Reseña | Karakai Jouzu no Takagi-san 2 – Capítulo 3

NoSoyOtaku 24/07/2019

[bloques texto=’Esta reseña sobre Karakai jouzu no Takagi-san 2 contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.’]

Resumen del capítulo 3

Las vacaciones llegaron y el nuevo año escolar se aproxima. Nishikata invita a salir a Takagi, comen dulces y luego van a pasar el tiempo con las tres inseparables amigas. Las formas de trato entre Takagi y Nishikata siempre fueron divertidas, según los recuerdos del último. El nuevo año escolar llegó y con ello ambos se vuelven senpai de los de primer año, pero quien más lo toma a pecho es el maduro de Nishikata.

Opinión del capítulo

Es gratificante poder ver de nuevo anime en mi laptop, lo cual hace que pueda disfrutar mejor de las tomas de la indomable Takagi. Siento que este ha sido un capítulo bueno y algo diferente, quizá porque la mayor parte no sucedió en el colegio o tal vez por ciertas cosas que han mostrado en este capítulo, como los recuerdos de Nishikata y como él piensa la relación que tiene con Takagi -que parece que siempre fue de molestado-“molestadora”- por el simple hecho de haber usado el honorífico ‘san’. Y otra cosa es que vi a una Takagi un poco más atrevida. Ya diré un poco sobre esto al final, ahora resumamos y digamos algo sobre las tramas del capítulo,

Día de los inocentes de abril

4 de abril, vacaciones para ellos. Nishikata invita a salir a Takagi, pero solo porque perdió una apuesta. Van a una dulcería, la cual para sorpresa de Nishikata está abierta -perdió contra Takagi sin siquiera haberla retado-. Dentro del local él sigue pensando en cosas que podría hacer para ganarle a su mayor rival, para lo cual miente; Takagi descubre eso y le pide que deje de mentir y lo atrapa mintiendo, para al final decirle que quiere que hablen pues es raro que estén solos. Nishikata resignado calla y ya no miente, diciendo que sí a la pregunta de Takagi sobre si ella lo sonroja. Luego ella dice que quizá cambien de clase, él se sorprende porque entendía que ellos no cambiarían de clase y trata de pensar en lo positivo de una vida sin Takagi, trata pero no lo logra, admitiendo que sigue queriendo estar con Takagi en el mismo salón. Esta última parte fue muy graciosa y muy tierna, pues Nishikata logra exteriorizar y aceptar -en cierto modo- el cariño que le tiene a su némesis. Tratar de entender a Nishikata es como tratar de entender a un niño-púber, y bueno, después de todo está en esa edad. Logran demostrar muy bien esa etapa.

Mirando los cerezos

Las tres amigas están reunidas en un parque. Mina parece estar haciendo ejercicio, pero para la extrovertida es hacer dieta. Yukari señala que escuchó en la televisión que a los varones les gustan las chicas rellenas, ante esto Mina no se queda callada y replica que en la televisión siempre ve a chicas delgadas. Sanae le pregunta que por qué quiere ser delgada y la soñadora de Mina dice que quiere ser modelo. Después de esto llegan Takagi y Nishikata. Mina parece ser una chica inocente, pero que en cosas que le interesan siempre está atenta, marcando una cierta curiosidad por cosas selectas para ella, además de parecerme divertido como de un argumento saca una refutación que se ampara en un hecho común: la televisión. Esto en cierto modo hace notar lo influenciable que son los medios en los niños/adolescentes.

Formas de dirigirse

Nishikata está leyendo “100% de amor no correspondido”, recordando de pronto un día de sus inicios de la relación con Takagi, en específico cuando pasó una semana. Al escuchar de Kimura que el no ser tratado con honoríficos intimida, decide no usarlos con Takagi. Al momento de decir su nombre, ella retrocede y lo mira, haciendo que el tímido de Nishikata termine soltando el ‘san’. Takagi se ríe y decide no usar el honorífico con él, con esto se cerraría e iniciaría la curiosa relación entre los dos. Como sabrán hay ciertas “palabras” en japonés que van después del nombre, tales “palabras” son: san, kun, chan, sama, dono, entre las más usadas. Estas palabras marcan el nivel de confianza y respeto que se tiene hacia la persona, haciendo que el no usar estos honoríficos después del nombre o apellido sea un símbolo de extrema confianza. En Japón incluso hay una diferencia -y creo que en el mundo hablahispana también- entre decir un apellido seguido de un honorífico y decir el nombre de pila de la persona seguido con un honorífico. Es decir: el apellido y después un ‘san’ es menos “confianzudo” que el nombre de pila seguido de un san, el primero indica más respeto y el segundo señala más confianza. Cosas así se viven en Japón y esto tiene relación con el siguiente subcapítulo (senpai y kohai).

Nuevo año escolar

La “pareja” pasa a segundo año. Nishikata va todo confiado a su nuevo día de clases y de año, haciendo notar su exceso en eso, pues piensa que es un hombre nuevo. Se sigue sentando al lado de Takagi, a quien le pide que ya no lo fastidie porque ahora es un ‘senpai’, ella después de un breve lapso le dice que piensa probarlo y ver si realmente es un ‘senpai’, para lo cual ella hará de ‘kohai’. Después de un cambio de palabras Nishikata decide usar una frase de “100% de amor no correspondido” y, sin darse él cuenta, Takagi sigue el diálogo tal como ocurre en el anime. Cuando se da cuenta de esto se rinde, porque sabía que todo lo que seguía los conduciría a un beso. Cuando se rinde él no usa el honorífico para con ella, esto la sorprende y le pide que se lo diga de nuevo, él no puede y termina soltando el ‘san’. Luego Takagi pide como premio que él la trate como una ‘senpai’ por un tiempo. Y así comienzan estos dos su nuevo año escolar. Con este trama se pude ver el nivel de confianza que se tienen ambos y como su diálogos se construyen en base al otro, un hermoso capítulo.

He visto -y no sé si ustedes lo pudieron apreciar-, cuando Nishikata recuerda, que hay una diferencia entre la Takagi que comenzó a molestar a Nishikata y la Takagi de ahora. Parece que la intención ya no es solo molestarlo, sino algo más. Por eso dije que la noté más atrevida, y esto se ve cuando están en la confitería, pues Takagi solo quiere pasar un buen momento con Nishikata y se lo señala, haciendo ver que no solo piensa en fastidiarlo, sino en que ambos vivan y recuerden esos momentos que pasan. Sobre los honoríficos, puede decir que me ha pasado algo parecido. Como les dije, nosotros también tenemos algo parecido con los apellidos -al menos en mí país-, llamar a un compañero por su nombre simboliza una confianza mayor que llamarlo por su apellido. En mi caso es que cuando tenía como 9 años y estaba “enamorado” de una de mis compañeras, si mal no recuerdo, pedí llamarla por su nombre porque sentía que eso nos uniría más, como que habría más confianza. En cierta forma este anime me recuerda a ese “amor” de primaria. Pero bueno, no salió la parte del 14/3, para mi desgracia. Ahora a esperar el siguiente capítulo y ver como les va en este nuevo año.

NoSoyOtaku

De Perú. Ya dos décadas :'v, y un aficionado al anime y a la cultura japonesa, además de un aficionado al estudio de las culturas asiáticas (especialmente China y Japón).

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.