Reseña | Re:Zero 2 — Capítulo 4

leodan52 05/08/2020

¡Precaución! Esta reseña del capítulo 4 de Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu 2 está repleta de spoilers. Te recomendamos primero mirar el episodio y después regresar a leer.

©長月達平・株式会社KADOKAWA刊/Re:ゼロから始める異世界生活2製作委員会

Capítulo 4: Padres e hijos

Subaru despierta en su habitación, en casa de sus padres. Rodeado de libros, mangas, figuras y afiches, mira alrededor con extrañeza, cuando debería ser el lugar que mejor debería conocer. Su padre aparece en escena con la intención de despertar a su hijo con cariño, aunque con mucha brusquedad también. Es hora de desayunar en casa de los Natsuki, y su madre los apresura a que se sienten en la mesa.

©長月達平・株式会社KADOKAWA刊/Re:ゼロから始める異世界生活2製作委員会

Luego de una caluroso y agradable almuerzo familiar, Subaru se apresura a regresar a la cama. Sin embargo, una sensación en el pecho lo ataca cada vez que piensa en aquello que debería hacer, pero se niega a llevarlo a cabo. Mientras piensa en ese sentimiento que le oprime el pecho, su padre entra a su habitación para hablar con su hijo. Natsuki Kenichi tiene una sola a pregunta, y no duda ni un minuto en comunicarla: Subaru, ¿Te gusta alguien?

Las intenciones de Kenichi son claras: Quiere conocer los motivos del comportamiento de Subaru. Lo invita a dar un paseo por el parque, donde Subaru demuestra que no es tan ingenuo como su padre piensa. El chico comienza hablar sobre su pasado, y como ha perseguido la sombra de su perfecto padre sin descanso, y ha fallado en repetidas ocasiones. Es cuando lo recuerda todo: Sí le gusta alguien, y es una amable chica de cabello blanco mitad elfo.

©長月達平・株式会社KADOKAWA刊/Re:ゼロから始める異世界生活2製作委員会

Al día siguiente, Subaru está preparado para tomar las riendas de su vida. Su amorosa madre está preocupada por las dificultades que su hijo pasará; Natsuki Naoko conoce a su hijo mejor que él mismo. Después de una charla con su madre, Subaru por fin se despide de esas personas que siempre lo cuidaron. Él lo recuerda todo, y sabe que quizás no volverá a verlos jamás.

Opinión

Cargado de una gran gama de emociones, el capítulo 4 de Re:Zero 2 nos sorprende con el desarrollo del personaje principal. Siendo una etapa parte de “La prueba del Santuario”, donde al final del capítulo anterior se dijo que consistiría en enfrentarse a su pasado, era esperado que Subaru se viera de regreso en su propio mundo. Una situación más que curiosa, ya que nunca antes en la serie se habló de las motivaciones del protagonista.

Es así como conocemos a los padres de Subaru, las dos personas más importantes que dejó detrás en ese mundo. Suburu no recuerda sus aventuras en el mundo de Emilia, sin embargo, parece conservar la fuerza que ha conseguido con tantas experiencias. Esto le permitió a sus padres intervenir por hijo, donde no solo le recordaron cuanto lo quieren, sino también entregarnos unas de las más bonitas escenas de Re:Zero. Todo adornado por una leve tela brillante ligeramente difuminada, que nos recuerda que esto solo es un sueño.

Más que un sueño

La que parece ser la primera etapa de “La Prueba del Santuario” que enfrenta Subaru es el foco de atención del capítulo 4 de Re:Zero 2. Como vemos, Subaru debe enfrentarse a aquello que lo ha lastimado en el pasado, y que lo sigue atormentando hasta el presente. Una clase de prueba que es bastante clásica en el llamado género Shounen, donde superarla significa, casi siempre, despertar un nuevo potencial nunca antes visto.

Sin embargo, dudo mucho que llegue el momento de ver a un Subaru pateando traseros con fuerza bruta. Ese no es el enfoque que Re:Zero le da a su protagonista. Pero lo que si veremos es a un Subaru mucho más centrado, sin caer rápidamente en la obsesión de siempre ser útil. Un prota que comprende donde reside su verdadera fuerza, y pide ayuda cuando la situación está fuera de su alcance.

A todo esto, ¿Qué es aquello que cargaba Subaru sobre sus espaldas? Es simple de explicar, complejo de tratar, y también una situación que más de uno tuvo que vivir en la vida real. Suburu siempre deseó ser como su perfecto padre. Un hombre que goza de habilidades diversas que lo hacen destacar en muchas áreas. Amable con las personas y objeto de admiración de muchos, incluido su propio hijo.

©長月達平・株式会社KADOKAWA刊/Re:ゼロから始める異世界生活2製作委員会

No tiene nada de malo querer seguir el ejemplo de alguien a quien admiras. Sin embargo, llevar al extremo cualquier cosa siempre es peligroso. El caso de Subaru es compresible, ya que las personas que lo rodeaban inconscientemente ponían sobre él la difícil carga de parecerse a su padre. Quizás no lo hacían con esa intención, pero en la mente de Subaru así funcionaba el mundo. Una situación que no favorecía que su propia habilidad (o quizás suerte), no le permitiera destacar como deseaba.

Quiero ser importante para ti

De los detalles que más han dejado en mala posición a Subaru en la temporada pasada, el más notorio es sin duda su temperamento. Sobran los comentarios que insultaban al chico por ser tan egoísta ante las situaciones que tenía enfrente. Ahora, el capítulo 4 de Re:Zero 2, ha arrojado un poco más de luz sobre el personaje principal, lo que nos permite empatizar más con sus impulsivas acciones.

©長月達平・株式会社KADOKAWA刊/Re:ゼロから始める異世界生活2製作委員会

Subaru vivió su vida pensando que lo más importante era destacar en todo. Sin embargo, al darse cuenta que había alguien que lo superaba, su imagen de sí mismo caía en picada. Para él, no tenía sentido ser solamente bueno en una activad, tenía que ser el mejor. Todos tenían que admirarlo como que lo hacían con su padre. Al final se había rendido en ese cometido, pero tuvo una oportunidad que le devolvió la esperanza: Fue enviado a un mundo de fantasía.

Todos sabemos en que se convierten los protagonistas de Isakai. Se convierten en héroes. Esa era la nueva meta de Subaru, convertirse en el héroe, y que todos lo reconocieran. Y esto lo logró en algunas ocasiones, lo que aumentó su propio ego. No obstante, su racha (o tiros de suertes) no dudarían por siempre. A un héroe de manga todo le sale bien, por más impulsivo que sea, pero esto es pura fantasía.

Su intervención en la reunión de la candidatas a reina, el combate contra Julius, la pelea con Emilia, su rechazo a Reinhard y las diferencias con las otras candidatas. Son ejemplos de momentos donde Subaru comprobó que las acciones impulsivas tienen resultados, en su mayoría, negativos; qué salvar a una persona no te da derecho a exigirle nada; qué un héroe real también puede equivocarse. Un golpe de realidad que devolvió a Subaru al estado derrotado en el que vivía antes de ser transportado. Hoy tenías mejor cara.

Sé tú mismo

Subaru ha madurado mucho si lo comparamos con el chico que recién llegó al mundo de Emilia. Los golpes que ha sufrido en un mundo tan cruel, y lejos de ser tan pacífico como su amado Japón, le han otorgado mucha sabiduría. Además, no debemos olvidar que tuvo la suerte de encontrar personas que estuvieron dispuestos de cuidar de él, y que ahora son tan importantes para él como él lo es para ellas.

Esto fue lo que notaron los padres de Subaru. Su hijo que despertó esa mañana, no era el mismo que había estado viviendo con ellos los últimos meses. Era notorio que algo lo había golpeado duro, y que tuvo un gran apoyo para no quedarse atascado. Era la oportunidad perfecta para ellos. Subaru se veía mejor, sin embargo, le falta mucho camino por recorrer para decir que ha superado todos sus miedos.

©長月達平・株式会社KADOKAWA刊/Re:ゼロから始める異世界生活2製作委員会

El capítulo 4 de Re:Zero 2 tuvo dos escenas centrales importantes. La charla con el padre, y la charla con la madre. En la charla con su padre, Subaru se enfrentó a la figura que lo tenía tan oprimido, y se sinceró. En la charla con su madre, descubrió que no tenía que intentar ser igual de bueno que su padre, con ser la mitad que heredó de él era suficiente para ser considerado su hijo. Por lo restante, podía ser solo Subaru.

Un hermoso episodio que nos recuerda lo importante que son los padres. Qué nosotros somos una suma de un montón de cosas, pero que principalmente somos la suma de esas personas. Y que, como Subaru, al ser nosotros mismos, somos también hijos de aquellos que nos criaron, educaron y cuidaron. No te tuvimos para que hicieras algo por nosotros, te tuvimos para hacer algo por ti.

Conclusiones

Reitero, el capítulo 4 de Re:Zero 2 ha sido hermoso. Tuvimos escenas tan emotivas que hicieron llorar a más de uno, y eso se agradece siempre. El anime nos enseña muchas cosas, como patsus, grandes oppais y una que otra escena polémica. Pero también nos enseña a sentir, a empatizar con otras personas con sus historias cargadas de emociones. Con el anime gritamos de emoción, llorar de tristeza y a veces de alegría. Una serie de experiencias que no he llegado sentir a ese nivel con ningún otro medio que cuente historias.

En fin, a Subaru le queda mucho camino por delante, y aún no sabemos a que más se enfrentará para superar “La Prueba del Santuario”. El chico seguirá creciendo mientras se enfrenta a las dificultades de aquel mundo que lo raptó, y a su vez lo acogió. Por lo pronto, obtuvo una gran recompensa por enfrentarse a su pasado de manera satisfactoria: ¡Una Echidna en uniforme escolar! ¿Qué tal les pareció el capítulo 4 de Re:Zero 2?

leodan52

Soy un hombre de ciencia, amante de las buenas historias sin importar el medio en que se cuenten, pero pienso que la animación tiene un encanto que ningún otro tiene. Es por eso que el anime ha tenido un importante lugar en mi vida.

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.