Reseña | Karakai Jouzu no Takagi-san 2 – Capítulo final

NoSoyOtaku 23/09/2019

[bloques texto=’Esta reseña sobre Karakai jouzu no Takagi-san 2 contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.’]

Resumen del capítulo

El festival de verano llegó, las mujeres se ponen sus yukatas y los varones solo se visten. Los puestos de comida y de juegos están listos, las personas se avecinan y llenan el lugar, con una hermosa vista el festival anima a todas las personas. Amigas que van juntas caminando y planeando su estadía, otras recién se alistan cuando el sol casi cae y algunos están sentados esperando a su “cita”. Cita planeada o no, lo importante es no separarse y disfrutar del festival juntos y, a lo mejor, dar un siguiente paso a la relación que esa cita tiene.

Opinión del capítulo

El salsero Héctor Lavoe cantó: todo tiene su final, nada dura para siempre. Palabras precisas para esto que realmente no quería que acabara. No me guardaré las opiniones para el final, sino que las diré en este apartado. Ya se veía venir, el Festival de Verano sería el lugar del final, un momento mágico para quien sabe vivirlo, además de ser un acontecimiento que solo se repite una vez por año. Solo tengo una queja a nivel de imagen, pero que se puede entender, en la escena donde Takagi y Nishikata están comiendo y la cámara los enfoca de lejos, se deja ver un bajón en los dibujos de ambos, se veían mal ambos. Otra cosa mala no vi, solo que esos veintitrés minutos y algo me parecieron bien cortos, demasiado cortos. Y no es que sea malo, sino que no me lo puedo creer. Tampoco sentí que el capítulo haya sido ni muy lento ni muy rápido, tampoco me decepcionó, mas debo admitir que no fue el mejor capítulo, siento que el anterior incluso tuvo un poco más de emoción. Capaz la emoción se me fue porque se veía predecible en cierta manera -eso no evitó que gritara-, muy usual toda la trama en un shoujo, pero claro que al estilo de Takagi y Nishikata. La verdad es que me dejó con ganas de más, mucho más, porque el final no es malo pero sí abierto, pero el tema principal de esta temporada logró cerrarse.

Festival de verano

(No haré un resumen del capítulo, solo mencionaré ciertas partes cuando sea necesario). Durante esta temporada el tema principal, apartando las bromas y la generalidad del enamoramiento, es el agarrarse las manos. En uno de los primeros capítulos vimos como ambos se pusieron medio nerviosos no por la casi caída de Takagi, sino porque se agarraron las manos y desde ahí parece que ella quiso que Nishikata se la agarrara de nuevo. Para nosotros, jóvenes ya, quizá lo veamos como algo que ya no tiene tanta importancia y hasta normal en nuestra sociedad, pero de niños no era tan así, hasta sentíamos o fingíamos asco si agarrábamos la mano de alguna chica, a algunos les daba “asco” hasta de adolescentes. Nishikata durante mucho tiempo lo duda, una duda que demostraba un querer hacerlo realmente. Recuerdo que me decían que el tamaño de mi corazón es del tamaño de mi puño cerrado, pero le veo más forma de corazón a dos manos agarrándose.

El festival de verano es una fiesta muy tradicional y de las más conocidas en Japón, la cual tiene como punto culminante los fuegos artificiales, las flores de fuego. A estos festivales se suele ir con alguien especial o importante, no es que vayas con cualquier persona. Así que si vas con un(a) amigo(a) lo más seguro es que lo consideren una cita, porque suele ser lo usual. Así que aunque los niños le hayan dicho en broma a Takagi y a Nishikata que es una cita, es porque también el resto de personas lo verán así. Nishikata es quien trata de negar que tenga una cita, mas me parece que sí sentía lo que podría parecer cuando la invitó, también por eso el nerviosismo y vergüenza que sentía al inicio del capítulo, tenía miedo que ella no llegara y tenía miedo de que las cosas no salgan bien. Es normal eso, el temor de no poder hacer las cosas bien especialmente para alguien especial, aunque los pequeños detalles, como regalar un sujetador de cabellos, que podemos dar a costa de un premio que es para nosotros, siempre cuentan.

Un héroe imprevisto

Kimura no ha sido de mis personajes favoritos, la verdad hasta me caía mal junto a su amigo el de lentes -tanto así que no me aprendí el nombre de ambos a pesar de ser de los secundarios importantes-. Para mí hoy se redimió de ese “odio” que pude sentir hacia él. Pero no puedo negar que sí era de los personajes más concientes, es decir que sí era de los que se daba cuenta de la extraña relación entre Takagi y Nishikata, siendo su amigo el de lentes el que realmente no sabía nada y solo molestaba. Kimura en este final hizo notar su perspicacia y fue el ángel guardian de la relación. Cuando vio a Nishikata sosteniendo una bolsa se percató rápidamente que estaba en una cita y se fue con la misma rapidez con la que se dio cuenta, eso hace un buen amigo, no interrumpir. Aunque por la culpa de ambos Nishikata perdió a Takagi. Al final, ese error es redimiendo cuando los ve a ambos buscando al otro, y al ver a Nishikata le señala, sin decir nada más, que suba, que está arriba. Esto, entender sin decir palabras de más muestra una empatía y una verdadera amistad. Kimura fue el héroe sin capa de Takagi y Nishikata.

Victoria

Nishikata al escuchar la indicación de Kimura se va corriendo hacia el templo y Takagi al verlo baja y se encuentran en el medio, justo cuando los fuegos artificiales acaban. Varios de nosotros quizá podamos decaer por no poder hacer algo que, aunque no lo hayamos dicho, planeamos. El ver los fuegos artificiales fue algo que ambos esperaban juntos y era el momento para que uno de los dos tomara la iniciativa y agarrara la mano del otro, momento que no pasó. ¿Qué hubiéramos hecho? Algunos quizá con el fastidio solo hubiera dicho “vayámonos”, otros quizá nada y solo cambien de tema. Creo que Nishikata tomó la mejor elección, superó sus medios y quizo dar alegría en medio de la tristeza. Un simple acto que puede cambiar todo en un momento para otro, con explicaciones que solo son excusas para uno mismo. Lugar donde el corazón manda las palabras sobran. El mejor plan para lograr una victoria no es el que se hace días antes, el mejor plan es el que verdaderamente sabe ajustarse a la situación de lo inmediato, el que no titubea y si lo hace ha de tragarse las dudas y aventarse. Algo que muchos hacemos, que algunos ni importancia le damos, ese algo -una acción- puede ser el final de la duda y el comienzo de la certeza. Ese algo cambia las cosas, eso es lo mágico de agarrarse las manos.

Ahora sí, este es el final. Quizá a algunos les dejará un mal sabor de boca, a otros ni eso. Varios quizá se quejen, otros solo se resignen. Es lo que hay. Lo único que realmente lamento es que no haya aparecido la Takagi adulta. No fue ni malo ni bueno el final, siento que sí cumple en darnos eso que tanto anunciaba, quizá haya sido menos emocionante que otros capítulos, pero no me quejo. De los animes que he visto en esta temporada, que son solo tres, la verdad es que prefería este. Muy calmo, muy predecible, muy diario, muy nosotros. Quizá no nos damos cuenta pero también vivimos varias cosas predecibles, que se ven venir, pero en el momento nos puede emocionar de sobremanera. Nuestras vidas no tienen música de fondo, ni silencios totales, así que pónganse en los zapatos de Nishikata o Takagi y traten sentir eso que ellos sintieron, o mejor aun: traten de recordar esa felicidad, esa felicidad juvenil que no debemos dejar morir.

NoSoyOtaku

De Perú. Ya dos décadas :'v, y un aficionado al anime y a la cultura japonesa, además de un aficionado al estudio de las culturas asiáticas (especialmente China y Japón).

Más noticias similares.
AnimeOnegai Store
Déjanos un comentario.