Reseña | Kono Oto Tomare! 2 – Capítulo 6

NoSoyOtaku 10/11/2019

[bloques texto=’Esta reseña sobre Kono Oto Tomare! 2 contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.’]

Capítulo 6 (#19): Confrontación

Todos tienen una historia: esta es la historia de cómo la luz se volvió oscuridad. Alegría en los primeros años, lazos fuertes y la unión por medio de un instrumento, los genios nacen y los maestros se hacen. La luz para brillar sin igual recurrió al esfuerzo sobrehumano. No todo puede estar bien, primer apagón: desaparición de los progenitores; segundo apagón: abandono del hermano y del lazo por medio del instrumento. Aun, sin rendirse, se da a la práctica, la luz es tenue pero no se apaga, hasta el tercer apagón: la pequeña luz se encuentra con el sol. El sol apaga a la pequeña luz, ya no brilla: la luz se transformó en oscuridad. En el presente arreglar cuentas deben, las melodías son sus voces, con palabras la oscuridad se encierra. Es hora de acabar la historia…

Opinión del capítulo

Por fin hemos sabido lo que pasó con Akira y por fin nos aventuramos en su forma de pensar en un capítulo de recuerdos mayormente. Disfruté este capítulo no solo porque se trataba de Akira, sino también porque los cambios repentinos de escena no se notaron tanto y ayudaron a la fluidez del conflicto. Si bien es el que más me gustó no creo que sea el mejor del anime, siento que vienen cosas mejores y por lo visto en el opening Akira será partícipe y una parte importante de esta pare del anime. Creo que también ha cobrado más sentido el título de Mizu no hentai (transformación del agua), si bien desconozco la letra original mi única teoría sobre el título juntada con Akari es: el agua puede brillar como no, puede pasar de la luz a la oscuridad, dependiendo si hay alguien que alumbre o no. El agua puede ser tan clara o tan oscura dependiendo de quien esté encima y de lo que el mismo agua guarde dentro. Igual me parece Akira.

Transformación

Quienes tengan hermanos mayores o menores puede que entiendan mejor. Es fácil darse cuenta que aunque queramos o no ser una influencia para nuestros hermanos menores, terminamos siendo un ejemplo a seguir, para bien o mal. Y los que han sido los menores, no nieguen que sus hermanos mayores fueron su mayor admiración en algún momento de su vida; y al final el encuentro con nuestros hermanos va marcando nuestra personalidad: imitarlo o ser muy diferentes, esto depende de la cercanía en edad. En el caso de Akira, la mayor influencia que conllevó su transformación de niña fue su hermano. Se podría decir que él fue quien prendió el fuego en esa velita que se llama Akira.

Esforzarse por conseguir algo es lo normal o habitual y no conseguirlo es también parte normal de la vida, pero frustrante, en especial cuando hay personas que con poco esfuerzo consiguen lo que a uno le costó mucho seguir. Practicar y practicar y mejorar, pero jamás superar el talento natural, saber mucho pero jamás lo suficiente para sobresalir. Quiebra a las personas que realmente se apasionan por algo y también a los que cuya pasión es lo único que les queda, pasión que fue apoyada por seres que ya no están y alimentada por nuestro ejemplo a seguir. Sin ellos la pasión comenzó a perder sentido y solo se aferra a ella por los recuerdos, sentimientos y en especial porque ya no les queda otra cosa, pues ya han dado su vida a eso.

El sol apaga una vela

Todo lo pasado fue el proceso para llegar al final: la metamorfosis de luz en oscuridad. Usando la metáfora del subtítulo, Hozuki sería ese sol que por brillar tanto opaca a la vela prendida, a Akira. Por mucho que ambas sean luces, no es igual la intensidad del brillo, aunque físicamente el sol no apague a la vela, si las ponemos una al lado de otra nos daremos cuenta que no hay vela. Esta negación de la vela es lo que afectó a Akira, a pesar de haberle ganado al sol, Akira reconocía la superioridad de Hozuki. Una sola nota fue suficiente, un solo haz de luz fue suficiente para opacarla completamente. ¿Quién alumbra al mundo, la capacidad natural (el sol) o un invento humano llevado por su esfuerzo (la vela)? A Akira no le quedó más que aceptar su oscuridad y vivir en ese mundo. Ganar no siempre es bueno; el verdadero ganador es quien es reconocido como superior.

El lado oscuro de la música

No siempre apasionarse por algo es bueno, no siempre seremos buenos en eso que nos apasione, en especial en un mundo tan selecto como la música. Tan solo pensemos que tantos buenos músicos han sido opacados por los gigantes de la música universal. A su vez es innegable que gente sin talente llegó a ser grande y sobresaliente, pero luego de varios sacrificios y por desaparición de algunos. Quizá Bethoveen jamás hubiera llegado a ser lo que fue sin el esfuerzo puesto y sin la muerte de Mozart. En todo caso Akira sería el tipo de persona que la historia jamás recordaría porque estaba Hozuki. Siempre habrá alguien que sobresalga más, porque si todos son buenos tocando el koto, ¿realmente todo son buenos o están dentro de la normalidad (porque si están en la normalidad no hay buenos ni malos, solo lo esperado)? La música pido todo de ti, incluso si eso te lleva a la oscuridad total.

Luz versus oscuridad

El punto álgido del capítulo es el encuentro entre Hozuki y Akira. El anime nos mostró que a Akira todavía le queda luz, pues una vela puede ser prendida de nuevo, y parece que uno de los deseos del interior de Akira es poder brillar de nuevo. Hozuki al explicarle lo que pasó, el porqué tocó como tocó, se notó que en Akira una chispa de esperanza surgía. Pero no pudo entregarse a la luz, la oscuridad le dijo que ya no puede vivir en la luz, que no sabe cómo utilizarla. Es normal y entendible, la zona de confort de Akira es la oscuridad, la que la hizo llegar tan alto es esa oscuridad que vive dentro de ella.

Hay dos batallas entre luz y oscuridad, una interna y otra externa. Es clara la analogía, Hozuki es la luz y Akira la oscuridad, esa es la batalla externa. La interna es de la misma Akira, batallando poco, pero prolongando la guerra entre estos dos matices. Creo que el resultado será claro, Akira volverá a conseguir la luz y parece que Hozuki será quien la guíe o le muestre el camino, directa o indirectamente, y esto debido a que Hozuki también fue comida por la oscuridad pero logró salir gracias al club. Todas las chicas en este anime cuya historia nos hes contada han estado dentro de la oscuridad, pero no todas son equiparables, quienes se complementan mejor son Akira y Hozuki. Pero por ahora la guerra no ha acabado.

Ya para culminar, solo diré que si tienen la oportunidad de escuchar el koto en vivo y en directo por alguien que sabe, no lo desaprovechen, esta semana tuve la oportunidad de escuchar una presentación en vivo y fue maravillosa, aunque solo fue un koto y no una agrupación, mas eso no quita lo hermoso que fue. El siguiente capítulo ampliará más el problema al parecer. Y solo dejaré esta pregunta para poner fin: ¿ustedes son de los genios naturales o de los que se esfuerzan, una Hozuki o una Akira?

NoSoyOtaku

De Perú. Ya dos décadas :'v, y un aficionado al anime y a la cultura japonesa, además de un aficionado al estudio de las culturas asiáticas (especialmente China y Japón).

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.