Reseña | Beastars – Capítulos 11 y Final

avatar Jihye06/01/2020 1

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Beastars capítulos once y final contiene spoilers. Si aún no has visto los episodios, te recomiendo que vayas a checarlos y después regreses a leer la reseña.

Beastars once: Marchando hacia el verano con las luces de neón de la ciudad

El rescate de Haru está en su clímax, Legosi libera su bestia interna para luchar contra el líder del Shishigumi y consigue dejarlo fuera de combate, permitiéndole así escapar junto a Haru. Pero quien realmente abate al líder es Louis, quien después de dispararle al león y ser rodeado por el resto del grupo queda en incógnita su destino. Por su parte, Legosi y Haru comparten una cena antes de volver a la escuela, solo para descubrir que es muy tarde para siquiera intentarlo, por lo que deciden pasar la noche juntos en un hotel. El ambiente en el hotel los lleva a sincerarse e incluso intentan tener relaciones pero la naturaleza de ambas especies se interpone en el camino.

Beastars final: La figura en retirada del viento de verano

Tras descubrir que la naturaleza de sus especies les impide intimar, ambos optan por simplemente dormir uno al lado del otro. El regreso al instituto se acompaña de un regaño y una declaración de guerra por parte de Juno. La joven loba proclama sus ideales en medio del festival e intenta que Legosi se una a ella, sin embargo este acaba dejándola para reunirse con Haru. Aunque es difícil que puedan tener una relación a su manera ambos deciden esforzarse para intentarlo. El tiempo continúa avanzando y el paradero de Louis aun es desconocido, una siniestra figura esta por robar protagonismo, es así como se deja la puerta abierta para una segunda temporada.

La razón por la que nací como carnívoro

Para nadie fue un misterio que uno de los mayores conflictos de nuestro protagonista siempre verso en su naturaleza como carnívoro, en parte por su enamoramiento hacia Haru y en parte por su simpatía hacia los herbívoros, Legosi siempre sintió cierta renuencia a su naturaleza salvaje. Su conflicto no conseguía hallar una buena resolución, parecía que todo lo que concluía estaba errado de alguna manera, sin embargo el episodio once consigue desatar ese nudo. Después de descubrir que Haru fue secuestrada y nadie haría nada por rescatarla, Legosi decide ir por sí mismo, y aunque en un momento se enfrentó al pensamiento de que le robaron a su presa, es en medio de su lucha contra el líder del Shishigumi que tiene su gran epifanía: nació como carnívoro para proteger a Haru. Este pensamiento consigue conectar todos los puntos de su, ya muy recorrido, dilema sobre su naturaleza.

Aunque en este punto no debemos confundirnos con los ideales de Juno, quien durante el festival expresa que los carnívoros tienen la responsabilidad de cuidar de los herbívoros por la gran diferencia de fuerza que hay entre ambas especies. Si bien es cierto que Legosi se consagra a la protección y cuidado de Haru, usando su naturaleza carnívora como estandarte, esto lo hace por tratarse de ella como individuo, no como herbívoro. Ciertamente Legosi siente simpatía hacia los herbívoros, pero Haru nunca ha sido solo eso para él, él siempre la ha visto como mujer ante todo. Legosi no acepto su naturaleza carnívora por un bien mayor, lo hizo por un fin meramente subjetivo, proteger a la mujer que ama, empleando su fuerza verdadera. Las declaraciones de Juno llegaron muy tarde, Legosi ya había tomado su resolución.

Una máscara que se cae

Con su naturaleza mejor aceptada, el momento de las confesiones no podía hacerse esperar. Posiblemente más de uno llego a pensar que Haru ya era consciente de que fue Legosi quien la ataco en el primer episodio, no hubo error en eso, tampoco era un gran misterio. A pesar de que ambos han intentado entablar alguna especie de relación o amistad, siempre existió una brecha entre ambos, y no solo por las evidentes diferencias entre especies.  Pues bien, creo que el episodio once consigue ventilar el porqué de la siempre presente incomodidad entre ambos. La razón es sencilla, la mentira entre los dos nunca les permitió contemplar realmente al otro, sin embargo esa noche en el hotel, después de revelar la verdad, eso les permitió por primera vez avanzar realmente en su relación.

Tal y como lo expreso Haru, de algún modo ambos parecían haberse congelado en ese primer encuentro, ambos quedaron profundamente marcados por ello y se vieron incapaces de avanzar de ahí. Eso fue hasta esa noche, después de revelar la verdad y contemplar la verdadera naturaleza del otro, su tiempo pudo avanzar de nuevo. Tristemente esto solo es el inicio de lo real, ahora que son capaces de enfrentarse a su yo real, hace falta que demuestren el coraje para avanzar en sus deseos, pero no solo el coraje pues habrá más problemas que deberán enfrentar si es que realmente desean permanecer juntos.

Los instintos de un herbívoro

Mucho hemos hablado de los instintos de los carnívoros, y quizá eso nos ha hecho olvidar que también existen los instintos de los herbívoros. De hecho esto es muy obvio pero sin querer lo dejamos de lado, un instinto primario de una “presa” es el de huir, el cual sin duda vimos en algún momento en Haru. Pero este no es el único instinto presente, pues tal como existe el instinto de depredación también existe el instinto suicida, muy irónico si me preguntan.

Hasta ahora Haru ya había demostrado en diferentes momentos tener un instinto de supervivencia algo deficiente, suele rendirse a la situación demasiado rápido, lo que no es tan extraño si tomamos en cuenta las ideas con las que fue criada. Sin embargo también hemos sido testigos de su progreso en esta área desde su acercamiento con Legosi. Fue impactante pero no descabellado que los instintos de Haru la llevaran a acelerar el proceso de depredación de Legosi, que ella misma se metiera en su boca fue la mayor prueba de que Haru también tendrá una dura batalla para aceptar su naturaleza como herbívoro.

Una relación que no será bendecida

Legamos al punto clímax de ambos capítulos, y de la serie en general, finalmente parece que los sentimientos entre Haru y Legosi se aclaran, la respuesta a la que ambos han podido llegar es que desean estar juntos, a pesar de sus naturalezas. Sin embargo para ambos es evidente que su decisión no será bien recibida o bendecida por quienes los rodean. En el mundo de Beastars existe un prejuicio enorme sobre las relaciones entre diferentes especies y eso solo va en aumento si se habla de una relación entre carnívoro y herbívoro, de ningún modo será algo que apruebe la sociedad. La mayor prueba de ello la evidencia Haru durante el festival, las apariencias son importantes por tanto la declaración de Juno frente a todos fue perfectamente recibida y aclamada.

En fin, sobre los sentimientos no se manda y a pesar del rechazo que puedan enfrentar, Legosi y Haru han dado un paso hacia adelante para iniciar una relación. Aunque esto es decir mucho, ya que en realidad no es que hayan comenzado una relación formal, más bien por primera vez han decidido encarar sus sentimientos y darle una oportunidad a la posibilidad. Pero como ya dije, no será un camino sencillo y ambos necesitan crecer en madurez y fuerza para poder proclamar con orgullo su relación. En consideración a esto, creo que es muy significativo que durante la escena de confesión en el parque Haru se retuviera de tomar la mano de Legosi, pues de esa manera queda perfectamente plasmado que aún no es el momento, que aún deben atravesar otras barreras antes de poder hacerlo.

Al final, ¿qué nos dejó Beastars?

Hemos llegado al final de esta primera temporada, la buena noticia es que podemos esperar más de esta gran historia pues su segunda temporada ya ha sido anunciada y confirmada. En este momento no sabemos cuánto habrá que esperar por la continuación de la historia pero confió en que no será mucho, en tanto deberemos despedirnos de este gran anime y que mejor forma de hacerlo que rememorando un poco de lo que nos dejó a su paso.

Beastars es uno de esos animes que fascinan por su historia más que por su animación o soundtrack, aunque admito que el soundtrack es genial y la animación me sorprendió más de una vez. Como decía, el argumento no es exactamente lineal o complejo, sin embargo es cautivador. Para muchos es incongruente el inicio y el resto de capítulos sin embargo era un giro necesario para la trama, antes de explorar el asesinato de Tem es necesario construir un escenario y pulir a los actores que danzaran sobre él.

Los mayores aciertos de esta producción son el argumento empático a los personajes y su naturalmente complejo problema de incertidumbre moral presente en la división entre especies. En un principio no confiaba en la animación que habían decidido emplear para esta historia, personalmente no es de mi agrado, sin embargo ha sido grato descubrir que hay aspectos muy estéticos en ella que se mantuvieron durante toda la trama, además suma puntos el cambio de animación con el que se atrevieron en un par de ocasiones para representar mejor las emociones. La banda sonora también ha resultado en algo muy gratificante, el cambio de endings me gusto. Ahora que si mezclamos animación con soundtrack toda la atención debe dirigirse a su opening, que en mi opinión es la cosa más estética que he visto, el stopmotion tiene una estética que es difícil de igualar por cualquier otra técnica.

Así pues, ateniéndome a la pregunta inicial, lo que este anime nos ha dejado es una historia sobre una adolescencia llena de incertidumbre, soledad y complejos y profundos sentimientos sobre la propia identidad, pero siempre liderada por el descubrimiento de un sentimiento aún más caótico, el amor. Además de eso nos dejó una muy crecida población de furros y un protagonista que podría volver a cualquiera en uno. He insisto, nos dejó uno de los opening más hermosos visualmente, de la década, así es.

Comentario final

Beastars capítulo once y final, son episodios dedicados al cierre del clímax que se construyó a lo largo de toda la serie, ambos episodios funcionan como cierre al primer arco argumental del manga, y si se lo preguntan pueden retomar la lectura a partir de capítulo 47. Aunque yo recomendaría que leyeran desde el inicio hay detalles que se omitieron en la animación que podrían disfrutar bastante.

En fin, todo inicio tiene un final y el de este anime ha llegado, al menos el de esta temporada, por mi parte solo me resta otorgarle una nota. Por costumbre les recordare que esta nota es personal, se basa completamente en mi juicio, sin más dilatación aquí va: 87/100. Pese a que está plagada de detalles que no son muy de mi agrado, le doy una nota alta porque cuenta con algo que valoro en exceso: argumento construido y desarrollo de personajes.

Vamos cerrando esto, díganme: ¿Qué les han parecido estos capítulos? Mejor aún, ¿Cuál es su opinión de la serie en general? ¿Están de acuerdo con la puntuación que yo le di o cual le habrían dado ustedes? En su opinión ¿Qué es lo que más debemos esperar de la segunda temporada?

avatar

Jihye

If I die, please don't cry... Just look up in the sky and say: "Yamete Kudasai".

Mas Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 1

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar
  • Nivel: 1
    San

    Le falto mas exploración del mundo, si solo en esa zona los carnívoros y herbívoros socializan o es en todo el mundo, mas exploración en su política, el civismo, la familia, la sociedad, etc., se que esto se explora mas adelante en el manga de forma regular, pero el anime se debe defender solo, yo le doy un 7/10 y hasta ahora nada le gana a Vinland Saga como lo mejor del año B)