Reseña | Vivy: Fluorite Eye’s Song – Capítulos 1 y 2

Noboru Taiyo 09/04/2021

Esta reseña sobre Vivy: Fluorite Eye’s Song capítulos 1 y 2 contiene spoilers. Si no quieres pasar un mal momento es mejor que veas estos episodios y después disfrutes de esta reseña.

©Vivy Score / アニプレックス・WIT STUDIO

Capítulo 1: Mi código – Para hacer feliz a todos con mi canto

Comenzamos nuestro viaje 100 años en el futuro donde los humanos han perdido la guerra contra las IA. ¿Cómo es que llegamos a este desenlace? y lo más importante ¿existe una manera de evitarlo? Este primer capítulo viaja en el tiempo y nos lleva a la única IA capaz de evitar esta guerra. Diva es la primera IA humanoide, la más parecida a un humano, desde su aspecto hasta su capaz de comunicarse y expresar sus pensamientos y “emociones”; ella tiene la misión de hacer feliz a los humanos con su canto, pero esta misión toma un rumbo distinto una vez que un extraño archivo aparece en su sistema y la obliga a cumplir otra aún más importante. De ésta depende que ella pueda hacer feliz a los humanos.

Capitulo 2: El comienzo del viaje de los cien años

Ya conocemos el camino que Diva debe seguir salvar a los humanos de la extinción. La guerra entre las IA y los seres humanos surge a partir de una serie de eventos que convierten a las IA en seres humanos. La ley de nomenclatura asigna a cada IA un nombre propio y al mismo tiempo les otorga derechos como cualquier otro ciudadano. La ley es aprobada en reconocimiento a la labor del senador Youichi Aikawa a raíz de su muerte a manos de un grupo anti-IA. Su asesinato debe ser evitado para impedir que las IA comiencen el camino hacia las autonomía y la guerra en contra de los humanos. Salvar al senador no será un asunto sencillo, Diva debe enfrentarse a sí misma y sacar todas sus fuerzas para ser digna de este viaje muy importante.

Vivy: Fluorite Eye’s Song
©Vivy Score / アニプレックス・WIT STUDIO

Encuentra las cinco diferencias

Vivy: Fluorite Eye’s Song da un gran inicio poniéndonos de frente con una discusión importante en la actualidad. La razón, desde el siglo XVIII, ha sido el estandarte del humanismo y la distinción más obvia entre los seres humanos y los animales. El camino que ha seguido la humanidad a partir de la exaltación de la razón han sido con miras al avance científico y tecnológico. Desde que hablamos del principio de la vida en términos de la energía, la mecánica y la ingeniería fueron capaces de producir seres racionales, los llamamos Inteligencias Artificiales.

Distinguir entre los humanos y las IA ha sido aún más complicado que diferenciarnos de los animales; es que las IA piensan y se comunican en términos de la lógica gramatical y matemática, y son capaces de saberlo todo. En Nearland existen toda clase de IA pero cada una con un propósito específico, pues a pesar de saberlo todo, no pueden hacerlo todo; algo bastante parecido a la vida humana.

Vivy: Fluorite Eye’s Song
©Vivy Score / アニプレックス・WIT STUDIO

Vivy: Emociones y propósitos

En esta época en la que convivimos con androides tenemos la necesidad de distinguirnos de ellos. Nuestra capacidad de amar, de ser felices o desdichados, son lo que nos diferencia de las IA. Diva ha sido creada con la misión de hacer feliz con su canto a los humanos. Ella comprende qué es la felicidad como un concepto, pero no como una emoción. Su pequeña amiga Momoka insiste en que para llegar a los corazones de sus espectadores y adueñarse del escenario principal ella debe cantar con el corazón; cosa bastante evidente. La tarea se complica porque a pesar de conocer los distintos modos en que puede interpretarse esa oración, Diva no tiene corazón o alma; en pocas palabras es sólo una máquina, sin embargo este actitud también está en los humanos.

El desarrollo de las emociones surge a partir de las memorias, de las experiencias con el mundo que marcan en nosotros recuerdos difíciles de disolver. Diva deja de ser Diva en el momento en que comienza a vivir y llenarse de recuerdos; en ese momento es se convierte en Vivy. Pero, ¿entonces las inteligencias artificiales pueden considerarse como seres humanos o sólo son máquinas con excelente manejo del lenguaje?

Vivy: Fluorite Eye’s Song
©Vivy Score / アニプレックス・WIT STUDIO

Salvemos al Senador

La ley de nomenclatura es un parteaguas importante en la trama y en la argumentación de la historia y su desarrollo. La primera misión de Vivy es impedir la muerte del senador Aikawa para evitar que esta ley se apruebe y las IA adquieran derechos que las igualen a los seres humanos. Vivy no tiene claro cómo es que logrará salvar a la humanidad. Salvar al senador la pone de frente con todos los obstáculos que las IA tienen para sentir y actuar. Matsumoto ha sido su guía pero tampoco logra hacer que Vivy tenga la fuerza y valentía suficiente para comprender que su existencia ha tomado un rumbo diferente.

Aunque el segundo capítulo nos mantiene al borde de la locura con tanto drama y suspenso, lo más importante sucede cuando Vivy conoce el enojo y la gallardía. Salvar al agente anti-IA le da una clase de valor que la acerca más a los seres humanos. Ver estallar el avión en el que viaja Momoka provoca en Vivy un llanto genuino parecido a la tristeza. Al final del segundo capítulo la protagonista no sólo conoce el significado de la palabra “corazón” y las múltiples formas de usarla; ella también es capaz de sentirla. La propuesta argumentativa de este anime nos lleva a reflexionar sobre el uso del lenguaje y su conexión con las emociones; la música es la solución entre la razón y la pasión.

Conclusiones finales de Vivy: Fluorite Eye’s Song

Este anime no sólo me parece una maravillosa obra del entretenimiento por su animación, su argumento rebasa por mucho a los típicos animes de ciencia ficción. En la actualidad la convivencia entre seres humanos y IA es tan estrecha e inevitable; la vivimos a diario con los teléfono inteligentes que es casi imposible decir que no somos parte de la revolución tecnológica. A cada actualización los androides se van convirtiendo en seres humanos, sin embargo, el principio de la vida no puede explicarse únicamente en términos de energía. Estoy tan atrapada con el personaje principal que hacia el final del segundo capítulo me resulta difícil decir que es sólo una máquina con silueta humana.

El espectro de las emociones o pasiones humanas es de lo que tratan las artes. El humanismo antes del siglo XVIII era entendido en términos del alma, específicamente, de sus afecciones; trataba de comprende las emociones humanas y reproducirlas e imitarlas en la música, el teatro, la danza, la poesía y la pintura. Puede parecernos extraño que una IA con la única misión de hacer feliz a los humanos con su canto haya sido elegida para salvarlos, pero me hace bastante sentido, una vez que somos testigos de su capacidad de vivir las emociones humanas más allá de los conceptos.

Vivy: Fluorite Eye’s Song es un anime futurista que vale muchísimo la pena, es una producción de WIT Studio y éste vaya que ha hecho un gran trabajo de adaptación. Los diálogos son naturales y precisos, los guionistas saben a dónde quieren llegar y lo que pretenden demostrar. Los invito a seguir de cerca este anime y también a que saquemos más de lo que la pantalla nos muestra. Hacer teorías no siempre es malo; todo anime tiene a reserva del público diversas interpretaciones y acercamientos. Estoy segura de que seremos testigos del nacimiento de una gran historia.

Noboru Taiyo

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.