Siete figuras históricas que no han sido invocadas en Fate

Una nueva Guerra del Grial está por empezar

Uno de los rasgos más distintivos de la franquicia Fate es la utilización de figuras históricas de nuestras culturas, algunas han existido realmente y otras son creaciones ficticias pero que han ganado un renombre importante con el paso de la historia. Sin dudas, el universo de Fate se expande continuamente hacia todo tipo de plataformas e historias, de los cuales nacen nuevos Servants; pero no todos los héroes o heroínas han llegado a este estadio en su paso por la historia, algunos permanecen siendo mitos y leyendas alejados de Fate.

Es por eso que a través de algunos comentarios nació en mí la decisión de investigar qué figuras históricas no han sido “Servantizadas” y crearles un perfil apto para una Guerra del Grial. Algunas tal vez les resulten conocidas de nombre, otras posiblemente duden siquiera que existieron, pero he tratado de invocar siete Servants aptos para cada clase, sin más que decir a modo de presentación vayamos con las estrellas invitadas.

SABER: William Wallace

Sir William Wallace fue un soldado escocés, de ascendencia galesa, que dirigió a su país contra la ocupación inglesa del rey Eduardo I de Inglaterra en la Primera Guerra de Independencia de Escocia. Las fuentes contemporáneas de información sobre la vida de Wallace son limitadas, y una cantidad significativa de lo que ha sido escrito acerca de él está basado en la obra de Blind Harry, escrita alrededor de 1470, casi dos siglos después del nacimiento de Wallace. Existe alguna disputa acerca del lugar de nacimiento de William, la creencia general es que fue Elderslie, cerca de Paisley, en Renfrewshire; pero recientemente se ha proclamado que fue en Ellerslie, cerca de Kilmarnock, en Ayrshire.

Fue el tercer hijo de Malcolm Wallace, un terrateniente con propiedades y rentas en Elderslie y Auchinbothie. Al ser el hijo menor y no corresponderle suceder a su padre en las tierras, su vida parecía orientada al clero. Aquí nos encontramos con un hueco en su historia al desconocer su formación militar, donde se salta a la situación causada por la falta de heredero de Escocia, las revueltas internas de los clanes y el aprovechamiento del rey Eduardo I de Inglaterra ante esta situación para invadirlos en 1296.

En la villa de Ayr, William, junto a un grupo de hombres, atacó en 1296 el destacamento inglés destinado en el condado y asesinó a un gran número de soldados. Apenas un par de días más tarde fue capturado por las fuerzas realistas y llevado a prisión. Existen dos leyendas, una es que una multitud lo liberó de la mazmorra, mientras que otras indican que su astucia le sirvió para evadirse de la cárcel. Tras esto, William comenzó a juntar hombres y a enseñarles las artes de la guerra para luchar contra la dominación inglesa.

El 11 de septiembre de 1297, William arrasó por completo al ejército inglés comandado por el conde de Surrey en la batalla del Puente de Stirling. El ejército inglés estaba formado por trescientos caballeros pesados y diez mil hombres de infantería ligera. Cuando regresó de Stirling, Wallace fue nombrado “Guardián de Escocia”. El 1 de abril de 1298, las tropas inglesas, al mando del rey Eduardo I, y las tropas escocesas se enfrentaron en la batalla de Falkirk. Wallace tenía un arma secreta: los “Schiltroms”, grupos de soldados con una lanza de dos metros para detener la carga de la caballería. Los ingleses atacaron con la caballería primero, que fue efectivamente detenida; tras ellos vinieron los temidos arqueros de Gales, de tiro largo, que devastaron a los escoceses.

Wallace eludió los intentos de captura hasta el 5 de agosto de 1305, cuando John de Menteith lo entregó a los soldados ingleses de Roybroston en Glasgow. Wallace fue juzgado y condenado a muerte por traición al rey. Lo desnudaron y lo arrastraron por Londres, atado de los talones a un caballo desde el Palacio de Westminster hasta Smithfield. De acuerdo con el método habitual de ejecución en el siglo XIV para los casos de alta traición, fue ahorcado a una altura que no fuese suficiente para romperle el cuello, descolgado antes de que se ahogase, emasculado, eviscerado, y sus intestinos fueron quemados ante él, antes de ser decapitado. Su cuerpo cortado en cuatro partes: su cabeza se conservó sumergida en alquitrán y fue colocada en una pica encima del Puente de Londres. Sus extremidades fueron repartidas por distintas partes de Inglaterra: su brazo derecho lo enviaron a Newcastle, su brazo izquierdo a Berwick, su pie derecho a Perth y su pie izquierdo a Aberdeen.​ En Stirling, en el monumento de William Wallace se encuentra su posible espada, la cual mide más de metro y medio de longitud y pesa más de 2 kilos.

William luchó hasta el final por la libertad de su gente, su muerte sirvió para unir al fin a los escoceses bajo las armas de Robert Bruce, antiguo amigo de Wallace, quien acabaría por conseguir la independencia de Escocia. Podría suponer que su deseo de libertad sea lo suficientemente grande como para participar en la Guerra del Grial y así desear la liberación de todos los hombres y mujeres que se encuentran subyugados por alguien más. Mi visión como un Servant lo colocaría a la altura de Arturia, dispuesto a dar todo de sí para cumplir su deseo, logrando que en cada batalla dé todo de sí; un posible Noble Phantasm podría ser llamar a sus compañeros de guerra a la batalla como Servants temporales, algo parecido a lo que hizo Caster en Fate/stay Night: Unlimited Blade Works cuando invocó al falso Assassin.

LANCER: Longino

La leyenda de Longino se originó en la Baja Antigüedad y el Medievo, su vida se podría resumir en su nacimiento en Lanciano, Italia, su conversión al cristianismo y muerte, hasta llegar a ser considerado un santo por la Iglesia Católica y otras comuniones cristianas. Según algunas tradiciones cristianas, fue el centurión romano que traspasó el costado del cuerpo de Jesús con su lanza; conocida como La Santa Lanza. El evangelio según Juan menciona que un soldado romano con nombre desconocido, entre los encargados por Pilato de la crucifixión de Jesús, clavó una lanza en el pecho del ajusticiado con el propósito, quizás, de confirmar su deceso. En efecto, en tanto a los otros dos condenados se les quebraron las piernas para asegurarse de su muerte, Jesús ya había muerto por lo cual; “uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua” (Jn. 19:34 versión Reina Valera 1960). Los evangelios sinópticos no registran este suceso, tampoco los apócrifos más antiguos que aún se conservan.

Versiones posteriores de la leyenda de Longino aseguran que tenía problemas de visión, y que al contacto con la sangre de Jesús empezó a ver perfectamente, también dicen que ayudó a lavar el cuerpo de Jesús después de haberlo bajado de la cruz. El destino de Longino no es seguro, pero se lo veneró como mártir, fijando su muerte en la localidad de Gabbala, Capadocia. Su cuerpo fue hallado en Mantua, Italia, en el año 1303, junto con la Santa Esponja empapada de la sangre de Jesús y otros objetos religiosos; en cuanto a las reliquias, fueron divididas y enviadas a diversos lugares de Europa, Praga entre ellos, y el cuerpo llevado a la iglesia de San Agustín, en la Ciudad del Vaticano. Durante la Edad Media, y en tiempos posteriores, la lanza de Longino fue un objeto de profundo interés, se la relaciona con las leyendas del Santo Grial y se especuló con sus poderes ocultos; algunos la llamaron, por ello, La lanza del Destino.

De nuevo he convocado a un Servant por su arma en único acto y no por su vida e ideales, pero pese a esto, la Lanza del Destino es muy famosa, lo cual le otorga un imaginario cultural mayor al abarcar mayores tradiciones y medios de difusión (se la ha usado hasta en películas y series).  Según los escritos bíblicos y apócrifos Longino fue un centurión romano, por lo cual estimo que habría tenido una formación militar competente; ahora sumémosle a esto la sangre y agua procedente de Jesús que curó la infección en los ojos de Longino. La sangre de Jesús de seguro brindó a la lanza poderes increíbles, de los cuales supongo que Longino también habría de ser beneficiario, por esto creo que no solo la lanza tendría su propio Noble Phantasm sino que el propio Longino también.

En cuanto a mi visión como Servant puedo imaginar a Longino parecido en algunos aspectos a Juana de Arco en Fate/Apocrypha, con una devoción hacia su fe inquebrantable y siendo un guerrero apegado a las reglas, dispuesto a cuestionar a su Master ante actos que él considere inapropiados. En un rápido pensamiento he de imaginar un Noble Phantasm combinado entre la lanza y Longino que le otorga la inmortalidad temporalmente y le permita arrasar todo a su paso; su convicción podría estar fuertemente ligada a su fe o a su culpa y deuda ante Jesús, la sangre de este le devolvió la vista luego de haberlo perforado, por lo cual es posible que desee ser su mano derecha en este nuevo mundo y promulgar su palabra fuera de la institución de la iglesia, que Longino no ve con buenos ojos.

ARCHER: Herne

Herne el Cazador es un personaje perteneciente al folklore inglés, un espíritu que cabalga por los alrededores del bosque de Windsor. La leyenda cuenta que era uno de los cazadores reales del rey Ricardo II (cuyo reinado se extiende desde 1377 a 1399); y que durante una cacería salvó la vida del rey cuando este estaba a punto de ser ensartado por la cornamenta de un ciervo. Herne se interpuso entre ambos quedando herido de muerte. Las historias difieren en quién fue el responsable de su salvación, algunas afirman que fue una bruja y otras dicen que fue el Diablo, pero lo importante es que la misteriosa figura le devolvió la salud, para lo que tuvo que realizar un encantamiento y soldó los cuernos del ciervo muerto a la cabeza de Herne. No obstante, el precio de este milagro sería que el cazador renuncie a lo que más amaba en esta vida, la caza (irónico).

Luego del incidente Herne volvió a su lugar en la corte del rey pero no sin llevarse algunas extrañas miradas ante su nueva condición. Herne cumplió su parte del trato al no volver a cazar, pero el bosque seguía llamándolo, por lo cual todas las noches él salía a caminar a los alrededores del castillo donde nadie podía verlo, de esa forma no se sentía diferente por su cornamenta. Algunos de sus compañero cazadores sentían envidia de que al no cazar aún siguiera gozando del favor del rey, por lo cual inventaron y difamaron falsos rumores acerca de Herne, principalmente que era un ladrón y que salía todas las noches para que la oscuridad tapara sus fechorías. Como era de esperarse los rumores se difundieron rápidamente dentro del castillo hasta llegar a oídos del rey, el cual no dudo en despojar a Herne de su posición y echarlo de su castillo. Herne, humillado y despreciado vagó por el bosque esa noche; al día siguiente lo encontraron colgado de un roble, él había decidido suicidarse.

Ahí termina la vida de Herne, pero no su historia; algunas versiones narran que tras su muerte la venganza del cazador comenzó, los hombres que habían difamado las mentiras de Herne habrían perdido sus cualidades como cazadores y ante tal situación consultaron a una bruja, la cual les dijo que debían organizar una cacería nocturna con los ciervos del rey. Pero estos animales comenzaron a morir inexplicablemente; y fue allí cuando Herne se hizo presente ante el monarca, montando un caballo negro con una jauría de perros de caza detrás de él, para decirle que la única forma de salvarlos era colgando a todos los cazadores en el mismo árbol donde él se ahorcó. El rey cedió ante el ultimátum y tras la ejecución de los hombres, sus almas fueron tomadas por Herne quien las mantuvo como su sequito de cazadores, a partir de ese momento se convirtió en el guardián del bosque y castigó a aquellos que perturbaran ese lugar. Tristemente, y con ayuda del tiempo, el roble de Herne cayó y aunque fue plantado otro nuevo en su lugar, no fue lo mismo para nuestro cazador, del cual no se habló mucho hasta la actualidad.

La cacería desde tiempos antiguos estuvo muy relacionada con el arco y flecha, ya hubieran sido nobles o plebeyos (era muy difícil perseguir un ciervo con una espada), y Europa es un continente lleno de historias de la Cacería Salvaje, término utilizado para hacer referencia a un grupo de espíritus montando caballos acompañados de sabuesos de caza en una desenfrenada persecución a través de los cielos, esta Cacería Salvaje se encuentra presente en muchas historias de diferentes mitologías o desambiguaciones de las mismas en Europa. Herne es una representación de ella pero a menor escala que la de Odín, por ejemplo, pero aun así creo que habría sido un gran cazador en sus tiempos. Estoy seguro de que Herne no participa por algo egoísta como ser humano nuevamente, de seguro desearía volver a ser el espíritu errante, solo que ahora lo haría vigilando los bosques del mundo para que nadie perturbe su belleza, castigando a aquellos que intenten desafiarlo.

Lamentablemente Herne no posee ningún tesoro o reliquia que destacar, pero su historia nos brinda algunos Noble Phantasm interesantes; él podría llegar a ser de doble clase al estar cabalgando en su caballo negro (Archer y Rider), al igual que la Assassin de la facción roja en Fate/Apocrypha que es a la vez Caster. Sus sabuesos de caza no serían un estorbo si además de rastrear también son capaces de atacar y/o distraer al enemigo, y Herne no estaría solo ya que como vigilante del bosque ha capturado varios hombres entrando en sus dominios que luego se vuelven parte de sus fantasmales seguidores, todos bajos las órdenes del cazador astado. Y finalmente que decir del propio Herne, alguien que ha pactado con magia para ser un guardián de la naturaleza, ésta podría darle un poder abrumador si Herne lo requiriera, no solo poniendo el entorno en tu contra sino que el propio Herne sería mucho más feroz y temible dándote caza sin parar con todos sus espíritus detrás.

RIDER: Tutankamón

Si bien formalmente se define que la Dinastía XVIII finaliza con el reinado de Horemheb, se puede afirmar con un alto grado de certeza que el joven Tutankamón fue el último faraón de sangre real de la dinastía. Ascendió al trono después del periodo de Amarna y devolvió a los sacerdotes de Amón-Ra la influencia y el poder que habían poseído antes de la revolución religiosa y política de Akenatón. Durante su corto reinado se creía que el poder estuvo en manos de Ay y Horemheb, en el cual Ay administró Egipto y Horemheb el manejo del ejército, pero en los últimos años, según las investigaciones de especialistas y arqueólogos, se ha puesto en escena a un joven faraón mucho más independiente e influyente de lo pensado anteriormente.

Los datos de su reinado son breves. Se sabe que fue coronado rey entre los ocho y diez años de edad aproximadamente. Su papel resultó ser mucho más importante de lo que en un principio pareció, y fue un gran constructor que se encargó de reparar los daños cometidos por Akenatón sobre los templos egipcios. Así, no cabe sorprenderse ante el hecho de que la mayoría de los rostros de las estatuas de Amón-Ra de esta época sean los del propio Tutankamón; esto es explicable desde el enfoque religioso, ya que se creía que el faraón tenía un origen divino y que era engendrado por el mismo dios. El rostro del faraón era la imagen viviente del Dios en la faz de la tierra.

Algo muy famoso que ronda a los faraones egipcios incluso hasta nuestros días es “La Maldición del Faraón”, la creencia se basa en que cualquier persona que moleste a la momia de un faraón del Antiguo Egipto caerá en una maldición por la que morirá en poco tiempo. Existía la creencia de que las tumbas de los faraones tenían maldiciones escritas en ellas o en sus alrededores, advirtiendo a aquellos que las leyeran para que no entrasen. La maldición asociada al descubrimiento de la tumba de Tutankamón es la más famosa en la cultura occidental. Muchos autores niegan que hubiese una maldición escrita, pero algunos investigadores del caso aseguran que Howard Carter encontró en la antecámara un ostracon de arcilla cuya inscripción decía: “La muerte golpeará con su miedo a aquel que turbe el reposo del faraón”.

Si te preguntas porqué he metido a este tipo como Rider la respuesta es bastante fácil, al menos desde mi conocimiento. Si bien los egipcios no lo crearon, hicieron gran uso de los carros de guerra, a tal punto que incluyeron algunas mejoras y la destreza para manejar uno era sinónimo de un buen guerrero. Los mejores ejemplares de carros egipcios fueron los seis encontrados en la tumba de Tutankamón, dándole así una gran ventaja para encajar como Rider; pero no solo eso, con la restauración del dios Amón-Ra se podría volver a la historia de Ra donde recorría, noche tras noche, la Duat (inframundo egipcio) en su barca solar para enfrentar las fuerzas del caos y mantener el orden de Egipto.

Tutankamón podría combatir en su carro de guerra tranquilamente y usar la barca solar como un Noble Phantasm ya que los faraones egipcios eran considerados “hijos de Ra”; además como un extra posee la famosa Maldición del Faraón por si necesitas un Noble Phantasm orientado a la magia. En definitiva, armamento no le falta, y en cuanto a su deseo he de suponer que tendría que ver con su corta vida (vivió hasta los 18 años aproximadamente) y con su, aún más corto, reinado, por lo que pedir la inmortalidad sería lo más básico para recomenzar un nuevo reino. En resumen sería un Servant bien equipado y con motivación suficiente para emprender la Guerra del Grial.

CASTER: Morgana

Si, sé que ha aparecido en Fate/Apocrypha, sin embargo, solo lo ha hecho como un personaje en un recuerdo de Saber y nunca se la ha invocado como Servant en otras historias. Además es tradición implícita que alguien relacionado al Rey Arturo participe en la Guerra del Grial, si no es Arturia, es Mordred y ahora en el próximo Fate/Extra Last Encore tendremos a Gawain, uno de los caballeros de la Mesa Redonda. En la tradición de los ciclos artúricos, Morgana era la hija de la madre de Arturo, Lady Igraine, y de su primer marido, Gorlois, duque de Cornualles. Arturo, hijo de Igraine y de Uther Pendragon, era, por tanto, su medio hermano. Como mujer celta, Morgana heredó parte de la “magia de la Tierra” de su madre. Cuando Uther se casó con Igraine a partir de entonces se deja de hablar de Morgana en la leyenda hasta después de la coronación de Arturo, pero hay dos versiones de dónde acabó la niña: una dice que se fue a Ávalon con Merlín a aprender magia, y otra que cuenta que Uther encerró a Morgana en un convento, donde aprendió magia y fue llamada Le Fay (el Hada), yo tomaré la primera versión ya que resulta mejor para la historia.

Diversas fuentes describen a Morgana como discípula de Merlín, y más adelante como su rival; en este papel, el personaje aparece parcialmente superpuesto a “Viviana”, una de las figuras que corresponden al nombre de la “Dama del Lago”. Mientras que Viviana (también llamada Nimue) seduce y embruja a Merlín con su belleza y su magia, Morgana aprende la magia de él y luego la usa para dañar a los caballeros de Arturo y a la reina Ginebra; en la obra “Sir Gawain y el Caballero Verde”, a Morgana se la denomina hada y diosa, además se la reconoce como alumna y amante de Merlín, quien luego lo superó en magia y conocimientos.

En algunas leyendas, posteriormente, Morgana intenta conspirar contra Arturo robando su famosa espada Excálibur y dándosela a su amado Sir Accolon para que lo asesine y así gobernar Camelot. Arturo mata a Accolon en un duelo y se retira a descansar a un convento cercano. Morgana, enfurecida, roba la vaina de la Excálibur (que hace a Arturo invencible) y la arroja al mar. Después le manda una capa, aparentemente para reconciliarse pero el rey la rechaza. Por consejo de Nimue, la Dama del Lago y sucesora de Merlín, Arturo se la coloca a la criada de su hermana. La capa se pega a su cuerpo y comienza a arder como por arte de magia. El rey salva su vida y Morgana escapa lejos de Camelot.

Bien, las historias y leyendas acerca de Morgana son abundantes y por supuesto hay muchas contradicciones y huecos en ellas, por eso tratare de tomar algunos puntos que considero más importantes para que sea un buen Servant. En primer lugar, el poder, como heredera de la “magia de la Tierra” posee un suministro inagotable si extrae mana del suelo mismo; ahora bien, ese poder en estado puro es bueno, pero con la enseñanza de Merlín puede ser aún más fuerte. En segundo lugar, su motivación para ser invocada obviamente, como en la mayoría de los casos de Servants artúricos, estaría relacionada con Camelot, Arturo y Excálibur; tal vez desee poder empuñar Excálibur, así volvería a Ávalon como una reina aún más poderosa y de allí extender su reino hacia el mundo humano sin que nadie pueda hacerle frente.

Como Caster podría ser muy poderosa ya que una de sus leyendas la posiciona como reina de Ávalon, una isla en la mitología celta; sin duda ese lugar está lleno de magia hasta la semilla más pequeña y una de las habilidades por excelencia de los Caster es la creación de Esferas de Realidad junto a la Construcción de Herramientas. Llevar a los enemigos a Ávalon como un Noble Phantasm seguro da una gran ventaja de terreno o, por otra parte, poder crear imitaciones de la original Excálibur que enfrenten a los enemigos sería otro buen Noble Phantasm.

ASSASSIN: Rashid ad-Din Sinan

Rashid ad-Din Sinan también conocido como “El Viejo de la Montaña” fue uno de los líderes de la secta de los nizaríes en Siria, y una figura importante en la historia de las Cruzadas, en 1192 realizó uno de sus actos más notables cuando mandó a asesinar a Conrado de Montferrato. De acuerdo a su autobiografía, de la que solo quedan unos pocos fragmentos, Rashid fue a Alamut, la fortaleza de los nizaríes, cuando era joven, allí fue recibido para luego pasar por un entrenamiento con los nizaríes. En 1162, el líder de la secta en ese momento, Hassan Ala Dhikrihi’s Salam lo envió a Siria para que se proclamase Qiyamah, que según los nizaríes era quien renovaba las leyes del Islam. Rashid controló el norte de Siria y los distritos de Jabal as-Summaq, Maarrat Misrin y Sarim. Se convirtió en el líder de los nizaríes y logró convencer satisfactoriamente a Saladino para que no asaltara su reino en Alamut.

Extendiendo la fama de su secta, Rashid la convirtió en una temida rama en la Edad Media, gracias a algunos asesinatos de políticos que se pronunciaban en su nombre, además de los mitos, rumores y leyendas que rondaban los pueblos vecinos. Después de convertirse en el líder de los nizaríes, tuvo una excelente formación cultural sobre la secta. Se desconoce cómo pudo ocurrir, pero perdió la visión de su ojo derecho. Rashid fue quien estableció el cuartel de los nizaríes en el castillo de Al-Khaf, y comenzó a ser conocido por el título de “Viejo de la Montaña”, que también lo recibió Hasan-i Sabbah, entre otros.

En 1175, los nizaríes intentaron asesinar en dos ocasiones a Saladino, aunque solamente le hirieron. En agosto de 1176 las tropas de Saladino atacaron Masyaf y establecieron un campamento a las puertas de la fortaleza.  Al día siguiente los bandos se enfrentaron ferozmente dejando un gran número de bajas, y cuando cayó la noche, de acuerdo a una versión, los guardias de Saladino se percataron de un brillo que iba subiendo por la colina de Masyaf, y poco después desapareció sobre el campamento de Saladino. Presuntamente, Saladino se despertó para poder buscar a la figura, pero no la encontró. Cuando volvió a su tienda de campaña vio que las lámparas habían sido desplazadas y junto a su cama había un hoyo. En él se encontraba una nota clavada con un alfiler envenenado. En la nota estaba escrito que moriría si no retiraba sus tropas para el asalto a Masyaf.

A consecuencia de esto, Saladino les comunicó a sus guardias que fueran a felicitar a Rashid por haber sobrepasado su campamento sin ser visto. Horas más tarde, cuando ya se podía ver el amanecer, Saladino apareció en las puertas del castillo con un sirviente. Utilizándolo como mensajero, propuso un pacto entre los nizaríes y los sarracenos. Al final, Saladino fue incapaz de asaltar a los nizaríes, y buscó alinearse con ellos, privando su enemistad en las Cruzadas. Rashid disfrutó con los nizaríes siendo el más conocido en Alamut, y algunos escritos se refieren a él como un semidiós. Murió en 1192 en el castillo de Al-Khaf, en Masyaf, Siria.

La definición más básica de Assassin implica al Hashashin (otro nombre por el cual se conocen a los nizaríes), por eso no vi el problema de tomar a otro de sus miembros como Servant aunque sea repetitivo, en definitiva nadie más representa mejor el asesinato en la historia que estos tipos; si, han existido asesinos seriales en muchas épocas pero no una secta en la que la vida y el honor de sus miembros haya girado en torno al asesinato. Rashid fue una de las figuras más importantes del Hashashin y como tal debe haber sido un asesino de grandes talentos, por lo cual considero que ha de tener al varios Noble Phantasm bajo la manga, tal vez no tan poderosos comparados con aquellos que implican reliquias mágicas pero sí útiles en su área de trabajo.

Recordemos que los Assassin, gracias a su habilidad de ocultación, son perfectos para asesinar Masters y así cortar el suministro de mana con el cual permanece el Servant; en Fate/Apocrypha el Assassin de la facción negra, Jack el destripador, posee grandes habilidades para no ser detectado y esto lo logra sin un Master que le proporcione el mana por sí mismo (sino matando y comiendo los corazones de otro magos), imagínate su potencial con un Master con buen sentido estratégico y gran cantidad de mana. Precisamente por esto considero que Rashid puede ser un gran Assassin y lograr al menos sobrevivir más que sus compañeros que participaron en Fate/Zero; se sabe muy poco de su misteriosa vida pero habiendo obtenido tanto poder como líder del Hashashin no hay dudas que tal vez desee revivir su secta en este nuevo mundo lleno de malicia y ambición, donde los asesinatos son el día a día en la vida de los hombres poderosos y llenos de avaricia.

BERSERKER: Cuauhtémoc

Cuauhtémoc, también conocido por los conquistadores españoles como Guatemuz, fue el último tlatoani (gobernante) de Tenochtitlan. Asumió el poder en 1520, un año antes de la toma de Tenochtitlan por Hernán Cortés y sus tropas. Cuando asumió el poder, los conquistadores ya habían sido expulsados de Tenochtitlan, pero la ciudad estaba devastada por el hambre, la viruela, y la falta de agua potable. Cuauhtémoc llegó a este momento tras haber sido tlacatlecutli (jefe de armas) de la resistencia contra los conquistadores, dado que desde la muerte de Moctezuma, previo a la Noche Triste, se lo identifica como líder militar de los mexicas.

Cuauhtémoc se dio a la tarea de reorganizar el ejército mexica, reconstruir la ciudad y fortificarla para la guerra contra los españoles, pues suponía que éstos regresarían a pelear contra los mexicas. Envió embajadores a todos los pueblos solicitando aliados, disminuyendo sus contribuciones y aun eliminándolas para algunos. Los españoles regresaron un año después de haber sido expulsados y con ellos venía un contingente de más de cien mil aliados indígenas,​ la mayoría de ellos tlaxcaltecas, históricamente enemigos de los mexicas. Después de sitiar Tenochtitlán por noventa días,​ el 13 de agosto de 1521, los españoles, que eran comandados por Hernán Cortés, lo capturaron en Tlatelolco.

La canoa en la cual huían de Tenochtitlan él, su familia y sus más allegados guerreros, fue alcanzada por un bergantín español pilotado por García Holguín. Cuauhtémoc exigió ser llevado ante “Malinche” (así llamaban a Cortés los mexicas). Una vez en su presencia, señalando el puñal que el conquistador llevaba al cinto, le pidió que lo matara con él, pues no habiendo sido capaz de defender su ciudad y a sus vasallos, prefería morir a manos del invasor. Entre los guerreros mexicas, como el propio Cuauhtémoc, se asumía que el derrotado y capturado por el enemigo debía aceptar morir en sacrificio a los dioses para así alcanzar como destino final el acompañar al sol en su travesía diaria, por lo cual la petición de Cuauhtémoc a Cortés pudo no ser simplemente una petición de ejecución, pero prevalece la interpretación del hecho por los cronistas europeos que no consideraron las normas de honor de los ejércitos indígenas.

A Cortés no le interesó en ese momento la muerte de Cuauhtémoc. Prefería utilizar ante los mexicas su dignidad de tlatoani, ahora subsidiaria del emperador Carlos V y del propio Cortés. Así lo hizo con éxito, aprovechando la iniciativa y el poder de Cuauhtémoc para asegurar la colaboración de los mexicas en los trabajos de limpieza y restauración de la ciudad. En los cuatro años que siguieron, la administración codiciosa por parte de los españoles, la desconfianza en Cortés, y los temores del propio Cortés, lo llevaron a aprobar el tormento y la muerte del último tlatoani azteca.

Soy latinoamericano y por ello me obligué a mí mismo a incluir un héroe más cercano, por supuesto que podría haber incluido otras figuras en la lista y hacer una Guerra del Grial versión Americana, pero no me arrepiento de los héroes convocados. Si te preguntas porqué lo he considerado como Berserker, es porque en cierta forma imagino que podría parecerse a Hércules en este rol. Pienso que Cuauhtémoc podría ser un guerrero muy diestro, con poca cordura en la batalla pero retomándola lentamente después de ésta; incluso sus armas son muy parecidas ya que la de Hércules parece hecha con obsidiana, el mismo material que emplea el macuahuitl azteca.

No hay algo a qué nos aferremos para crear un Noble Phantasm, solo que tomemos a Huitzilopochtli de alguna forma, el dios de la guerra para los mexicas y una deidad muy importante en Tenochtitlan, ya que según la leyenda fue gracias a su guía que se fundó esta ciudad. Cuauhtémoc podría recibir una gran fuerza de Huitzilopochtli por ser un dios de la guerra al cumplir algún requisito; algo muy común de aquella época eran los sacrificios a los dioses, por lo cual podríamos imaginar el tener que hacer algo similar para activar el Noble Phantasm. Los Berserker, por lo general, son de pocas palabras y por lo tanto sería difícil comunicarse con Cuauhtémoc para esclarecer su deseo; pero basándome en su historia, él podría desear volver a su época con el poder para enfrentar y detener a los conquistadores, y así defender a su gente de la subyugación española.

Palabras Finales

Esas han sido las figuras históricas que pude convocar, no ha sido fácil ya que he tratado de que en sus leyendas estuvieran presentes objetos o algo que los relacione a su clase, no quería invocar a alguien como Gilgamesh que pese a ser Archer jamás usa un arco. Sé que esto no es una regla y que hay más casos parecidos, pero me impuse a mí mismo esta condición cuando investigaba figuras históricas; en los casos de Assassin o Berserker no se hace mención de armas sino de comportamientos, en los cuales tuve que tomar otro enfoque. Mucho de lo escrito arriba puede tener discrepancias en relación a sus historias originales, pero no vengo a retratar lo original, sino a usar todo ello en algo que conforme la visión de estos individuos como Servants. No me queda más que decir, solamente dejarles una pregunta: ¿a quién de estos Servants invocarías?

Las ilustraciones son propiedad y/o extraídas de usuarios de Pinterest:

  • Saber: waynekelly.deviantart.com
  • Lancer: atelier-ps3.jp
  • Archer: funzonehere.ml
  • Rider: insidedays.blogspot.com
  • Caster: scontent-gru2-1.xx.fbcdn.net
  • Assassin: char-portraits.tumblr.com
  • Berserker: Polycount | Monthly Character Art Challenge
Sobre El Autor

Archer

Soy el hueso de mi espada... Acero es mi cuerpo y fuego es mi sangre. He creado más de mil espadas. Desconocido por la muerte. Ignorado por la vida. He soportado gran dolor para crear infinidad de armas. Sin embargo, estas manos jamás sostendrán nada. Así que rezo... ¡Unlimited Blade Works!

Comentarios SomosKudasai

Post Relacionados