Reseña | Deca-dence – Capítulo 3

AngelaMadredegatos 28/07/2020

Esta reseña sobre Deca-dence contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Deca
©DECA-DENCE PROJECT

Capítulo 3: “Steering”

En esta tercera entrega de Deca-dence, Kaburagi averigua la razón por la que Natsume figura en la lista de fallecidos. Durante el accidente en el que murió su padre, la pérdida de sangre hizo que su corazón se parara unos momentos, provocando el fallo del chip.

Maestro y discípula comienzan el entrenamiento atacando a “gadolls” de menor importancia. Al principio, Natsume encuentra numerosas dificultades debido a su brazo, pero Kaburagi le da un nuevo modelo con funciones de arma, lo que la anima a mejorar enseguida. En uno de los combates, surge un ataque “gadoll” subterráneo a gran escala. El terreno se quiebra y Pipe cae en el escenario de lucha. La joven aprendiz se lanza en su busca y acaba metida en un combate real.

Análisis: una historia que va tomando forma

Deca-dence no nos dejó indiferentes en su segundo episodio, donde dio un giro total a la trama de su estreno. Los ingredientes fueron inesperados, atrevidos y experimentales, pero también sumamente interesantes. En adelante, que el proyecto sea un éxito o no, dependerá de hasta qué punto se sepan integrar los elementos más extraños del guion a los ojos del espectador. Y es que, Deca-dence tiene que convencernos y hacernos sentir los entresijos de su mundo, envolvernos en él.

Precisamente, este es el rumbo que parece ir tomando la serie en su tercer capítulo. En líneas generales, la nueva entrega ha ampliado y afianzado las ideas de la anterior. Poco a poco, esta historia va tomando sentido y color, movimiento y música, profundidad.

Diseño, aspectos visuales y banda sonora

Es todavía pronto para advertir con fidelidad estos aspectos; si bien, en este tercer episodio ya empiezan a asomar y agradar. Ya adelantamos en la reseña anterior que el dibujo y el movimiento prometían, aunque la música no había ocupado un espacio esencial. En esta entrega, sin embargo, se muestra una perfecta unión entre el paisaje, las acciones, el alma de los personajes y su banda sonora. Hay soundtracks que son capaces de captar la atención de nuestros caprichosos oídos desde el principio, que bailan en armonía con el conjunto y tienen valor en sí mismos, más allá de las escenas. Me confieso coleccionista, y en Deca-dence ya me han captado.

Dejando, para más adelante, un análisis más completo del diseño de los personajes, sí tengo que señalar el contraste genial entre Kaburagi virtual y su avatar humano.

Deca
©DECA-DENCE PROJECT

Convertir una debilidad en un arma

Sin duda, el momento de mayor intensidad entre Kaburagi y Natsume ha sido la readaptación de su brazo mecánico. La joven muestra una superficie alegre y obstinada, pero en su fondo es consciente de sus debilidades y afectan a su autoestima. Por el contrario, su maestro ostenta un carácter descreído y pasivo, mientras en su fondo se rebela contra el sistema y se aferra emocionalmente a aquello que llaman “errores” en su mundo.

En tres capítulos, se ha sabido pintar esta dualidad y, a la vez, convertirla en una relación cruzada y humana en la que las complejidades de uno afectan al otro. En definitiva, ambos están ya dotados de una personalidad con debilidades y fortalezas, y, sobre todo, se apoyan y mejoran. Sin duda, Natsume y Kaburagi se complementan para bien.

Por ahora, no obstante, el desarrollo del personaje de Kaburagi está más avanzado, pues ya conocemos perfectamente su tortura existencial, su trauma y su lucha interna contra el sistema de los suyos. Las reacciones con Pipe, y los flashbacks que le acuden, son una muestra de esa enorme bondad que guarda para sí mismo. Está desbordado de emociones por dentro.

Deca
©DECA-DENCE PROJECT

Los cyborgs

Atención especial merece el desarrollo del mundo virtual y su relación con el físico. Llegados a este punto, no podemos hablar de planos reales e irreales, y, en todo caso, la mentira está en el plano físico, contra todo pronóstico.

En este episodio, Deca-dence ha profundizado muchos aspectos, incluido- necesariamente- el mundo virtual y su explicación. A través de una publicidad panfletaria del régimen, averiguamos un poco más y logramos una visión más redonda. Finalmente, sabemos que estas inteligencias artificiales tomaron el control del planeta tras el declive del ser humano, que fue comprado y adquirido por una de estas empresas de cyborgs.

A pesar de la fiesta de color y la animación infantilizada de estos seres, la trama va adquiriendo la seriedad que requiere. No todos los cyborgs pueden ser humanoides violentos de metal, así que, como espectadores, tenemos que abrir la mente y prestar atención a la ideología de la corporación.

A modo de conclusión

Deca-dence está cumpliendo con las expectativas. En su tercera entrega, trabaja en la profundidad de la historia a través de flashbacks y otras escenas que nos van explicando este futuro postapocalíptico. También desarrolla la personalidad de Natsume y Kaburagi, la conexión de ambos y cómo se afectan el uno al otro.

Aspectos como el diseño y el dibujo en movimiento tienen innegable calidad. La banda sonora comienza a destacar y conquista.

AngelaMadredegatos

De día soy profe de lengua, la noche y los findes me convierto en cazadora de aliens y friki consumada. De la generación Digimon.

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.