Reseña | Arte – Capítulo 11

NoSoyOtaku 13/06/2020

[bloques texto=’Esta reseña sobre Arte contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.’]

Capítulo 11: La pintora de retratos de los Falier

Arte se distancia de Katarina, pero en el poco momento que tienen juntas van a un taller, en el cual Arte escucha unas palabras que la harán pensar. Arte se aleja de muchas personas y se centra en su trabajo. Leo, por su parte, está enfrascado en sus asuntos, pero con la nostalgia de Arte presente. Su aprendiz por tanto esforzarse termina desmayándose delante de Katarina, la cual llora. Cuando está mejor, Yuri le reprende a Arte este comportamiento. Arte acaba el cuadro de Katarina y la niña lo agarra y se va a mostrárselo al hombre que le dijo las palabras a Arte. Tutora y alumna tienen una conversación, aceptarse es la clave. Yuri conversa con Arte y le hace una oferta innegable.

Opinión del capítulo

Este es uno de esos capítulos en los cuales no sé si es bueno o es malo. Hay momentos donde las partes no se conectan tan bien y momentos sueltos, además del uso de flashback del mismo capítulo, haciendo más redundante el capítulo y la información (esto puede ser por muchos motivos). También cambios que no parecen tan naturales, como el de Arte y su reproche por su condición con la cual nació y con la cual debe vivir. Sin embargo, siento también que se ha abordado mucho más la condición psicológica de los personajes, en especial de Leo y Arte, no tanto en su interior pero sí por sus acciones y relaciones con los demás. Estoy indeciso.

Arte y Katarina

La relación entre Arte y Katarina se deteriora, por el trabajo de Arte. Katarina le tiene un gran aprecio a Arte por todo lo que hizo por ella (en el capítulo pasado). Una relación afectiva e incluso dependiente por parte de la niña, lo cual es comprensible por su edad. Ella encontró en su tutora a alguien en quien confiar y que, dentro de las personas que conoció, es la mejor la entiende. Arte después de haber resuelto el problema de Katarina se dedicó a lo suyo. Esto me parece algo normal, pero hay cosas que siento que debieron haber sucedido, como Katarina hablando con su madre (quedó establecido que madre e hija se llevarían mejor) y que esta luego le explique la situación a Arte. Esos lazos construidos no se sintieron tanto.

Palabras inocentes, pero destructivas

Katarina terminó acompañando a Arte a un taller, esto, quizá, por la intervención de los Falier. Llegan al lugar y mientras Katarina está curioseando, a Arte se le presenta un aprendiz llamado Matei, el cual no se sorprende al verla, incluso le da muestras de reconocimiento y palabras, sin malintención, que tocan el corazón de Arte. Es algo digno de admirar que Arte como mujer, noble y pintora pueda llegar y tener la posición en la que está. Estas palabras por sí solas no hubieran afectado a Arte si es que ella no hubiera tenido dudas sobre su situación, ella no ha llegado a aceptarse, siempre luchó contra origen y su condición, no queriendo ser reconocida por ello sino por sus habilidades. Este cambio de perspectiva me parece fantástico. Al inicio nos muestran a una chica que va contra las convenciones, ahora nos muestran a una chica que debe aceptarse y seguir con sus convicciones.

La soledad de Leo

Luego cambiamos de plano y vemos la rutina de Leo, ahora sin Arte. Es curioso como lo ausente puede estar tan presente en la vida, tanto que lo sentimos real y a nuestro lado. Leo hace su vida y sus días pasan como si Arte jamás hubiera estado, vuelve a ser el mismo antes de Arte, pero, al menos por visión personal, lo siento más solo. Cuando tenemos a alguien y luego se marcha eso nos devasta, tanto así que nos sentimos peor de lo que una vez nos pudimos sentir (buenos ejemplos son: Kimi no suizo wo tabetai, La tumba de las luciérnagas, Clannad o A 5 centímetros por segundo). Leo había conseguido a alguien y la llegó a apreciar sinceramente y a preocuparse por ella tanto, que su voz aun palpita en sus oídos. Ubertino se da cuenta de esto y le ofrece un trabajo donde estará menos solo, aunque no se lo dice. Nostalgia.

El cansancio de Arte

Después de haber escuchado esas palabras y de pensar en algunas cosas con respecto al maestro Leo, Arte decide trabajar más y aunque no se explique se entiende que lo hace para que la reconozcan como pintora, no como noble y mujer. El sobre esfuerzo de Arte termina agotándola. Lo curioso es que Arte es una meticha, pero con su vida suele ser muy reservada, es la clase de persona que se preocupa por otra pero no deja que otros se preocupen por ella, ayuda pero no quiere ser una carga, lo cual también es un problema. Justo por ensimismarse de esta manera, ella termina colapsando y hace llorar, sin querer, a Katarina, por lo cual tendrá una reprenda de Yuri, quien le dice que trabaje menos (me encantó esta conversación, directa, sencilla y concisa).

La no aceptación de su condición

Después de haber visto todo lo anterior, por fin se nos revela algo: ¿Arte se aceptaba?, a esto podemos añadirle otras preguntas: ¿debemos cambiar lo que realmente somos y negar nuestro pasado?, ¿está bien no aceptarse como uno es? Arte lucha contra dos ideas a las que no puede ganar: ser mujer y ser noble. Estas son condiciones que ella jamás podrá cambiar, condiciones que influyen mucho en su época. Esto es lo que ella quiere dejar de lado, dejar esas distinciones entre varón y mujer y entre nobles y plebeyos. Si la sociedad no cambia por mucho que lo intentes, ¿qué puedes hacer al final?, ¿aceptar la condición que tienes es una forma de rendirse o aceptar todo lo que implicas es una forma de ganar? Arte decide luchar y por eso pierde.

La sabiduría de una niña y la oferta

Es increíble como los niños varias veces pueden aconsejar a los adultos en cosas que nosotros vemos complicadas, en cosas que creemos no son tema de niños. Katarina le demuestra a Arte que la mejor forma de combatir a la sociedad es aceptándose y que dentro de la sociedad puede obtener su libertad. Hay cosas que no se pueden cambiar por mucho que se quiera, combatir contra lo que eres solo es negarte. Al final no puedes cambiarte si no te aceptas primero, la aceptación es el primer paso para el cambio. Esto le abre los ojos a Arte, quien en la última escena recibe una oferta de Yuri: quedarse en Venecia y que él sea su mecenas. Tentadora oferta que la hace pensar en su maestro y sus palabras.

Un capítulo intrigante. El siguiente capítulo es el final, pero por el título nos han hecho mucho spoiler a mi parecer. No sé lo que pasará, solo espero que tenga un buen final y recordar este anime con una sonrisa mientras espero que el manga sea traducido.

NoSoyOtaku

De Perú. Ya dos décadas :'v, y un aficionado al anime y a la cultura japonesa, además de un aficionado al estudio de las culturas asiáticas (especialmente China y Japón).

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.