Reseña | Kaguya-sama: Love War – Capítulo 7

Pame26 26/05/2020

[bloques texto=’La siguiente reseña de Kaguya-sama: Love WarCapítulo 7 contiene spoiler, si ya viste el capítulo por favor sigue leyendo, sino puedes verlo en cualquiera de las plataformas y regresar. Aviso, esta serie será la viva demostración de que el ego puede más, pero si existe amor quizás le pueda ganar.’]

©赤坂アカ/集英社・かぐや様は告らせたい製作委員会

Kaguya.love

@anime_kaguya

CAPÍTULO 7

“Los bóxers son para prostitutos”.

Dicen que para conocer una persona, debes saber acerca de sus gusto y entre ellos está el gusto del vestir. Según aquello que utilices para tapar tu cuerpo y darle tu estilo, será tu carta de presentación, la portada que nos dará una idea de aquello que contiene tu interior… No siempre funciona así, muchas veces simplemente son gustos estéticos que no van de la mano con tu personalidad y en otros casos simplemente la comodidad le gana al estilo. Pero si usaramos aquella idea utilizando como referencia la ropa interior ¿Podríamos obtener la idea de lo que eres y te gusta? Quizás no muchos le vean la importancia a esto y quizás otros mueren por observar aquella referencia y sacar una conclusión algo más certera.

KAGUYA QUIERE DESVESTIRLO

Yū Ishigami es el chico que no se complica la vida por el estilo y se va a mejor a la fija adoptando por la comodidad. Aquello lo conocíamos al ver que el tesorero del Consejo Estudiantil aplicaba aquella filosofía es su diario vivir, pero ahora que hemos visto más allá de lo que se ve y puede verse… Entendemos que lo suyo es el confort por encima del tan polémica tema “El estilo”. Unos calzoncillos tipo ochenteros, abombados, color blanco para no desesperarse ante tan infinita gama de colores y la simplicidad de utilizar el mismo estilo en todo momento, lo han ayudado en su tarea de evitar usar los tan populares “Bóxers” para llamar la atención y satisfacer los deseos de las chicas que añoran tener a su lado un modelo de recista. ¿Cómo sabemos que Ishigami lleva ese tipo de ropa interior? Por el simple hecho de usar la sala de consejo como vestidor y ser juzgado por los ojos de la directa Chika Fujiwara.

Aquí entra la inocencia de Kaguya Shinomiya, quien al creer que esa es toda la ropa interior que existe para los hombres, pero Fujiwara recuerda que los bóxers son lo más cotizado, entra una pequeña y deliberada declaración de protesta de Ishigami ante aquella ropa interior que el denomina “La que usan los prostitutos”. Al no saber Kaguya que es una prostituta y Siri le brinda aquella respuesta, surge en ella un nuevo interrogante ¿Qué ropa interior usa el Presidente?

Ser directa siempre ha sido lo de Kaguya, pero cuando se trata de Shirogane ella se cohíbe, aún así ha planeado la estrategia de la distracción por medio de una fluida conversación con un sutil gancho. Aquel gancho va de la mano de una típica pregunta que alarga la respuesta y cuando está con la guardia baja y te preguntan otras, tu cerebro te llevará a responderla sin medir que tus labios están pronunciando cada palabra de ellas. Aquella estrategia acompañada de la pregunta ¿Qué ropa interior te gusta? Ha terminado por ser malentendida por Shirogane, quien simplemente y sin pensarlo dijo colorida y después de analizar la pregunta, él simplemente creyó que hablaban de lo que a él le gustaría ver en una dama. Sus gustos son sutiles pero llenos de elegancia, pues el prefiere las pantis negras con encaje, pero al pensar que aquello sonaría pervertido él ha dicho “Tienen mucho material, son delgados y ajustados como los pantalones”.

Aquella respuesta llena de una gama de selección de ropa interior, termino por destacar los tan juzgados bóxers, por lo que Kaguya sin pensarlo ha señalado al honorable presidente de “Prostituto”, conversación que inocentemente presenció Lino Miko. Aún así las cosas no pudieron arreglarse sino empeorarse en el momento que Shirogane grita “¡La verdad es que me gustan las bragas negras!”. Al final Shirogane quedó por pervertido e Ishigami no resistió ser juzgado y termino comprando ese mismo día unos bóxers de 2.592 yenes.

“Resultados de hoy… Shirogane (Hombre de boxers) pierde”.

KAGUYA QUIERE HACER QUE LO DEJE IR

Los malentendidos no terminan y los planes de Kaguya tampoco, pues ahora bien ella quiere ofrecer como disculpa un terapéutico masaje en las manos, con el fin de “relajar al cansado Presidente”. La realidad de esto es “detener que los hombres engañen” o más bien que el Presidente no tenga interés en otras mujeres (u hombres). La solución de Hayasaka Ai es combatir el deseo que nace de algunas hormonas, con otras que supriman el deseo como la Vasopressin y el Ocytosin. ¿Cómo hacer que el Presidente segregue aquellas hormonas sin necesidad del post sexo? Aquí es donde entra la famosa disculpa por medio de un masaje, aquel masaje logrará que el Presidente segregue hormonas que evitarán que el él sea infiel (hahahahahahaha si eso fuera así toda serían santos).

Llegado el momento del masaje, Shirogane acepta dudoso pero con emoción la idea de ser tocado por Kaguya… El punto de todo esto entra en crisis cuando aquel masaje debía ser reconfortante y termina siendo una tortura medieval, liberando en el Presidente ¡Enormes cantidades de hormonas del estrés, como las beta-endorfinas y el cortisol. Mientras que el cerebro de Kaguya libera grandes cantidades de oxitocina y vasopresina… Surgiendo de ella una corriente interminable de amor brota de su mente. Al final simplemente Kaguya es una chica que no ha tenido experiencia en este tipo de cosas que podrían ser simples, aún cuando está matando a Shirogane él solo piensa en ayudarla. El problema cambia cuando ella quiere avanzar un poco más en los masajes torturadores y Shirogane se niega.

La historia toma un giro distinto cuando la inocente Lino Miko intenta entrar de nuevo a la sala y disculparse por aquel malentendido, el problema es que al entrar encuentra una escena algo difícil de justificar, llena de peticiones explícitas, posiciones comprometedoras y todo entra en un punto de quiebre cuando la inocencia de Kaguya le pide a Lino que se una a la “experiencia”… El problema es que aquí hace falta explicación, sobra malentendido y gana la vergüenza ajena, salvada por la falta de experiencia.

“Resultados de hoy… Shirogane gana (Sus hombros están mucho más relajados ahora)”.

SHIROGANE MIYUKI QUIERE HACERLA LEER

Manga llorón, todos hemos experimentado una lectura de cualquier género o estilo, ya sea literatura, novelas, novelas ligeras, novelas visuales, comics, mangas, Manhwa, webtoons, blogs y de más que nos han sacado lágrimas. Este ha sido el turno de Shirogane con una novela recomendada por su hermano Kei Shirogane, quien apostó que el él lloraría y fue así aparte de provocar en él las ganas de “amar”. Aquí nace un nuevo plan, ¡Hacer que Kaguya lea en Manga! Y esto será desarrollado de manera natural, brindándole aquella lectura a Ishigami quien se ha autoproclamado “columnista de mangas” y ha sacado el cliché de aquella lectura, pero ha sido tan potente su contenido que lo ha llevado al mismo abismo de llanto y deseos de amar como al resto.

Aquella frase “me quiero enamorar” ha llegado a los oídos de la tierna Fujiwara quien por supuesto ha leído el Manga y hasta lo lleva con sigo en modo digital, pero la única que no lo ha leído ha sido Kaguya, hasta hora. El plan de recomendación grupal de algo bueno por ver va en marcha después de pasar de boba en boca y llegar a oídos de quién ha rechazado súbitamente leerlo. Aún así Shirogane insiste y le vende la historia como algo interesante junto al apoyo del resto, pero aquí entra la boca de Fujiwara quien da el Spoiler mayor y principal del generador de llanto de la historia y el callada a la fuerza por sus dos compañeros, quienes en ojos de Lino Miko parecía ser un abuso estilo secuestro y opresión. Al final el mismo Shirogane acompañado por Ishigami, terminan dando más spoilers de la triste historia y son vendados igual que Fujiwara… Por las mismas Fujiwara. Aún así Lino Miko entro a la escena para “salvar a Fujiwara” pero se topó con que todos estaban en la misma posición.

Nota: Kaguya y Hayasaka leyeron y lloraron con el Manga.

“Resultados de hoy… Shirogane, Ishigami y Fujiwara pierden… Miko también perdió”.

OPINIÓN PERSONAL

Hahahaha ay no puedo, sé que debería ser más seria en estas reseñas, pero se me es imposible cuando ves esta serie y con cada capítulo parece que quisieran sacarte una hernia de la risa. Empezando por los bóxer, el fetiche de Fujiwara de observar, criticar y sacar conclusiones a la primera. La crítica social de Ishigami que muchas veces es acertada, pero no deja de ser cómica viniendo del mejor personaje de esta historia. La pobre inocencia de Kaguya que la convierte en víctima de todo aquello que sucede a su alrededor. El Presidente más juzgado de la historia y no me refiero al de sus países, sino a este personaje que cumple con los requisitos del protagonista más charro de la vida. La inocencia de Lino Miko entro para quedarse y darle un toque a esta serie.

Ahora sí aparte de comentar lo que ya dije arriba, porque suelo escribir opinando en todas partes y dando detalle de todo lo que ya es obvió y ustedes vieron, pero que para mí sigue siendo emocionante de resaltar. Iremos a lo que nos cruje en esta sección y será ¡LA MINI SERIE TIPO MANGA QUE VINO DESPUÉS DEL ENDING!

Síndrome Kaguya-Sama es Kokurasetai

Todo inicia con Kaguya siendo dibujada como l típica chica de un Shinsu (que siempre se cae al suelo y es rescatada por el chico guapo) que en este caso es nuestro honorable presidente (quien en esta historia paralela está más bueno que el pudín que le ofrecieron a Kaguya).

El opening arranca resaltando a nuestros personajes, vendiéndonos la típica historia de amor que por más cliché que sea, siempre ¡nos atrapa!

Primero el presidente (literalmente el opening de un juego otome) el Presidente en toda su escultura, rostro resaltado y de fondo la mejor parte de su personalidad, resaltando en un recuadro quien es y que lo identifica. Hasta nombran que el obligó a Kaguya a unirse al Consejo Estudiantil para estar cerca de ella.

Ishigami (hahaha ay no yo sé que no pueden saber si me estoy riendo, pero les juro que estoy en ello). El Tesoro del Consejo Estudiantil y resulta que un enamorado más de Kaguya (hahahahaha). Lo describen como guapo, un friki de la computación con un supuesto pasado oscuro. Rechazado a medias por Kaguya, pues ella cada vez siente más interés por el Presidente.

Hasta la voz del narrador pasa a ser la típica de aquella mujer que da el intro en todos y digo todos los shojos hahahaha ¡Ay ya me tienen! El entorno cambia a aquella lleno de brillos y rosa pastel, mientras que aquellos apuestos chicos de rostros tallados por los mismos angeles observan con deseo e intriga a la inocente y típica chica de shojo Kaguya.

¿Pero que ha pasa’o con esta vibra? Ahora Ishigami es el chico, sexy, oscuro y atractivo que todos queremos. Pero Shirogane no se queda atrás con todo y plática de los pingüinos y el A y la Z. HAHAHAHAHA después de ella pregunta de ¿Con quién irás al acuario? ¿Con Ishigami o conmigo? Viene el típico mugido o sonido del personaje masculino y su mirada sexy, pero lo hicieron tan repetitivo que no pude de la risa y son casi las 2:00 a.m.

No se porque y les diré la verdad, yo esperaba que este aire lo matara Fujiwara como siempre, pero aún cuando lo sabes nunca estarás preparado para las sorpresas que está chica pueda soltar tan de repente. Ella y sus temas tan cambiantes, ha llegado esta vez hablando de ser un “Yokozuna”, como en aquella batalla que vio de “Sumos” peleaban en el ring y hacían “Dosukoi”, simplemente se distrajo comiendo pudín, mientras el resto del equipo batallaba en aquella escena Shojo.

¡Cielo santo! Hasta una rivalidad amorosa se ha presentado, una en la que Ishigami estuvo a punto de tocar a Kaguya y Shirogane lo detuvo con aquel típico agarre de muñeca para que su rival no toque a su chica… HAHAHAHAHA Fujiwara después de tragarse el pudín irrumpe y dice que ella llevará a Kaguya a la enfermería, pero ella dice que no y aquí todo se vuelve Shojo de nuevo cuando Shirogane toma la mano de Kaguya y le dice hahahaha y le dice hahahaha “Vamos Shinomiya, la enfermera de la escuela no cobra” (hahahaha me pudo más).

Al final Shirogane vuelve a invitar a Kaguya al acuario, pero ella dice en voz alta que “no es necesario” y en su mente “porque para mí esto es un acuario”. El único problema es que Shirogane no lee mentes hahaha y pues quedó rechazado y salido del cuadro del shojo.

“Resultados de hoy… Shirogane pierde… Razón para la derrota: esto es un acuario”.

Nota: fueron al acuario Shirogane e Ishigami juntos… Y les pareció interesantemente divertida la situación.

©赤坂アカ/集英社・かぐや様は告らせたい製作委員会

Pame26

Soy Fujoshi, amante del Anime, los Libros, Marveliber 100%. Soy Comunicadora Social-Periodista, Diseñadora Gráfica y fotógrafa. Amo lo que hago e intento hacerlo siempre bien. Me gusta recibir, consejos y sugerencias. Ah por cierto, me rio demasiado y descontroladamente.

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.