Reseña | Kaguya-sama: Love War – Capítulo 11

Pame26 24/06/2020

[bloques texto=’La siguiente reseña de Kaguya-sama: Love WarCapítulo 11 contiene spoiler, si ya viste el capítulo por favor sigue leyendo, sino puedes verlo en cualquiera de las plataformas y regresar. Aviso, esta serie será la viva demostración de que el ego puede más, pero si existe amor quizás le pueda ganar.’]

©赤坂アカ/集英社・かぐや様は告らせたい製作委員会

Kaguya.love

@anime_kaguya

CAPÍTULO 11

“Pasaste por mucho. Tu no estás loco”.

Porque quien actúa bien sin ver a quién, el quien, el por qué o el para qué… Tiene el cielo y la tierra ganados.

ISHIGAMI YŪ CIERRA SUS OJOS PARTE 3

Ha dado inicio el trabajo del grupo de Escuadrón de Animadores del Equipo Rojo y todos han puesto la mejor actitud y la mejor energía posible en su actuación, entre ellos cabe destacar la de Yū Ishigami, él chico que no se atrevía a ser participe de algún evento escolar o socializar con más personas aparte del Consejo Estudiantil, pero hoy su vida a dado un giro a la mejoría o eso esperaba él. Ishigami se llenaba de fuerzas y se motivaba con este Festival Deportivo a no pensar en sus fracasos ni en acumular remordimientos por su pasado… Pero entre aquella felicidad llega alguien para opacarlo todo y esa persona es la chica de la que Ishigami se enamoró en el pasado y que ahora siendo miembro de otra escuela, ha venido a opacar la poca alegría de quien ella hace responsable de su ida de la Academia Shuchiin.

Aún con toda la depresión que ha causado en Ishigami aquella visita inesperada de una sombra del pasado, el Escuadrón de Animadores del Equipo Rojo se ha visto en apuros porque su líder se ha torcido el tobillo y ahora no puede correr en la carrera de relevos, por lo que él liderazgo ha sido pasado a Ishigami y este en toda su duda, cree que fracasará como siempre. Aún con el apoyo de su Escuadrón, el Consejo Estudiantil y de otros alumnos, el solo tiene oídos para quienes opinan mal de él y ojos para quienes lo señalan, entre ellos aquella chica que vino a opacarlo todo.

Ahora viene el relato y la versión de lo ocurrido por parte de Ishigami, pero esta vez él no es el único participante con más importancia en esta historia, aquí aparece la chica que causó todo, su nombre es Otomo Kyoko. Aquella chica dulce, amable y gentil que le brindaba un poco de amistad al solitario Ishigami, fue tomando importancia en la vida de aquel chico que le daba igual la vida en la secundaria, hasta que un día aquella amable Otomo consiguió novio, su nombre es Ovino Lo, ex presidente del club de teatro. Aquel chico llamado Ovino recibió una llamada bastante comprometedora en la que parecía engañar a aquella dulce chica llamada Otomo y aquella llamada fue escuchada por el Ishigami de ese entonces que poseía un insaciable instinto por la justicia, es por ello que confronto a Ovino pidiéndole que dejará de engañar a Otomo, pero este en vez de sentirse arrepentido le acepto aquella verdad y le confesó otros engaños más, tanto así que le ofreció a Ishigami estar con Otomo aquella noche… Ovino “ofreció a su propia novia como moneda de cambio”.

Aquel chico experto en el teatro, realizó todo un numerito merecedor de un Oscar, pues apuntándole a salir de este lío sin que nadie supiera la verdad y que Otomo no se enterara de lo que él era o hacía, aprovecho aquella golpiza que le estaba propinando Ishigami sin descanso y sin misericordia, alzando su voz ante los presentes y diciendo fuertemente que Ishigami estaba enamorado de Otomo y la estaba acosando, a tal punto que dijo “¡No puedes ganar el amor de una chica con violencia, Ishigami-Kun!”. Pero antes de esto aquel chico estaba rogándole a Ishigami que no lo golpeara más, pues tenía una presentación de teatro dentro de poco y si Ishigami decía algo más este haría que Otomo quedará con la chica de la que todos sentirían pena. Pero los presentes simplemente creyeron en Ovino pro su popularidad y por parecer la víctima, todos señalaron cruelmente a Ishigami, hasta la misma Otomo lo señaló de loco, dejándolo totalmente abandonado… Una crueldad típica escolar.

“Supera: Lenguaje de las flores. Una pequeña fuerza”.

SHIROGANE MIYUKI E ISHIGAMI YŪ

Lo que venía a la mente de Ishigami en aquel momento en que pronto iniciaría la carrera, aquella que el líder paso a manos de Ishigami, se veía en la nada y en la preocupante observación de Shirogane Miyuki. Pero en los recuerdos de Ishigami se aparecía aquella suspensión de un mes de la escuela por aquella golpiza dada a Ovino, la cantidad de tareas que debía hacer, el rechazo de los mismos maestros, el acoso de sus compañeros y una humillante carta de disculpa que debía escribir Ishigami para Ovino… Esto último no paso, pues tras la suspensión Ishigami no sentía lo que había hecho. Aquella carta de disculpas se convirtió en la esposas de Ishigami, unas que no le daban libertdad ya que todos hasta los maestros creían que Ovino era un buen chico, tanto que él decía que si Ishigami se disculpaba él lo perdonaría.

Todo esto lleno de ira, rencor, amargura y tristeza la vida de Ishigami, pasando así los días y meses encerrados en su habitación de estudiante evitando todo contacto con las personas. El simples borraba y reescribir aquella carta donde en realidad decía toda la verdad, pero jamás pudo terminarla o concretarla. En la mente de Ishigami el se sentía como un bicho raro y una basura, pero alguien creyó en él, alguien le dió luz a su vida y ese fue Shirogane Miyuki, quien al llegar a la Academia Shuchiin y convertirse en Presidente del Consejo Estudiantil en tan poco tiempo, descubrió junto a los otros miembros la verdadera historia de Ovino y porque Ishigami no escribía aquella disculpa. Todo se encontraba en un informe secreto del Consejo Estudiantil, uno que relataba toda la verdad, totalmente lo que había ocurrido y eso lo sabían el Presidente, la Vicepresidenta y la Secretaria.

En aquel momento de penumbra en medio de la carrera de relevos, Shirogane Miyuki el actual Presidente del Consejo Estudiantil, aparece tras de su Tesorero y le abre la vista con una banda roja en su cabello que lo señala como el ancla del equipo rojo. Allí es cuando Ishigami recuerda lo que pasó cuando él no termino la Secundaria y sin explicación alguna entro a la Preparatoria. Pero todo parecía magia cuando por aquella puerta asegurada con candado entro Shirogane Miyuki como Presidente del Consejo Estudiantil sosteniendo entre sus manos un informe secreto que reunía todos los fragmentos que lo llevaron a deducir la verdad de lo ocurrido. Shirogane no entraría en detalles de si lo que Ishigami hizo estuvo bien o mal, simplemente quiso concluir que aquel chico termino la suspensión, le dio informes detallados de lo que ahora es la feliz vida de Otomo y el escape paranoico de Ovino.

Unas palabras de aliento, una felicitación por el buen trabajo hecho por parte de Shirogane a Ishigami y una carta realizada en segundos a manos del Presidente de lo que debía haber escrito Ishigami “¡Púdrete idiota!”. “Pasaste por mucho. Tu no estás loco”, palabras que desarmaron a Ishigami y lo llenaron de paz. Ahora él chico que miraba solo hacia atrás ve hacia adelante gracias a sus amigos y llama idiota a Otome por reclamarle que él le arruino todo con Ovino. Ishigami se esforzó por ganar aquella carrera de relevos, pero termino perdiendo… Aún así con aquella derrota deportivo, Ishigami ganó más, el ganó algo que estaba buscando hace mucho y era su vista del mundo cambiara, “Parece que es cierto que los normales genuinos, pueden ser genuinamente amables”.

OTOMO KYOKO NO SE DA CUENTA

Ishigami es aceptado un poco más, ahora tiene el apoyo de más personas y el de sus amigos de siempre. Aún cuando Otomo sigue pensando que Ishigami es el causante de todos sus males y de arruinar su oportunidad con Ovino, quien misteriosamente se transfirió (causas naturales llamadas influencia Kaguya Shinomiya), la joven chica sigue siendo felizmente ignorante, pues aún conserva esa sonrisa e inocencia que Ishigami protegió con su reputación y mucho más.

A palabras de Kaguya, Ishigami simplemente es un “Lindo Kohai” (significa el miembro joven que es instruido por un Sempai). Al final el equipo rojo obtuvo la victoria.

OPINIÓN PERSONAL

Que podría decir que no esté dicho en aquellos párrafos anteriores, cuando esté capítulo habla por sí solo y simplemente nos hace sentir más empatía por él que es mi personaje favorito de toda la serie. Ishigami es todo lo que representa una buena persona, alguien que ha atravesado el fango y ha logrado salir de el. Pero él no es la única persona que se lleva las victorias y los alagos en esta reseña, pues Shirogane Miyuki ha demostrado porque el papel de Presidente del Consejo Estudiantil le queda con anillo al dedo, no podría calzarle mejor esos zapatos, un chico que ante toda su dureza siempre ha sabido hacer lo correcto sin tener que alardear de ello, tanto como Ishigami y sus actos de justicia y bondad a escondidas.

El equipo del Consejo Estudiantil de la Academia Shuchiin es todo lo que representa alegría, energía, buena vibra, compañerismo, lealtad, sinceridad, respeto, justicia, honestidad y un sin número de adjetivos positivos y los mejores calificativos. Esta serie ha sido tan humana aún en su comedia y en la representación de adolescentes de preparatoria con dilemas naturales y expresiones sacadas de este planeta. Esta serie es la mejor y por ello merece más temporadas y más halagos y un poco más de todo lo bueno, en mi opinión todos deberían ver esta serie y crecer con ella.

©赤坂アカ/集英社・かぐや様は告らせたい製作委員会

Pame26

Soy Fujoshi, amante del Anime, los Libros, Marveliber 100%. Soy Comunicadora Social-Periodista, Diseñadora Gráfica y fotógrafa. Amo lo que hago e intento hacerlo siempre bien. Me gusta recibir, consejos y sugerencias. Ah por cierto, me rio demasiado y descontroladamente.

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.