Reseña | Yuukoku no Moriarty – Capítulo 5

Jihye 12/11/2020

¡Advertencia! Esta reseña sobre Yuukoku no Moriarty capítulo cinco contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

©竹内良輔・三好 輝/集英社・憂国のモリアーティ製作委員会

#5 El bailarín del puente

Yuukoku no Moriarty capítulo cinco inicia con una trágica muerte. Tras varios días de ausencia, Moriarty se pregunta por su alumno Lucian. La pericia de William, lo lleva a descubrir que Lucian ha estado encerrado para alejarlo del escándalo de su romance con una camarera. La joven que murió al inicio es Frida, la amada de Lucian, quien fue conducida a la muerte por el administrador Durdley. Este es un crimen que no puede ser perdonado, y aun sin cliente, Moriarty se encarga de impartir el castigo.

©竹内良輔・三好 輝/集英社・憂国のモリアーティ製作委員会

La diferencia de clases

El episodio de esta semana se tiñe de un color triste, esta vez no arrancamos de la premisa de una injusticia social, al menos así nos parece en primera instancia. La tragedia de esta ocasión inicia por un romance, y el único pecado de este amor es que ambos pertenecen a distintas clases sociales. Aunque esto no parecía ser un impedimento para ellos, pues el amor que sentían por el otro era mayor a cualquier obstáculo. Al menos así es como optimistamente veían las cosas ellos. Lamentablemente para su caso, Lucian tenía cierto “deber” que mantener. Y es algo lamentable porque no era la voluntad del muchacho, quien fielmente deseaba mantener su palabra de deposar a Frida. Su situación se volvió trágica porque había alguien detrás de ellos.

El administrador Durdley es una persona que no debía interferir, sin embargo fue él quien se encargó de dar una demostración de la realidad para el  par de enamorados. Lucian, como noble de cuna que es, no estaría permitido para desposar a una joven sin nombre ni antecedentes. Después de todo en aquella época, la marcada diferencia entre clases no era gratuita, existía una cierta dignidad que mantener. Fue Durdley quien se encargó de revelar esta verdad, pues aunque sus intenciones no eran realmente por el bien de Lucian, si tenía interés en mantener el status nobiliario intacto del joven. Ya que sin status, no sirve de nada.

Volvemos entonces al inicio, ¿fue una injusticia social lo que presenciamos? Lo fue, el amor de Lucian y Frida era real, ambos se amaban y confiaron en poder cruzar los obstáculos que vinieran. Sin embargo la realidad sociopolítica de la época jamás lo iba a permitir, aun sin Durdley de por medio. La diferencia de clases hacia que su relación fuera imposible de sostener a la larga. El agente acelerador para el final anunciado de la pareja fue Durdley. Aunque es claro que Durdley empleo el método más drástico y su pecado no merecía perdón, sobre todo si tenemos en cuenta que él no actuó por amistad o un falso sentido de responsabilidad sino por mero egoísmo.

Crimen sin cliente

Para el crimen de esta semana nos enfrentamos a una situación en la que no existía un empleador. Antes había quedado claro que Moriarty es un consultor porque no tiene la necesidad de interferir directamente con los crímenes. Pero esto no significaba que no tuviera la capacidad para participar, o la determinación. Nadie podría haber solicitado el crimen de esta ocasión, sin embargo era una situación que despertaba indignación y necesitaba ser zanjada. La intervención de William es la prueba de ello, después de todo son los crímenes que involucran injusticia social en los que le veremos envuelto siempre.

Cabe decir que, si bien lo principal era cobrar justicia para Frida, este crimen consiguió dar un golpe más profundo. Una basura fue eliminada, cuando los sucios tratos de Durdley fueron evidenciados. Aunque su principal función era parasitar a los nobles, también les otorgaba una liberación de sus responsabilidades. No me refiero a sus sesiones con el opio, sino a lo que hacía por ellos para mantener acallados los rumores de sus diferentes situaciones. El administrador fue, sin duda, totalmente corrompido por los deseos egoístas y fútiles de la nobleza. Paso tanto tiempo limpiando sus desastres que realmente llego a creer que sabía con certeza lo que era mejor para ellos, así lo demostró al actuar por Lucian.

En fin, aquí lo que destaca es la capacidad de discernir entre dos personas y como nos relatan el contraste. Tanto Durdley como Moriarty actuaron por sí mismos, no bajo la petición de alguien. Y ambos lo hicieron bajo la pretensión de hacer lo correcto. Para Durdley lo correcto era alejar a Lucian de la camarera que arruinaría su reputación como noble, mientras que para Moriarty, lo correcto era brindar justicia a quien no podía pedirla ya.

La diferencia entre ambos radica en que uno actuó por razones egoístas, Durdley quería mantener su gloria y Lucian y su familia eran un peldaño para eso. Por su parte, Moriarty solo sigue el camino de su ideal, y en este no puede haber espacio para que dos enamorados no puedan vivir su amor libremente. Tanto Frida como Lucian merecían justicia, por el amor y la vida que les fueron arrebatados, ese fue el trabajo de William.

Comentario final

Yuukoku no Moriarty capítulo cinco ha sido un episodio bastante melancólico y un tanto complejo. El amor entre personas de distintas clases sociales no es un tema fácil de abordar y menos cuando se emplea un enfoque tan crudo y bastante realista. Aunque debemos admitir que esta es una delas razones que hacen de este show algo digno de seguir. El trágico final que hayo el amor entre Lucian y Frida es tan solo una muestra de lo que la diferencia de clases le puede hacer a los inocentes. Es justo decir que, el único pecado de Frida fue no haber nacido con una cuchara de plata en la mano.

Antes de cerrar con esto tengo que seguir apuntando en lo maravillada que estoy con la animación. El constante contraste que se emplea al retratar las intenciones de los personajes es sublime. Añado que la adición de nuevos personajes para el reparto ha venido muy bien para expandir la dinámica de este grupo de revolucionarios. Comodato extra es bueno tener una representación del Coronel Moran dentro de la historia, quien por cierto es un colaborador del Moriarty original de Doyle. Y hablado de ello, los avances nos prometen que pronto tendremos a Sherlock en pantalla, esperemos que esta representación del famoso detective nos deje satisfechos a todos.

En fin, estas han sido mis impresiones del capítulo: ¿Qué les pareció este episodio? ¿Cuál creen que hubiese sido un mejor castigo para el administrador Durdley? ¿Creen que podamos decir que ya no hemos librado del estigma de la diferencia de clases?

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.