Reseñas

Reseña | The God of High School – Capítulo Final

Pame26 5 octubre, 2020

La siguiente reseña de The god of High School Capítulo Final contiene spoiler, si ya viste el capítulo por favor sigue leyendo, sino puedes verlo en cualquiera de las plataformas y regresar. Aviso, esta serie te enseñara como usar la patada voladora para conseguir… bananas.

©2020 Crunchy Onigiri, LLC

#TheGodofHighSchool

@GOHS_official

CAPÍTULO FINAL

DIOS / DIOS

El reporte de la Árbitro R da la apertura, pues la derrota de aquel dios se ha dado gracias a la magia de Jaesan Jeon, de quién aún no se tiene reporte, tampoco se siente la presencia de Sang Mandeok, solo de los chicos que fueron enviados al santuario subterráneo y que ahora están en la arena de una batalla liderada por Jegal Taek, quien ha absorbido la llave y poder divino, convirtiendolo en un semi dios. El allí cuando la presencia de aquel semi dios, comienza a despertar recuerdos en la mente de Jin Mori. Pero la batalla no da espera, pues la idea de Yoo Mira de huir y buscar al resto de los chicos heridos, es totalmente borrada del camino cuando Jegal Taek aparece de la nada y la ataca a ella como a Han Daewi. A lo que Jin Mori responde rápidamente por la espalda, pero este es atrapado ante la fuerza de un semi dios, aun así, Jin logra liberarse exigiendo el pago por las heridas de Park Ilpyo, Park Seungah, Park Seungyeon, Ryu Hyeonbok, Yoo Mira y Han Daewi… Al momento de liberarse, Jin Mori pone en práctica la Técnica de Acupuntura aprendida del Anciano Bongchim Nah, uno de los Seis, aquella práctica trae con sigo una advertencia y es que, si se usa muy de seguido, esta terminará agotando el cuerpo de aquella persona… Superando toda resistencia.

Sintiendo que hace mucho él ha superado sus propios límites, Jin Mori pone en marcha su enfrentamiento contra Jegal Taek. Aquella batalla se da sin piedad ni tiempos para respiros, pues Jegal ataca con todas sus artimañas y Yoo Mira, Han Daewi y Jin Mori, intenta combatir cada ataque aún cuando todos están en su límite. Cuando Jin Mori cae y es auxiliado por Yoo Mira, Jegal Taek aprovecha el momento para lanzar una lanza roja contra ellos, Han Daewi se pone en medio y evita que está lastime a sus amigos, solo que aquella lanza se ha clavado en la espalda de su amigo y es allí ante aquel horror, que Jin Mori despierta una parte de sus recuerdos. En aquellas memorias, Jin está en frente de sus súbditos, un grupo numerosos de semi humanos con aspecto de monos, que esperan las órdenes de su líder, pero este les dice que no se preocupen, pues él peleará solo con su “Rù Yì Bàng” (Ruyi Jingu en el Manhwa (Aka Yeoui) en la mitología China). En medio de aquella arena que simplemente es un escenario de una batalla épica, aparece del cielo una Bata gigante, aquella bara que le pertenece solo al actual Guardián de la Llave Qíti n Dàshèng (Jecheondaeseong, el Rey Mono en el Manhwa y en la mitología China).

Sin más preámbulos y encogiendo nuevamente la Rù Yì Bàng, Jin Mori comienza a responder a los ataques de Jegal Taek y su Charyeok, quienes terminan siendo atravesados y derrotados por aquella Bara del dios Mono. Aquí Jegal Taek mantiene su confianza y ataca aún más a Jin Mori, pero este responde rápidamente con su Bara y a la vez con múltiples ataques de trueno, dando cada golpe certero por cada una de las personas que Jegal Taek lastimó, Han Daewi, Yoo Mira (quien en su nombre Jegal Taek recibió varios golpes por parte de Jin), Park Seungah, Park Seungyeon, Ryu Hyeonbok y por un gran amigo Park Ilpyo. Reuniendo nubes voladoras cargadas de rayos, Jin Mori deja caer todo aquel poder sobre Jegal Taek, varias veces. Dicho por el mismo Park Mujin, Jin Mori no está usando ahora mismo el poder prestado de algún dios como el resto de los mortales con habilidades, sino que aquel chico de 17 años, es actualmente un dios… El dios Rey Mono.

Ahora Jin Mori está agotado y no entiende a la vez que entiende un poco lo que ha sucedido con su fuerza sobre humana, pero aquel horror no ha terminado, pues Jegal Taek ha sacado lo último de si, aquel poder que se implantó en Jeon Jugok por parte de Nox y que ahora se ha combinado con el de Jegal Taek, formando un monstruo inmenso que devora todo y desea aplastar todo a su paso. Jin Mori intenta llamar de nuevo su poder de Rey Mono, pero este no aparece, por lo que sus compañeros responden rápidamente, uno de ellos es Park Ilpyo quien tomando a su amigo Jin de un brazo de dice “Confía más en tus compañeros”. Así que uniendo fuerzas, Jin Mori, junto con Park Ilpyo, Han Daewi y Yoo Mira, todos lanzan ataques a aquel ibrido de Jegal Taek, mezclando sus poderes de Charyeok y combatiendo hombro con hombro y pie con pie… Ahora un ataque que debería darle final al enfrentamiento es lanzado por Jin Mori, pero Jegal Taek parece retenerlo, por lo que el medio cuerpo aún algo consiente de Jeon Jugok, lanza un hechizo para convertir en piedra todo el cuerpo de Jegal Taek y quienes están unidos a él, siendo la oportunidad perfecta para que los dragones azules de Jin Mori acaban por completo con el monstruo formado por Jegal Taek.

Al final Jegal Taek muere siendo devorado por su propio Charyeok, mientras esté recuerda como su madre le dio la espalda y lo dejo solo en manos de un extraño. Es aquí cuando llega Park Ilpyo y le tiende una mano, pero Jegal la rechaza deseándole como último una larga vida, mientras que la llave que estaba ahora en el interior de Jagal, es quebrada en pedazos y u o de ellos aterriza en la mano de Park Ilpyo. Mientras que en los escombros de lo que aún quedó del Santuario destrozado, Bora encuentra una puerta enorme que decide abrir, en ella dormía tranquilamente Kym Ungnyeo, la Progenitora de la Humanidad y miembro de Los Seis. Esta mujer vestida de traje tradicional Coreano, aparece ante los chicos para decirles que ella será quién cumplirá el deseo de los ganadores del torneo de The God of High Schooll. Jin se emociona y se deprime al desear que ayuden a su abuelo quien está el peligro, pero antes de terminar su deseo, da vuelta atrás y ve que varios de sus compañeros necesitan ayuda y un milagro… Por lo que su deseo cambia a “¡Devuelve el cuerpo de todos los que fueron lastimados a su forma original!”. El deseo fue cumplido a cabalidad y todos los presentes recuperaron sus fuerzas y sanaron sus heridas, mientras que Kym Ungnyeo se encogió a la forma de una pequeña niña, pues fue despertada dos semanas antes de que ella utilizará aquel poder. Por otra parte, algunos no pudieron sanarse, pues ya habían partido a otro lugar, perdiendo la vida y siendo excluido de las reglas de aquella mujer miembro de Los Seis.

Pasan tres meses desde aquel incidente causado por Nox y Jegal Taek, dejando pérdidas como la de Jaesan Jeon y su nieto Jeon Jugok, un futuro encuentro entre los ahora cinco miembros de Los Seis. Han quedado las marcas de lo que ocurrió con la caída de aquel dios, las personas están revolucionadas, Park Mujin está planeando quedarse con el país en las próximas elecciones, mientras que Sang Mandeok líder de Nox realiza el mismo movimiento al querer quedarse con Corea del Sur. Jin Mori despierta después de tres meses como lo predijo Kym Ungnyeo, Park Ilpyo ha partido a recuperar los trozos de la llave que ahora se encuentran esparcidos por todo el mundo, aquella miembro de Los Seis les revela a los chicos que la llave es el poder capaz de quitar el velo impuesto a los humanos, pues los dioses por miedo decidieron que aquellos seres que habitan la tierra no deberían tener el poder de acabar con los dioses. De momento los únicos con aquel poder, siendo dioses mismos son, Jin Mori o Qíti n Dàshèng (Quienes son directamente la misma persona). Aun así los recuerdos del Rey Mono se encuentran sellados, por lo que para recuperarlos deberá visitar el hogar de Qíti n Dàshèng. Mientras que en las instalaciones de Nox, siendo prisionero de estos, Jin Taejin le augura a su nieto que el podrá enfrentar y vencer a los dioses, hacerle frente a su destino e incluso vencer a su abuelo.

OPINIÓN PERSONAL

Como podemos describir este último capítulo que nos ha dejado en ascuas, que nos ha dejado deseosos de más. Simplemente es una maravilla, una excelente creación de Crunchyroll y su creador original en la plataforma de Webtoon. Ambas partes supieron desarrollar una serie de anime que respeta todo lo que un fan de The God of High Schooll podría haber deseado, pues está animación se lleva todos los aplausos por cumplir grandes expectativas. Definitivamente es una serie que podría llevarse ya tos premios como se merece, ha llegado ha cada rincón del mundo y ahora nos han dejado un hueco hondo que no sabemos si podremos llenar con la lectura del Manhwa… Definitivamente exigimos que esta serie tan espectacular y llena de todo lo bueno del anime, vuelva a las pantallas con una segunda y tercera y tantas temporadas como sean posibles hasta finalizar con el Manhwa (Manhwa que aún no ha finalizado).

©2020 Crunchy Onigiri, LLC

Ahora sí lo que nos cruje y es esta sección que he dedicado en 12 reseñas y ahora 13, para hablar y resumir el Manhwa y todas sus partes más llamativas, no sin antes recordarle que podrán leer esta serie en la aplicación o página de Webtoon, totalmente gratis y ahora traducida al español. Visítala y dale tanto amor cómo se merece y apoyo al autor, así podremos quizás tener una temporada más ¿No te pare bien tío Crunchyroll?

Cómo les dije en la reseña anterior, Jegal Taek no se transforma de una al comer la llave en un dios con alas, el primero se transforma en un semi dios de cabello largo negro, que en si tiene aspecto de tiburón, al él ser atacado por ángeles que deseaban la llave que estaba en su interior, este los ataca y ellos a él, llenando aquel espacio arenoso de lanzas rojas, donde se encontraban los chicos. En realidad, la lanza roja no fue lanzada por Jegal Taek, sino que fue una de las tantas que arrojaron los ángeles, Han Daewi se pone en medio de una de estas, evitando que llegue hasta sus amigos. Esta escena simplemente horrorizó a Jin Mori, quien gracias a ellos logro despertar un poco sus recuerdos, unos donde él se veía rodeado de discípulos con aspecto de monos, quienes estaban dispuestos a luchar en su nombre, pero el evitó que su seguidores perdieran la vida en sus batallas, por lo que él solo se enfrentaba a un sin número de dioses con la ayuda de su Vara expandible Ruyi Jingu (Aka Yeoui en la mitología China) o como la nombraron en el Anime Rù Yì Bàng, esta arma le pertenece al dios Rey Mono Jecheondaeseong (Qíti n Dàshèng en el anime).

Jin Mori ahora con la diadema del Rey Mono en su cabeza, ha llamado a su Bara Ruyi Jingu para que baje a la tierra, en el anime Jin le dice a la vara que se encoja y está lo hace, en el Manhwa Jin simplemente es Jin y no recuerda como hacer que sea se encoja y el trata de levantarla con todo y lo expandida que está. Los ángeles en manada corren para atacarlo, teniendo que lidiar con varios sobre su cabeza, Jin logra adelgazar la vara y mientras Jegal Taek intentaba atacar a los ángeles que estaban sobre Jin, gritando que ese poder tan grande el lo absorberá y será de él, Jin atraviesa a Jegal con la vara al igual que a un dios y luego expande la vara aa su máxima proporción, partiendo por la mitad al dios y a Jegal. Este último se recupera rápidamente y absorbe a todos los dioses y ángeles a su alrededor, tomando así la forma que apreciamos en el episodio 13, la de un ser con alas y cabello blanco, asemejándose a un dios.

Jegal Taek toma el agua del mar y forma un remolino gigante sobre el cielo de lo que quedó de Seúl, mientras Jin Mori agradece aquel acto, pues él lo utilizaría para crear un Kinto-Un, también conocido como Nube de Gorrito Volador, que luego sería el camino para la lluvia de relámpagos que Jin Mori lanzaría sobre Jegal Taek. En medio de aquel ataque sin pares, Jaesan Jeon tendido en el suelo pronuncia las palabras que Park Mujin dijo en el Anime “Tú no eres competencia para él… Nosotros tenemos poderes prestados por los dioses (Charyeok) pero, él es un dios mismo. REY MONO”. Mientras que aquel subamos que se levantaba por el agua que absorbió Jegal Taek para arrojar sobre Jin, Park Ilpyo detuvo que aquella ola gigante cayera sobre la gente salvada de Seúl, mientras pronunciaba las palabras que el Anciano Bongchim Nah dijo en el anime “Taejin, tu anciano… ¿Qué clase de monstruo criaste?”. El impacto de las bombas nucleares más el ataque de los dioses logro reducirse significativamente gracias a las acciones oportunas de la Árbitro R con su Charyeok para manipularlas colas y duplicarlas, más el sacrificio de uno de Los Seis Jaesan Jeon. Aquel hombre gigante y practicante de la Alquimia como poder prestado, logro evitar que la bomba causará un daño monumental en Seúl, remando un escudo que absorberá todo aquel impacto, dañando únicamente al dios y el meteorito dañando la bomba, reduciendo significativamente su impacto. Tres trucos de magia complicados en un solo momento… Un trabajo digno para uno de Los Seis.

Pame26
Pame26

Soy Fujoshi, amante del Anime, los Libros, Marveliber 100%. Soy Comunicadora Social-Periodista, Diseñadora Gráfica y fotógrafa. Amo lo que hago e intento hacerlo siempre bien. Me gusta recibir, consejos y sugerencias. Ah por cierto, me rio demasiado y descontroladamente.

Déjanos un comentario.

Relacionadas

noticias relacionadas Más Noticias
Reseñas

Reseña | Kanojo mo Kanojo – Capítulos 3 y 4

28 julio, 2021
Kanojo mo Kanojo - Capítulos 3 y 4
leer más
Reseñas

Reseña | Vanitas no Carte – Capítulos 1 y 2

27 julio, 2021
Vanitas
leer más
Reseñas

Reseña | Tokyo Revengers – Capítulos 13 y 14

16 julio, 2021
leer más
Reseñas

Reseña | Kanojo mo Kanojo – Capítulo 2

15 julio, 2021
Kanojo mo Kanojo - Capítulo 2
leer más
Reseñas

Reseña | Kanojo mo Kanojo – Capítulo 1

8 julio, 2021
Kanojo mo Kanojo - Capítulo 1
leer más
Reseñas

Reseña | Fruits Basket Final – Capítulo Final

6 julio, 2021
leer más