Reseña | Fruits Basket 2 – Capítulo 6

Jihye 14/05/2020

[bloques texto=’¡Advertencia! Esta reseña sobre Fruits Basket 2 capítulo seis contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.’]

©高屋奈月・白泉社/フルーツバスケット製作委員会

“¿Acaso eres una idiota?”

Fruits Basket 2 capítulo seis inicia con una repentina intromisión de Momiji en casa de Shigure, el plan del verano ha sido elegido, todos irán juntos a una casa vacacional, el único inconveniente es que Tooru aún necesita hacer sus deberes, Yuki se ofrece a ayudarla, al mismo tiempo este se ve divagando por los recuerdos de la gorra en la habitación de Tooru. Cuando todos se han marchado de casa, Rin hace su aparición, ella necesita conseguir algo de Shigure. Finalmente han llegado al mar y lo primero que hacen es meterse a divertirse, después de un divertido día regresan a la casa pero Hiro hace un comentario que entorpece un poco el ambiente. Por su parte Shigure acaba por aconsejar a Akito para que también se dirija a la villa. Una ligera fiebre deja a Yuki un poco vulnerable y su pequeña confesión trae algunos recuerdos a Tooru.

Las vacaciones apenas han iniciado.

Las atenciones de Kyou

Finalmente hemos alcanzado uno de los mejores arcos de esta serie, un arco que se acompaña de grandes puntos de inflexión para esta historia, el desarrollo futuro de varios personajes inicia aquí, quisiera iniciar hablando de un personaje que adoro y que se ha ganado una muy especial mención para esta reseña, por supuesto me refiero a Kyou. Como podrán recordar Kyou es un personaje bastante peculiar, pues posee una serie de traumas que le hacían difícil involucrarse por completo con otros, incluyendo a Tooru, cosa que cambio cuando ella fue capaz de aceptarlo, aun conociendo su verdadera forma y aceptando tenerle miedo.

El cambio en Kyou ha sido progresivo y un poco acelerado, sobre todo si nos referimos a esta segunda mitad de la historia, con sus justas reservas, Kyou ha demostrado ser todo un caballero, sin duda alguna podemos decir que se ha transformado en el caballero de la armadura dorada de Tooru, es justo llamarlo así ya que él ha sido el más preocupado por ella, además de que ha sido el único en verdaderamente llegar a comprenderla a un nivel bastante íntimo, siendo capaz de detectar los más pequeños cambios en su sentir.

A diferencia del resto Kyou es el tipo de persona que da sin esperar nada a cambio, con esto no quiero decir que el resto del zodiaco sea aprovechado, tan solo hago la diferencia en que Kyou no espera más de lo que ya ha recibido de Tooru, por el contrario, él espera poder devolverle lo que ha hecho por él retribuyéndole toda la felicidad que pueda darle, en la forma en que ella lo necesite, y para poder hacer esto, Kyou se ha vuelto muy sensible a los cambios de Tooru, siendo el único capaz de reconocer sus miedos y sus ligeros cambios en el estado de ánimo, no son cosas gratuitas, él se ha esforzado por detectar estos detalles, la observa a conciencia, cosa que no hace nadie más. Grande mi Kyou.

El tormento de Yuki

Nuevamente este episodio nos ha permitido ver una fracción más del atormentado corazón de Yuki, esta ocasión estamos ante una debilidad que ya ha llegado a encarar pero que aún no se puede superar. El origen de todo este trauma claramente apunta hacia Akito, quien desde temprana edad se encargó de atormentar a Yuki, llenándolo de desesperación. Esta frase determinante de “no te equivoques” es un clásico de Akito, y es lo que hasta ahora a atado el corazón de Yuki tan fuertemente. La razón de ello es simple, no había forma en que Yuki pudiera rebatir esa frase, al menos no hasta ahora, Tooru es la persona que le ha dado lo que necesita para poder liberarse de aquella frase, le dio confianza. Un poco de confianza es todo lo que se necesitaba, porque no solo se trata de confianza en sí mismo sino en los otros, un tipo de confianza que nunca experimento.

Pero como dije, Yuki ha encarado su conflicto aunque sigue lejos de resolverlo, una parte de sí mismo no está preparada para acabar de aceptar sus sentimientos, es por ello que él anuncia que aún no es el momento de “levantar la tapa”. Por cierto, esta será una metáfora recurrente de aquí en adelante, y hace alusión a destapar nuestro corazón permitiendo que aquellos sentimientos que guardamos en lo más profundo puedan salir. En el caso de Yuki estos sentimientos que no deja ir se tratan de algo que le acompleja y por ello los esquiva sin dejarlos ir. Sumado a los conflictos emocionales que está experimentando no podemos obviar que hay cosas en su pasado que le impiden avanzar por completo, pero al mismo tiempo hay un evento que le ha impulsado a seguir hacia adelante, y este está relacionado con cierta escapada de la mansión y una gorra en posesión de Tooru.

Lo que guardamos en el fondo del corazón

Como mencione antes, el tema de “abrir la tapa” se volverá un recurrente así que no estaría de más pensarlo a más detalle. De entrada podemos decir que todos, sin excepción, poseen algo en lo más profundo de su corazón que no desean que alguien más vea, aunque hay muchos ejemplos en el zodiaco, este capítulo nos muestra a tres de los personajes con este conflicto. El primero de ellos es Yuki, sin embargo a él ya le dedique un párrafo, lo que él está protegiendo se relaciona a su oscuro pasado y a Tooru, pero esto es algo que descubriremos más adelante y ya hablaremos de ello. El segundo en mostrarnos esta “tapa” es Hiro, el pequeño sofista del zodiaco también carga con una cicatriz que no desea mostrar a los demás, esta cicatriz está relacionada a Kisa y por ello podemos entender que cuando él se disculpó con ella no lo hacía precisamente en relación a la pelea de la tarde.

La tercera en mostrar esta “tapa” es Tooru, la dulce chica que ha sido un bálsamo para el corazón de todos guarda celosamente sus propios traumas. Como podrán suponer la cicatriz de Tooru está directamente relacionada con su madre, y sería muy sencillo suponer que ella le teme al abandono por la muerte prematura de Kyoko, no sería del todo erróneo pero hay algo aún más profundo y pesado en su trauma, algo que llega hasta lo más tierno de su infancia. No es gratuito que Tooru no hable de su padre, o es que acaso no encontraron muy ilógico que una chica tan dulce y amorosa no hable ni por asomo de su progenitor, quizás creyeron que era muy joven para recordarlo cuando murió y es justo, pero eso no justificaría la absoluta carencia de presencia que tiene en ella. Esta es una cicatriz profunda y que llegado su momento vamos a retomar. Mientras tanto esta queda como “la tapa” que Tooru no está lista para abrir.

Comentario final

Fruits Basket 2 capítulo seis ha sido un episodio excelente para introducirnos en lo que es uno de los arcos más significativos de esta historia. A partir de este punto la historia tomara algunos tintes obscuros y el pasado tendrá una carga muy fuerte para el futuro de los personajes, y si, como muchos pueden suponer este no será un viaje feliz ahora que Akito ha decidido ir a enseñarles una lección. Lo que se supone sería una escapada alegre al mar, acabara por volverse algo pesado cuando Akito haga su aparición y comience a atormentar al resto. Pero no se desanimen, como dije antes, este es un arco muy significativo, quizás haya malos momentos pero también habrá grandes momentos de revelación y liberación que harán de este un viaje que nunca olvidaran.

Antes de que quiera soltar grandes spoilers cerrare con esta reseña, pero no sin antes mencionar que estoy profundamente enamorada de Kyou y lo dulce que se ha vuelto con Tooru, hay una escena especial de este arco que estos deseando que llegue, y como podrán adivinar tiene que ver con Kyou, cuando el momento llegue espero mucho fangirlismo de mi parte. También hay un momento de Yuki que espero, pero ese es mucho más adelante y hasta que ese momento no llegue no puedo revelar al completo mis sentimientos por Yuki, pero algo les pudo adelantar, los sentimientos de Yuki siempre han sido claros pero hay que saber verlos y no romantizar todo.

En fin, esta han sido mi impresión de este capítulo, díganme: ¿Qué les ha parecido este episodio? ¿Creen que aquello que ocultamos en nuestros corazones debe ser mostrado tarde o temprano? ¿Les gusta el cambio que ha experimentado Kyou al volverse más amable? Si su respuesta a esta última pregunta es si, les tengo buenas noticias, la amabilidad de Kyou seguirá mostrándose aún más y en el próximo capítulo nuevamente nos mostrara lo bien que conoce a Tooru aliviando su malestar.

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.