Reseña | Digimon Adventure (2020) – Capítulo 4

GiovanniJ03 28/06/2020

Esta reseña sobre Digimon Adventure (2020) contiene spoilers. Se recomienda estar al corriente con la serie antes de leerla.

Capítulo 4 – Birdramon vuela

El cuarto episodio de esta serie comienza justo después de la llegada de Taichi al Mundo Digital, en donde se encuentra nuevamente con Agumon. Poco después se da cuenta de que Sora ha viajado junto con él y, después de unas presentaciones, la atención de Taichi se dirige hacia unos monolitos con un mensaje en DigiCode que les indica que “deben seguir la luz”, hacia una montaña. En su trayecto, Sora conoce a un Piyomon y son atacados en la superficie por un Snimon y en el agua por un Coelamon. Afortunadamente las digievoluciones a Greymon y Birdramon fueron suficientes para contrarrestar la amenaza.

Regreso al DigiMundo

Después de dos meses, finalmente tenemos ya el cuarto episodio de este reboot. Ya que ha pasado bastante tiempo desde que se reseñó el tercer episodio, vale la pena recalcar que en estas reseñas hago bastantes comparaciones con la serie original de 1999, debido principalmente a que la mayoría del público que mira esta serie también vio la original, y porque la propia serie está tomando el mismo camino, comenzando desde ya con las evoluciones por episodio.

Ciertamente esta pausa de dos meses me hizo olvidar esos extraños primeros tres episodios con una inclusión tempranisima de Omegamon que, a mi parecer, solo fue hecha para alborotar a las masas y hacer homenaje a la película Digimon Adventure: Bokura no War Game (seguramente como parte del proyecto conmemorativo). Precisamente porque solo fue un homenaje hay que tener presente que probablemente solo fue una aparición fugaz y no se le volverá a ver en largo tiempo.

En fin, regresando al episodio, después de un resumen de casi cuatro minutos, finalmente estamos ante el Mundo Digital, del cual no hay mucho que decir mas que se aprecia que esta vez podamos observar una variedad de Digimon poblando el ecosistema desde el principio, y no solo un ambiente selvático como aquel al que los Niños Elegidos llegaron en 1999.

Ahora bien, luego de que Sora y Agumon son presentados, me pregunto, ¿cómo es que Sora no está nada preocupada al respecto de dónde se encuentra o sobre la criatura que tiene enfrente? Digo, de Taichi lo entiendo puesto que él ya estuvo en el Mundo de Internet, pero Sora no tenía idea de la existencia de los Digimon o del Mundo Digital y se le muestra bastante calmada al respecto. En fin, sea “porque son niños” o por cualquier otra cosa, Taichi es “llamado” por un pequeño pilar con una inscripción en DigiCode que logra leer (al parecer gracias al DigiVice). Recordemos que el DigiCode sí tiene un significado real, y no son solo símbolos al azar, y que si estás interesado al respecto puedes revisar en Google.

Un ataque sorpresa

Pues bueno, el texto les indica que “deben dirigirse hacia donde la luz les señale”, y un haz de luz se alza hacia una montaña a lo lejos. Sin preguntarse nada más, los chicos deciden ir hacia allá. En el camino, Sora se adelanta y se topa con un Piyomon (¿o debería decir el Piyomon?) que está huyendo de un Snimon. Sora toma al Piyomon en sus brazos y deciden salir huyendo del lugar. Aquí surgió una gran duda al respecto de un comentario que hace Agumon mientras huyen: “Snimon debe pensar que robamos su comida.”. Aquí lo que hay que aclarar es que sí, los Digimon se “comen” a otros Digimon, pero no en un sentido literal. Más bien, derrotan a otras criaturas para absorber sus datos y alcanzar la DigiEvolución. En realidad el propio Mundo Digital les otorga el alimento necesario para sobrevivir (tal como lo indica el sitio oficial) pero los datos que se obtienen de ello son minúsculos comparados con absorber los de otros Digimon. Este último concepto fue explotado en Digimon Tamers.

Bueno, dejando eso de lado y después de un ineficaz intento de Agumon de enfrentar a Snimon, siguen huyendo y llegan a la orilla. Taichi propone que salten hacia el río que corre debajo, y Sora acepta inmediatamente, sin siquiera proponer que sigan corriendo por la orilla, pero en fin, supongo que es necesario para el guion. Mientras caen, parece que Piyomon se da cuenta de que la chica que le lleva en brazos es su compañero destinado, pero el impacto hace que quede inconsciente.

En una pequeña orilla, Taichi y compañía descansan y, a través del DigiVice, Koshiro se comunica con ellos revelándoles que, por alguna razón, él no fue transportado al Mundo Digital sino al Mundo de Internet, y también revela que allí se ha encontrado con Tentomon, su Digimon compañero. Además de la presentación de éste último, toda esta conversación se limita a recordarnos que el Mundo Real está pasando por dificultades, algo que ya sabíamos desde el resumen de cuatro minutos que se nos dio al principio de este capítulo.

Una “nueva” DigiEvolución

Pues bien, después de que tienen esta conversación, Sora propone la construcción de una balsa utilizando cuerdas y troncos, y así lo hacen. Vaya que son autosuficientes estos chicos, ¿y por qué Sora llevaba todas esas cosas? Si no me equivoco, el campamento ya había terminado y Sora menciona que “fui a comprar raciones de emergencia, y terminé comprando otras cosas también“, ¿pues qué tipo de cosas suele comprar esta chica?

Ya en la balsa tenemos un trayecto de dos minutos que no nos aporta nada, más que la presentación de Piyomon revelándole a Sora que la estuvo esperando por un largo tiempo. Pero bien, justo después de que logran salir ilesos de unos rápidos son atacados por un Coelamon. Me agrada bastante que no estén reciclando los mismos enemigos menores (porque los mayores sí serán los mismos como se vio en los avances, ejem, Devimon) a los que se enfrentan los Niños Elegidos, y una vez Agumon es herido por un fuerte ataque, Taichi salta a ayudarlo y…

Finalmente está aquí, el punto fuerte y característico de toda la franquicia, las secuencias de DigiEvolución. Son contadas las ocasiones en las que esta franquicia decepciona con alguna secuencia de evolución, y esta vez no estamos ante uno de estos casos. La secuencia en fenomenal aunque, a diferencia de la serie original, esta vez no se ha utilizado un tema musical de evolución (y no, antes de que peguen el grito en el cielo, no estoy pidiendo que vuelva “Brave Heart”, de hecho incluso aplaudo que por fin dejaran de utilizar el tema “Butterfly” de opening), sino que simplemente se me hace raro que en esta serie la DigiEvolución no tenga su tema musical propio y solo haga uso de la melodía principal. La secuencia es espectacular, mostrando de fondo las etapas previas de Greymon (que por cierto no fueron mostradas en esta nueva serie), pasando desde el DigiHuevo, Botamon, Koromon y finalmente Agumon, realmente un golpe directo a la nostalgia.

Pero recordemos el título de este episodio, y es que Agumon no es el tema principal esta vez, sino Sora y Piyomon. Una curiosidad es que tanto en la serie original de 1999 como en esta, el cuarto episodio está dedicado a la relación entre estos dos personajes, sin embargo, hay una gran diferencia. En la serie original, Sora y Piyomon ya tenían una relación construida en cuatro episodios, mientras que aquí apenas se conocieron. ¿Pudo esta nueva serie imitar el mismo sentimiento que las unió en la original? Las respuesta es, no. Esta vez todo ha sucedido por el asombroso poder del guion y no del amor, que es el emblema de Sora. Me explico, en la serie original Sora actuaba como “la figura materna del grupo”, cuidando constantemente a T.K. y calmando a la histérica Mimi, así como mediando entre las discusiones de Taichi y Yamato, además, tampoco sabía que pensar ante la actitud empalagosa de Piyomon, pero fue comprendiéndola a medida que avanzaron los episodios.

Desafortunadamente, esta vez no hubo un desarrollo convincente que explicara la evolución de Piyomon en los términos que la serie nos lo quiere vender, sino que fue más por su valentía que por un sentimiento de amor hacia su compañera que acababa de conocer. Bueno, la secuencia de evolución de Birdramon fue fugaz, algo bastante parecido a lo ocurrido con la primera vez que se mostró a Greymon en esta serie, por lo que seguramente ya tendrá su secuencia de DigiEvolución completa la próxima vez. Algunos se preguntaron, ¿de dónde sacó Sora el DigiVice? Pero seguramente se materializó al momento en que ambos unieron sus manos. El tema “Be The Winners” interpretado por Takayoshi Tanimoto es el insert song que se utilizó en esta evolución y en la secuencia de batalla posterior, ¿será este el tema que se utilizará de forma regular para las evoluciones? Yo espero que sí ya que es bastante bueno y sería una pena utilizarlo solo una vez. En fin, luego de este recurso Deus Ex Machina muy regular en Digimon pero que no aburre, la batalla termina con la victoria de los Niños Elegidos (o los que hay hasta ahora).

¿El santuario?

Desde el cielo y estando sobre Birdramon, Sora divisa a la distancia el lugar hacia el cual deben dirigirse de acuerdo con la luz sagrada. Resulta que allí hay un santuario, y podemos ver una gran estatua de Seraphimon y Ophanimon. A primera vista y siguiendo el canon de los “Tres Ángeles”, uno esperaría que la tercera estatua fuera de Cherubimon, pero resulta ser de Varodurumon, y esto es confirmado en el avance del quinto episodio. ¿Veremos entonces algún desarrollo similar al de Digimon Story: Cyber Sleuth?

El episodio cierra con Tentomon y Koshiro dirigiéndose hacia el Mundo Digital desde el Mundo de Internet, con la aparición de Whamon tragándolos. Es muy obvio que no es un enemigo, dado su papel en la serie original y por el avance. Si las cosas siguen así, no me sorprende que, nuevamente y en el futuro, Whamon vuelva a morir, sin olvidar al “Krillin” de Digimon, Leomon.

Conclusiones

Como dije al principio, la verdad no hay mucho que comentar al respecto de esta serie, pero vale la pena recalcar que, al igual que la serie original, iremos viendo una nueva DigiEvolución por cada episodio, lo que me hace preguntarme entonces, ¿cuál era la necesidad de mostrar a Omegamon desde el principio? Para mí, la respuesta es, ninguna. Respeto el hecho de que se haya rendido homenaje a la película, pero en realidad siento que no aportó nada a la trama, y fácilmente se podría considerar que la serie comenzó desde este episodio. En fin, es una opinión personal y no voy a decir que la aparición de Omegamon no me emocionó, puesto que sí lo hizo, pero no dejo de pensar que pudo haber sido un recurso que se utilizara más adelante y no desde el principio de la serie ya que, luego de ver a Omegamon, ¿cómo te vas a sentir emocionado con las DigiEvoluciones menores que se presentarán a continuación más aún ya sabiendo cuáles son? Digimon Adventure (2020) tendrá que enfatizarse entonces en dar una buena historia de fondo a las evoluciones para que vuelvan a tener el mismo impacto, pero con la historia genérica que impulsó la evolución de Piyomon a Birdramon, no veo mucho esfuerzo en esa parte.

Cerraré esta reseña mencionando nuevamente que, para mí, Digimon Adventure (2020) comenzó en el cuarto episodio y no en el primero, y estaré esperando por la adición de los demás niños elegidos, ya que estoy interesado en saber qué nuevos arcos habrá, puesto que ya no pueden reciclar el arco del “octavo niño” debido a que Hikari ya fue revelada indirectamente como tal. Por cierto, en este episodio también se mostró por unos segundos a Ogremon, y como ya sabíamos en el video promocional publicado anteriormente, tendremos nuevamente el arco de Devimon, ¿volverá a ser Patamon el último el evolucionar en esta nueva serie? Después de todo recordemos ese meme de “¿Por qué solo yo? ¿Por qué yo no puedo DigiEvolucionar?“.

En fin, por el momento no he dejado de pensar que este reboot de Digimon Adventure es completamente innecesario, y que Toei Animation ha demostrado nuevamente que no puede hacer nada con la franquicia de Digimon que no esté relacionado con la saga Adventure, pero bueno, esto es debido probablemente a que el público sigue empedernido en seguir pidiendo series de esta saga, y porque los demás proyectos de Digimon tuvieron un éxito mucho menor si se les compara, ¿por qué creen que Xros Wars se volvió medianamente relevante? Pues por el episodio en el que se reunieron los héroes de otras líneas, incluyendo al de Adventure. Sinceramente, si iban a hacer un reboot hubiera preferido que lo hicieran de Digimon Tamers, puesto que Adventure ya dio todo lo que tenía que dar e incluso descaradamente promocionaron la película Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna como “la última aventura de Tai y Agumon“, para que al final salieran con esto. Al final, parece que la duda más importante aquí es, ¿volverá Yamato a robarle la novia a Tai?

¡Recuerda apoyar la distribución legal de Digimon Adventure (2020) viéndolo a través de la plataforma Crunchyroll!

GiovanniJ03

"Aprendiz de todo y maestro de nada". https://myanimelist.net/profile/GiovanniJ03

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.