Reseña | Nanatsu no Taizai: Imashime no Fukkatsu – Capítulo 19

Jihye 28/05/2018

La semana de espera al fin ha finalizado, un nuevo episodio ha llegado. La emoción y acción invaden nuestras pantallas. Así damos inicio a la reseña del capítulo diecinueve de Nanatsu no Taizai: Imashime no Fukkatsu.

[bloques texto=’¡Advertencia! A partir de este momento habrá spoilers del capítulo’]

Las primeras batallas del festival de Vaizel ya han dado sus resultados, sorpresivamente Diane y King formaron un equipo increíblemente fuerte capaz de derrotar a los sirvientes de Drole y Gloxinia. Por otra parte la batalla que se formó entre Gowther y Escanor trajo un resultado que nadie pudo haber predicho. En su enfado por jugar con el corazón de los demás, Escanor dirigió todo el poder de su ataque en contra de los mandamientos. El verdadero festival acaba de iniciar, Meliodas ha dado el paso hacia el frente, su plan siempre fue el de atacar a los mandamientos, solo necesitaba una oportunidad y Escanor se la otorgo.

Capítulo 19: Meliodas vs Mandamientos

Sin perder tiempo Meliodas comienza sus ataques contra Drole, este a su vez encierra al resto como rehenes. Confiando en su fuerza, Meliodas no frena sus ataques, Gloxinia también entra a la pelea tras recuperarse usando “Gota de vida”. La batalla solo continúa intensificándose, pero va quedando cada vez más claro que Meliodas es más fuerte. Como un viejo camarada Meliodas conoce bien las razones que convirtieron a Drole y Gloxinia en lo que son ahora, pero eso no significa que vaya a ser suave con ellos. En su encierro todos coinciden en que sería inútil salir a ayudar a Meliodas pues solo lo entorpecerían.

Pese a no poder ayudar, tampoco pueden permanecer ahí. Con ayuda del mago del grupo todos son teletransportados a la muralla de Liones. La lucha de Meliodas continua, a pesar de ser uno contra dos, no pierde su ventaja. Todos observan la pelea con la bola de cristal del mago, King no puede evitar filtrar su desconfianza. Sin embargo la confianza de Ban y Diane en su capitán le hace ceder. El peor escenario se hace presente, la batalla fue lo suficientemente llamativa para hacer llegar al resto de los mandamientos.

La aparente ventaja de Meliodas le fue arrebatada de golpe. Sin contemplación cada mandamiento inicio su ataque en contra de aquel que alguna vez los traiciono. Sin embargo recibir todos los ataques formaba parte del plan de Meliodas. Con todo el poder que acumulo, que ascendía a más de 300 mil, planeaba regresárselos con un “Contraataque de Venganza”. Cuando parecía ser el fin de los mandamientos, el tablero volvió a dar un giro cuando Estarossa detuvo el ataque con una sola mano. Y diciendo lo mucho que amaba a Meliodas se dispone a darle el golpe de gracia.

Drole y Gloxinia, el par que se convirtió

Después de descubrir que Gloxinia es el primer rey de las hadas y que Drole es el legendario rey gigante, todos teníamos la misma pregunta ¿Qué los llevo a convertirse en mandamientos? Pregunta completamente valida, después de todo se sabe que ambos fueron participes activos de la guerra que se libró hace 3000 años. Entonces ¿Cómo es posible que aquellos que alguna vez pelearon contra los mandamientos ahora se les hayan unido? ¿Qué clase de circunstancias fueron las que los llevaron a tomar ese camino? Estas preguntas parecen hallar solución en lo dicho por Meliodas.

Gloxinia, él fue traicionado por aquellos en quienes confió y le arrebataron aquello que era más importante que su vida. Quienes leemos el manga sabemos a lo que Meliodas se refiere, pero quienes solo ven el anime se han quedado a medias. Me disculpo por el spoiler pero es necesario. Durante toda la pelea Gloxinia se queja de que Meliodas este del lado de los humanos. Comentario que pasa desapercibido, hasta que caes en cuenta que quienes traicionaron a Gloxinia fueron los humanos. Ellos son la causa de que cruzara la línea, los humanos son a quienes el primer rey hada no puede perdonar bajo ninguna circunstancia.

Drole, un guerrero poderoso cuyo orgullo fue pisoteado por completo. Para los gigantes la fuerza lo es todo, es lo que los define y lo que les da un lugar en la tribu. Al ser el rey gigante, el orgullo de Drole era más grande que el de cualquiera, por esa razón el haber sido derrotado tan fácilmente es algo que no soporto. Fue ese gran orgullo lo que lo llevo a cruzar esa línea. Nuevamente quienes no leen el manga quedaron a medias, perdón por el spoiler. Drole tuvo dos opciones: morir o convertirse en un mandamiento.

El poder de Meliodas

Lo siguiente que no puede pasar desapercibido es, como anuncia el subtítulo, el increíble poder de Meliodas. Después de recuperar su poder de los druidas, Meliodas ha dado grandes demostraciones de lo que es capaz. Sin embargo ninguna demostración se compara al demostrado en este episodio. Meliodas por sí mismo consiguió pelear en contra de dos mandamientos, además de llevarles ventaja. Sus constantes ataques solo demostraban el inmenso poder que guarda, aunque no parecía ir con todo. Como antiguo miembro del clan de los demonios, melodías todavía posee poderes demoniacos.

No es de extrañar que King aun conserve dudas acerca de las intenciones de Meliodas. El capitán de los siete pecados guarda muchos secretos, y el solo hecho de ser conocido de los mandamientos ya lo hace alguien extremadamente sospechoso. Pero a pesar de las sospechas, Meliodas no dejara de ser Meliodas y eso es algo en lo que Ban y Diane tienen una gran confianza. Confianza que logran transmitirle a King, pues el también sabe que en el fondo Meliodas no es malo. Solo se trata de alguien difícil de leer, pues lo que oculta no es una carga sencilla de llevar.

Volviendo a Meliodas y su poder, vemos que no vacila en ningún momento. Por el final cuando parecía que lo tenía todo perdido, en realidad se trataba de una fachada. Pues aun con los brazos rotos, todavía estaba planeando una variación de su especialidad “full counter”. Pero si Meliodas es fuerte, Estarossa lo es aún más, ya que con una sola mano logro detener el ataque que puso a temblar al resto de los mandamientos. Lo que vendrá no será ninguna recuperación milagrosa y eso será duro de ver.

Comentario final

La emoción no deja de ir en aumento en este anime, poco más y me quedo sin uñas. Esta semana se torna más seria y la comedia es olvidada, pero la constante tensión hace que no se le eche en falta. Las peleas han sido inigualables, y tal como el titulo nos prometió vimos un round completo entre Meliodas y los mandamientos. No había caído en cuenta pero el final de esta serie está cada vez más cerca. Razón por la que comenzaremos a ver los cambios entre el manga y el anime con mayor precisión. Solo espero que los cambios no sean para mal y continúe con la calidad narrativa que me ha atrapado de esta historia.

A estas alturas debe ser evidente el gran cariño que le profeso a esta serie. Pero no me dejaran mentir, realmente es un anime bastante entretenido. El hilo argumentativo no ha perdido calidad, al contrario se ha ido enriqueciendo a través de las historias de los personajes secundarios. La animación es bastante buena en general y las peleas no son la excepción. De hecho me atrevo a decir que la animación de las peleas es genial y consigue su cometido, emocionar a la audiencia. Como todo, tiene sus detalles pero son cosas que acabas obviando al enamorarte cada vez más de sus personajes y sus historias.

En fin, para quienes no lo notaron esta semana, de nuevo, no soy Laura. Pero descuiden la próxima semana ella volverá para acompañarlos con otra reseña de este gran anime. Por esta ocasión aquí parare, mientras tanto no olvides dejar tus comentarios y decirme ¿Qué ta ha parecido el episodio? ¿Están listos para lo que se viene tras la intervención de Estarossa? Deja tus comentarios y nos estaremos leyendo.

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.