Reseña | Hataraku Saibō

avatar Jihye22/03/2020 6

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Hataraku Saibō puede contener spoilers. Si aún no has visto la serie, te recomiendo que vayas a checarla y después regreses a leer la reseña.

Hataraku Saibō
©清水茜/講談社・アニプレックス・davidproduction

El anime no necesariamente debe ser educativo, pero si puede serlo ¿por qué no dejarlo? Ya hemos tenido muchos ejemplos de animes que gustan de enseñarnos sobre algún tema, pues bien Hataraku Saibō es uno más de ellos; la biología, más concretamente la anatomía humana, nunca había sido tan cómica y dramática, eso claro hasta que esta historia llego a nuestras pantallas. Esta producción llega de la mano de David Production, y cuenta con una primera temporada de trece episodios y una OVA. También se ha confirmado que fue renovada para una segunda temporada, la cual saldrá al aire en 2021.

Existen muchas maneras de aprender pero hay una bastante peculiar: aprender mientras te diviertes. Este anime juega bajo esa premisa, no habrá capitulo que no otorgue valiosos datos de nuestro cuerpo, y más concretamente de las células que habitan en él. No es extraño que más de uno hayamos experimentado una cierta sensación nostálgica al ver esta serie, pues su contenido y su peculiar manera de abordarlo inevitablemente nos lleva al clásico “Erase una vez… la vida”, pero ojo aquí, es pura nostalgia este sentimiento porque Hataraku Saibō brilla con luz propia.

Hataraku Saibō
©清水茜/講談社・アニプレックス・davidproduction

¿De qué trata Hataraku Saibō?

Dentro del cuerpo humano, hay aproximadamente 37 billones de células que trabajan 24 horas los 365 días del año. Esto es el cuerpo humano.”

Iniciamos con esa pequeña introducción y así damos inicio a un emocionante día a día dentro del cuerpo humano, nuestro hilo conductor será una joven glóbulo rojo, quien de algún modo constantemente estará cerca del glóbulo blanco que se encarga de cuidar al cuerpo de patógenos desconocidos y nocivos para el cuerpo. La historia de esta serie no es lineal, cada episodio es autoconclusivo y en cada uno se tiene la intención de recrear algún malestar del cuerpo y como se lidia con ello, aunque claro, también podremos aprender sobre algunas funciones básicas del cuerpo que no necesariamente se relacionan con enfermedades.

Lo bueno: una dinámica fresca

Hataraku Saibō está plagado de puntos a su favor, pero si hay uno que se lleva la corona esa sería su dinámica argumentativa, como dije antes, hay cientos de animes que abordan temas educativos o que pretenden enseñar algo, pero lo que hace diferente a esta serie es la facilidad con la que pueden fascinar con su contenido. De las muchas formas en que pudieron hablarnos del cuerpo humano, Hataraku Saibō eligió la más directa y la más complicada, humanizar las células del cuerpo; supongo que esa fue justamente su fórmula del éxito, darle humanidad a aquello que nuestros ojos no captan pero que sabemos con certeza que ahí se encuentra.

Después de eso, lo que sigue es el trabajo de guion, este es el segundo gran acierto para esta serie, centrarse en capítulos autoconclusivos, cuidando que el argumento no se estropee. Sería difícil no tener un hilo conductor para seguir, pero eso se solucionó dándonos un personaje al cual seguir, de hecho dos, un glóbulo blanco y uno rojo. Este par son los encargados de mantener nuestra atención en el conflicto que está lidiando el cuerpo y al mismo tiempo son quienes nos pueden ayudar a entender la magnitud del problema y las soluciones que se le pueden dar.  

Siguiendo las premisas, el tercer punto bueno que resalto son los personajes. Ya que el cuerpo humano tiene más de 37 billones de células sería difícil seguir a todas, pero para facilitarnos esto nuestra historia nos deja simpatizar con dos en especial, el glóbulo rojo y el glóbulo blanco. Pero esto no quiere decir que son los únicos personajes que importen, porque no es así. Ya que esta es una historia ocurriendo dentro del cuerpo humano, cada célula es importante y por ende el papel de cada uno es reconocido, y no solo el papel de las células buenas, pues hay espacio para reflexionar sobre las células que dañan al cuerpo, lo mismo que las bacterias y virus.

Lo malo: el tiempo y sus limitantes

Sinceramente no tengo mucho que decir en contra de este anime. La música y la animación son excelentes, y como líneas arriba he explicado, el argumento y sus personajes también lo son. Entonces, si tuviera que hablar de un punto en contra atacaría al tiempo, no solo porque creo que trece episodios son muy pocos para este genial anime, también pienso en los 24 minutos de cada episodio. Si bien es cierto que arriba mencione como algo bueno que los episodios sean autoconclusivos, eso no significa que no puedan tener un mejor desarrollo con más tiempo. Esto es especialmente cierto en el caso del capítulo siete, las células de cáncer necesitan más tiempo en pantalla, evidentemente esto es solo una opinión personal.

Ahora que se ha confirmado la segunda temporada el tema del tiempo puede solucionarse, no porque hagan capítulos más largos o divididos sino porque habrá más episodios y por ende más células en la plantilla para conocer.

Comentario final

Hataraku Saibō es el tipo de anime que cualquiera puede disfrutar en una tarde, de hecho es el tipo de anime que uno disfruta de recomendar a otros. Se trata de un anime cómico, educativo y que perfectamente entraría a la categoría de un Slice of Life. Lo entrañable de sus personajes podría llevarnos a ser más conscientes de nuestro propio cuerpo, nadie quiere dañar a sus lolis plaquetas. Cada episodio es una lección y lo mejor es que no se siente como una, aprendemos de nuestro cuerpo al mismo tiempo que nos divertimos, y a pesar del abrumador número de personajes, entendible por la cantidad de células en el cuerpo, les puedo asegurar que cada uno es reconocible y entrañable para no ser olvidado.

Muchas cosas buenas ya he dicho de esta historia, así que no será para nadie un misterio que mi nota final para esta serie sea de 95/100. Insisto, es una historia genial con personajes increíbles y su opening es lo máximo. De cierta forma hace que me den ganas de que se le haga un doblaje a esta serie para que se les muestre a los niños en las escuelas. Subtitulada sería lo mejor pero para el público infantil seria pedir demasiado. Por cierto la versión ‘Black’ es algo que también amaría ver animado algún día, aunque esa sin duda no sería para un público tan infantil.

En fin, estas fueron mis impresiones de esta serie, pero antes de cerrar díganme: ¿Qué les ha parecido a ustedes este anime? ¿Qué nota le otorgarían? ¿Consideran que este anime merece más difusión? ¿Podremos esperar grandes cosas de su segunda temporada?

avatar

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Mas Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 6

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar
  • Nivel: 1
    San

    Recuerdo que cuando cumple primera vez este anime sentí esa leve sensación de dejavu, ciertamente ahora entiendo que fue por mi regresion a erase una vez el cuerpo… Pero como bien apuntas, nee-sama, el dejavu es corto e inmediatamente estás células se hacen de su propia originalidad.

  • Nivel: 1
    San

    Genial gracias por tan gran reseña
    desde hacer un tiempo quería ver este anime, esta en mi lista de anime por ver., gracias a tu esplendida manera de redactar se que es un excelente anime.

  • Nivel: 1
    San

    Este anime tiro mucho hype después de su estreno! Aunque no estoy seguro, seguramente vendio lo suficiente en Japón para dar una segunda temporada. Yo la disfruté, me reí y aprendí un montón!! En lo personal no me gustan los episodios autoconclusivos, pero es lo que hay, y también espero que a futuro pueda salir de las fronteras y porque no, von doblaje!! Mi nota es un 8.5/10 y me siento generoso (Okay, no!) gracias y saludos