Reseña | Horimiya – Capítulo 11

Jihye 23/03/2021

¡Advertencia! Esta reseña sobre Horimiya capítulo once contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

©HERO・萩原ダイスケ/SQUARE ENIX・「ホリミヤ」製作委員会

Page 11. Puede parecer odio

Horimiya capítulo once da inicio con una conversación sobre ser hijos únicos, se revela que Iura tiene una hermana menor. Yanagi se integra al grupo de amigos y todos quieren ser más cercanos a él. Para dar un paso adelante y acercarse al grupo, inicia llamando a Tooru por su nombre lo que incomoda un poco a Miyamura pero Akane le deja claro que no le quitará su lugar. Por otra parte Miyamura intenta ayudar a Sawada a que se acostumbre a los chicos, pero el ruidoso Iura es el mayor obstáculo. Un malentendido se hace que Sawada crea que hizo enojar a Iura, pero solo fue culpa de un resfrió. La hermana de Iura se prepara para sus exámenes pero no consigue alcanzar el nivel que necesita, por culpa de un mal comentario de su profesor se deprime, pero Iura la consuela además de buscarle ayuda para sus estudios.

Distancia cómoda y distancia incómoda

Este episodio nos permite observar la comodidad que nos puede significar diferentes tipos de distancia con las personas. A veces, el ser amigos no necesariamente implica que nos volvemos completamente íntimos con el otro. También existe el caso en que podemos sentir cierta comodidad al interactuar con alguien que no necesariamente es nuestro amigo. Con respecto a esta comodidad en las relaciones es algo sumamente subjetivo y depende mucho de nuestro contexto. Para Miyamura no resulta difícil o complicado acercarse a sus amigos. Eso es quizás una derivación de su relación con Shindou, la cual es bastante estrecha. Después tenemos a Tooru quien es alguien que naturalmente se acerca a los demás, lo que lo vuelve bastante accesible. No es extraño que él sea el primero con quien se abrió Miyamura y ahora Yanagi.

Siguiendo con el caso de Yanagi, tenemos a una persona que de por sí es bastante reservada, pero a pesar de sus reservas, Yanagi se ha abierto a una persona y esa es Yuki. Es por ello que no existe la misma barrera que pone con otros con ella. No sucederá de inmediato pero Yanagi podrá abrirse naturalmente al resto, sobre todo teniendo en cuenta que todos tienen esa disposición. Además es un plus a sus relaciones que él pueda ser perceptivo. Cuando noto los celos de Miyamura mostró empatía y alegría por sentirse más integrado. Por su parte Miyamura deberá aprender a lidiar con estas nuevas emociones, tener un grupo de amigos también es algo nuevo para él.

Finalmente tenemos el caso de Sawada, ella aún está lidiando con su miedo/incomodidad con los hombres. Ella ha tenido mucho avance en esto, seguramente es gracias a Miyamura, quien cada vez más parece ser como un hermano para ella. Para Sawada tenemos una representación más grafica para entender con quien se siente más o menos cómoda. Nuevamente Tooru está por delante, dejando en claro que es sin duda el más accesible del grupo. Todo lo contrario a él tenemos a Iura, que aunque es bastante amigable, eso choca con las preferencias de ella. Él es demasiado animado y ruidoso, totalmente opuesto a la tranquilidad y calma que parece le transmitía su hermano. Esto último es más una teoría, no hay nada explicito, pero ya antes había sacado a relucir que era posible que el miedo de Sawada se derivara de la perdida de su hermano.

Bien o mal, Iura choca con las preferencias de la menor, pero esto no implica que ella lo odie. Es solo algo instintivo el huir de la ruidosa existencia de él. Que se haya preocupado por haberlo enfadado es la mayor prueba de que no lo odia y hasta cierto punto se procupa por él.

Iura en dos facetas

Siguiendo adelante podemos hablar de esta introducción tardía a un gran personaje. No es el primer episodio en el que vemos a Iura, pero si es el primero, y posiblemente único, donde lo tenemos tomando algo de protagonismo. Lo que puede atraparnos más de este personaje es la dualidad que representa, una que se supone está implícita en todos pero él viene a resaltarla nuevamente. Recordaran que la premisa con la que iniciamos en esta historia es precisamente esta dualidad en la vida de Hori y Miyamura, fuera y dentro de la escuela. Esta idea ya ha pasado a ser básicamente obsoleta, hace rato que la superamos, o eso nos había parecido. Sin embargo nuevamente nos ha alcanzado y esta vez de la mano de Iura.

Shun es un tipo alegre, enérgico y ruidoso, al menos así es como lo conocen sus amigos en la escuela. Pero para Motoki, su hermana, él es solo un tipo callado y tranquilo, aunque si es alguien molesto. Esas son definitivamente dos caras, pero ambas pertenecen a la misma moneda. Los humanos somos seres que nos adaptamos al medio, no por hipocresía sino por sobrevivencia o comodidad. Así es como es Iura, él se siente cómodo al ser alguien enérgico para sus amigos, pero esa tensión no puede durar todo el día, por ende aprecia la calma que supone estar en su hogar.

Pero Iura posee una tercera faceta, su lado como hermano mayor. Si es por su hermanita él puede enfadarse, preocuparse e inclinar la cabeza. Aunque puede bromear con ella, se preocupa profundamente sobre sus elecciones y desea apoyarla en estas. Por supuesto estos sentimientos no son unilaterales, Motoki también confía en él y se preocupa por él. Como buenos hermanos que son, ambos demuestran complicidad y amor fraternal el uno por el otro. A fin de cuentas su relación es bastante buena y cualquiera lo puede notar.

Comentario final

Horimiya capitulo once ha sido un episodio muy ligero considerando lo que nos dejó el anterior. En cuestión de lo emocional este fue un episodio mucho más tranquilo. Claro que fue muy grato conocer más de Shun y poder ver su faceta como hermano mayor, pero en conjunto con lo demás mostrado en el episodio no termino de ser el carrusel emocional que suelen otorgarnos. La animación ha sido preciosa como siempre, el detalle de la nieve entre escenas es lo que más me ha encantado y emocionado, parece anunciarnos cierto evento que todos anhelamos ver animado. En cuanto a la narrativa, nuevamente volvieron los saltos extraños entre escenas, pero por el detalle de los copos de nieve lo pasare por alto.

Antes de cerrar con esto solo quiero sacar un poco de fangirlismo. Me encanto que animaran la escena de Miyamura celoso de Yanagi, además de que se sonrojara tanto cuando fue descubierto por él. No quiero serlo pero cuando ponen estas escenas mi lado shipeador se hace presente, pero no lo hare, Miyamura es de Hori y no hay más que argumentar ahí. Eso por el lado fangirl, después tenemos mi pequeña queja no queja, creo que omitir que Sakura es vista con envidia por otras chicas por su cercanía con Yanagi y Miyamura fue cruel. El harem de Sakura es una parte muy divertida en el manga.

Hasta aquí la reseña, les dejo las preguntas de costumbre: ¿Qué les ha parecido este capítulo? ¿Cuál es la mejor distancia con los demás? ¿Creen que Miyamura tenga mucha gente en su lista negra personal? ¿Qué opinan de Iura, como hermano y como persona? ¿Deberíamos shipear a Iura con Sawada?

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.