Reseña | Karakai Jouzu no Takagi-san 2 – Capítulo 11

NoSoyOtaku 16/09/2019

[bloques texto=’Esta reseña sobre Karakai jouzu no Takagi-san 2 contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.’]

Resumen del capítulo

Vacaciones de verano, días sin colegio, así que Nishikata debe encontrarse por “casualidad” con Takagi, pues sus desafíos no deben quedar en la cabeza. Los amigos viajan, pero la tecnología puede mantener juntas a las personas, pero no hay que descuidar a los más próximos a nosotros, la familia. Así como se van tan rápido, así también vuelven. Ese fue el caso de Takagi, que vino con un regalo para Nishikata, el cual también se fue de viaje y el mismo día que llega se ve con ella para darle su regalo-broma, ¿logrará sorprenderla? Y por último, salir con amigos es parte de la diversión, pero no hay nada más emocionante que decirle a alguien del sexo opuesto para salir juntos a una festividad, ¿quién le dirá a quién?

Opinión del capítulo

Otro capítulo emocionante, tanto así que he gritado como “loca” en la última parte del capítulo. Siento que hay mucho por comentar de este capítulo, así que disculpen si esto se hace más largo de lo esperado, así que para ahorrar espacios no resumiré la mayoría de subcapítulos, pero si los mencionaré y abordaré porque este capítulo me ha fascinado, el tercer mejor capítulo de este anime. Uno de los que comentan en estas reseñas tiene razón, todo se definirá en el Festival de Verano, desde la segunda mitad del anime se viene perfilando esto. El viaje de Takagi y de Nishikata -ambos por separado- ni se notó, aunque me hubiera gustado ver algo de sus viajes, pero el anime tenía que desarrollarse y el capítulo final está cerca. Al parecer nuestro “Nishikata date cuenta” ha servido, porque ya se está dando cuenta, hoy ganó mis respetos. El ending sigue siendo el mismo del capítulo pasado, y confieso que tuve miedo porque se veía como si fuera el capítulo final -y no me hubiera molestado la verdad, pero sí decepcionado más o menos-. Así que apenas acabó el capítulo fui a la lista de capítulos y vi que decía que el siguiente capítulo es la próxima semana y pude respirar tranquilo. Las imágenes del ending son capturas de los capítulos de esta temporada, una especie de resumen, lo cual anticipa al tan esperado final de temporada.

Pasos

Nishikata se encuentra por “casualidad” a Takagi, la cual se dirigía a un lugar. Ese encuentro del “destino” sentó bien para que Nishikata la retara a un desafío: adivinar cuántos pasos hay. Él calculó todo, pero ella lee sus movimientos -también Nishikata es muy notorio- y contraataca. Cuando están contando sus pasos ella comienza a dar a entender que no fue casualidad y que si acaso le gusta ella para planear este encuentro. Nishikata termina “confesando” y ambos pierden la cuenta de los pasos y Takagi pide dejarlo ahí, para luego preguntarle qué quiere como regalo, pues se va de viaje. Al final los dos se marchan. No creo que Takagi haya olvidado los pasos, me parece sospechoso, ella quería hablar de lo del viaje, por eso cortó la competencia. El como se viste Takagi siempre me encanta, tiene buen gusto para vestir, a diferencia de Nishikata que se viste como cualquiera de nosotros lo haría a esa edad. Con esto el capítulo empezó muy habitual, pero ya armaba todo el acontecer posterior.

Fuegos artificiales

De acá en adelante solo serán comentarios. Yukari viene demistrando que es una despistada, chismosa y en cierta forma tímida. El personaje no me cae mal, para nada, pues siento que de lo poco que evolucionan los personajes, ella es una en la que se puede ver un cierto cambio. Yukari es muy pegada a sus amigas Mina y Sanae, lo cual es muy entendible, pues van al mismo colegio y tienen la misma edad. Un dato, que relacionaré con lo anterior, es que los fuegos artificiales fueron conocidos primero en China, pues estos conocieron la pólvora antes que el resto del mundo. Dada la influencia china en Japón, no es raro que los japoneses lo hayan adaptada para sus festividades. El término que los japoneses usan es “hanabi“, el cual literalmente significaría “fuego de flor”, el porqué creo que es obvio. Siento que los fuegos artificiales son una buena metáfora para describir los momentos, vemos como explotan y como desaparecen rápidamente, en cierta forma así también son nuestras acciones y las cosas que hacemos. En cierto momento Yukari recuerda que fue al festival de verano con su hermana, y sentí como nostalgia en ella, pues este año no irán juntas y por eso decidió ir a lanzar los fuegos artificiales, aprovechar esos momentos que pronto se apagan con la gente que nos importa y que aunque se vean cercanos, realmente los tenemos lejos, pues en cierta manera así somos la mayoría con la familia. Y realmente no sabemos que tenemos hasta que el fuego de la flor se desvanece.

Recuerdos

La felicidad se puede describir de muchas maneras, varía de persona en persona, pero tal parece que el sentir es el mismo. Aunque se haya querido bromear, esa broma puede ser causa de felicidad, no por la broma en sí, sino por lo que hubo detrás de ella: pensar, planificar, dar importancia. Pensar, Nishikata ha pensado en Takagi, como el confesó, pues debe tenerla en la cabeza para poder emocionarse con la broma. Planeó la broma pues quería sorprender a Takagi con algo que no esperaba. Y, sobre todo, tampoco es que se dé regalos a cualquiera, en Japón hay ocasiones para y no siempre a todos se da, para regalarle algo a alguien se le debe dar una cierta importancia a la otra persona, no a la broma, sino a la persona misma. Y creo que por esto Takagi se puso muy contenta, porque el regalo demuestra que ella es importante para Nishikata, aunque lo haya querido hacer en broma. Por eso algo mínimo puede demostrar mucho para alguien que importa.

¿Cuántos no se han peleado con sus padres por desplanificar ciertas cosas solo por alguien que nos gusta, pero sin dar el motivo? Yo no me he peleado, pero sí he tenido viajes en los cuales no fui con mi familia justo por eso, para pasarla con la chica que me gusta, y mi familia no sabía que ella era mi motivo para no ir y ella no sabía que ella era mi motivo para quedarme. Algo parecido le pasó a Takagi, solo que ella sí se peleó. Hay cosas que pensamos que los padres no pueden comprender, y puede que sea verdad, por eso decidimos callar y pelear por nuestra cuenta aunque eso nos lleve a condiciones malas, como el ponernos tristes. Y parece que demostramos esa tristeza justo con la persona que nos “incentivo” a pelearnos, si bien no sabe es complicado poder estar bien cuando tenemos enfrente a quien nos gusta. Quizá el haber pasado por todo eso le dio motivación a Takagi para lanzarle tremenda “indirecta” para ser invitada al festival. A su vez parece una especie de desafío para Nishikata, pero para que ella se de cuenta si él realmente la quiere o no, o si se ha dado cuenta. Cuántos sentimientos puede tener por dentro Takagi y cuánto ha tenido que tragarse para poder mostrar siempre esa serenidad.

Promesas

Las casualidad también pueden existir y puedes encontrarte con quien te gusta cuando vas hacia tus amigos. El que Takagi le haya insistido tanto para que pasen el tiempo juntos y el que Nishikata haya dicho que le prometió a sus ir a pescar con ellos, no creo que le haya molestado a ella, pues como dije en una reseña pasada quizá lo que le gusta a ella de él es esa sinceridad y ser transparente que tiene Nishikata y dentro de eso también puede estar el cumplir con las promesas. Me parece algo sano por parte de Takagi que acepte sin regañadientes que Nishikata vaya con sus amigos, pues ella también sabe el valor de una promesa. Y justo ahora, pensándolo y teorizando, ¿acaso Takagi no fastidia y pone a prueba a Nishikata para ver si él es el chico indicado? Porque sentí que ella insistió para que dejé a sus amigos y vaya con ella, pero él se negó porque antepuso su promesa, incluso diría que esto significa mucho para ella pues un hombre sin palabra no vale mucho, pues puede ser un traidor futuro -y también porque Takagi esperaba que él diga otra cosa-. Hacer una promesa representa mucho y cumplirla aun más, pues en cierto modo estamos en un mundo donde tal valor se va perdiendo. Me arriesgo a decir que incluso se necesita valentía para hacer y cumplir una promesa. Y esto me lleva a lo siguiente.

La primera vez que invité a salir a una chica fue cuando tenía trece años, la chica me gustaba y era muy difícil para mí pedirle algo así. Hice que mi primo llamara y hablara con su madre para luego yo hablar con la chica, el plan funcionó. Tenía tanto miedo que no podía hablarle a la madre para que me pase con ella, y cuando finalmente la tuve en la llamada me demoré un tiempo para poder decirle. Al final aceptó y quedamos en ir al cine, fue la primera vez que invitaba alguien a salir y fue la primera vez que salía con alguien, el resto es historia. Ser valiente para poder decir algo, ser valiente para invitar a salir a la chica que te gusta, pues realmente se debe ser así, sobre todo en una edad temprana y con poca malicia. Superar el miedo al rechazo, a la vergüenza, a la incertidumbre, al pensar: ¿qué estoy haciendo? Invitar a quien te gusta en cierta forma también es aclarar lo que uno siente por tal persona, decidirse y también tomar la iniciativa. Todo eso da miedo, y mucho, pero quien no arriesga no gana y puedes ganar muchas bebidas. La felicidad que mostró Takagi no la compartió la chica a la que invité, pero esa felicidad que mostró Takagi sí la pude sentir yo bajo otras circunstancias, y puedo decir que la entiendo, incluso entiendo el llanto que ella tenía dibujada en su boca y en sus ojos, son la alegría de poner fin a la tristeza que causaba la incertidumbre. Llorar de alegría quizá sea botar esa tristeza, por eso es que se llora, a lo mejor. Hay que atreverse como Nishikata o a lo mejor atreverse como Takagi, el primero dando por fin una iniciativa, la segunda creando una oportunidad que tome tiempo pero sin rendirse. En mi caso actual, yo fui Takagi y ella fue Nishikata, eso siento. Pero igual un final vendrá, los fuegos artificiales se manifestarán y la valentía se demostrará.

NoSoyOtaku

De Perú. Ya dos décadas :'v, y un aficionado al anime y a la cultura japonesa, además de un aficionado al estudio de las culturas asiáticas (especialmente China y Japón).

Más noticias similares.
AnimeOnegai Store
Déjanos un comentario.