo. Así que la aparición de Sabito y Makomo es lo que necesitaba. Después de todo, él ya estaba en su momento de mayor frustración. Es tiempo de que asimile verdaderamente su entrenamiento.

Como un hombre

La aparición de Sabito consigue dos cosas, motivar a Tanjiro y enseñarle sus faltas. La primer pelea es una réplica de todo lo mal que está haciendo, básicamente lo que le falla es no comportarse como hombre. Digamos que en esencia lo que le falta es madurez. Entrenar no es lo único que necesita hacer, también debe fortalecerse mentalmente. Cosas como gritar y quejarse, no son bien recibidas en el campo de batalla, mucho menos el rendirse. Tanjiro estaba a punto de quebrarse pero si realmente desea hacerse más fuerte y pasar la selección no debe ni por un segundo considerar la rendición. Si no puede avanzar deberá intentar abrirse camino a toda costa, algo como ‘no avanzar’ no es pretexto para dejar de intentar. Sabito quiere que esto se grabe completamente en el joven, él debe apropiarse de cada técnica al punto de no poder rendirse ante nada.

Es así como en otros seis meses de entrenamiento con Sabito y Makomo, Tanjiro se graba en cuerpo y alma las técnicas de Urokodaki. No había mucho que pudiera hacer más que entrenar hasta el cansancio, repitiendo y repitiendo su rutina, hasta que se quedara grabada en su cuerpo y no solo en su cabeza. Tras completar sus seis meses con ellos, y dos años enteros de entrenamiento, Tanjiro finalmente le pudo ganar a Sabito. Esta victoria lo ha acercado un paso más a su meta. Vencer a Sabito significo poder cortar la roca, y con ello poder ir a la selección final.

¿Quiénes son Sabito y Makomo?

Siendo sincera la aparición de este par fue muy oportuna, lo mismo que la tarea que llevaron a cabo. Además está el hecho de su misteriosa despedida. Creo que ambo son espíritus de antiguos discípulos de Urokodaki, después de todo le tienen cariño y Sabito aseguro que él pudo cortar la piedra. Su oportuna aparición fue para enseñar al discípulo que no estaba captando las enseñanzas de su maestro. En parte creo que ahí se origina la sonrisa final de Sabito, su misión fue cumplida.

Comentario final

Pues bien, este ha sido otro grandioso episodio de transición, hubo información pero no demasiada, es más bien nuestro conducto hacia el primer arco argumental. Lo que se hizo aquí fue plantar las semillas para que crezca nuestro interés por esta selección final. La mayoría del episodio se concentró precisamente en ello, en demostrar que es un asunto muy importante, tanto que muy pocos tienen el derecho de participar. Así que toda la atención recae en el entrenamiento, cosa que no estuvo mal, después de todo, la animación se sigue luciendo; la fluidez en el movimiento es limpia y los detalles son bien cuidados.

A propósito de información, creo que la más importante es acerca de la construcción de los cazadores de demonios. Es algo a tener en cuenta a futuro, el hecho de que no sea claro quién es el líder seguro hará ruido más adelante. Además de esto, tenemos la técnica de respiración de concentración completa. Esto es un dato bastante interesante, ya sabíamos que los demonios tienen habilidades que los hacen ser fuertes enemigos, así que aún no quedaba claro como un humano se podría enfrentar a estos monstruos. Ahora se ha dado un poco de luz, ya que con esta técnica la fuerza humana crece hasta semejar a la su un demonio. Es muy fascinante.

Finalmente, es tiempo de cerrar con esto, no sin antes preguntar: ¿Qué les ha parecido este episodio? ¿Qué creen que este pasando con Nezuko, que no despierta? ¿Quién será el ‘él’ que debe vencer Tanjiro según Makomo? En su opinión ¿es el entrenamiento lo único necesario para avanzar, o se necesita algo más?

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.