Tsuki ga Kirei: La belleza del primer amor

En esta ocasión me he tomado un tiempo para dedicarle unas palabras a la serie que más me gustó y sorprendió la temporada pasada: Tsuki ga Kirei. Trataré en lo posible, de analizar brevemente la serie sin caer en el spoiler sin filtro. Espero que mi escrito sea agradable para aquellos que han visto la serie y que al mismo tiempo, motive a quienes no la han visto a darle una oportunidad.

Sinopsis:

Esta hermosa historia se centra en los jóvenes  Mizuno Akane y Azumi Kotarou, dos alumnos de tercer año del instituto que se vuelven compañeros de clase por primera vez. La obra expone los dramas de la adolescencia, la escuela y el primer amor a través de las vivencias de Akane y Kotarou quienes inician un inocente romance. Dicha relación los llevará a descubrir y sentir emociones que nunca antes habían experimentado como el miedo, el vacío y la desesperación ante los altibajos de la vida.

Algunas referencias para tener en cuenta:

Tsuki ga kirei es un anime original y breve, dirigido por Seiji Kishi quien anteriormente ya ha emocionado a la audiencia con el legendario Angel Beats! Este buen hombre también ha realizado otros trabajos notables como Assassination Classroom y Kamisama Dolls, entre otros. El estudio encargado de la animación en Tsuki ga kirei es Feel, que nos mostró una relajante gama de colores a lo largo de toda la serie junto a unos personajes sencillos, una animación poco destacable pero que al mismo tiempo no dio mucho de lo que quejarse.

El guión de la serie fue escrito por  Kakihara Yuuko quien ha trabajado también en Digimon Adventure Tri y en la adaptación del manga Orange. Tsuki ga Kirei fue emitida la temporada pasada, contó con un total de doce episodios que se emitieron desde el 6 de abril hasta el 29 de junio de 2017.

Análisis:

La serie desenvuelve toda la potencia del drama escolar a través de los sentimientos de los personajes. La pareja protagonista, Akane y Kotarou atraviesa constantemente un vaivén de sentimientos que inician en el enamoramiento y que conforme avanza la historia llegan a rozar los celos y la desesperanza.

La historia es sencilla, no es más que un amor juvenil, pero que atrapa desde el primer capítulo debido a su ambientación en lo cotidiano y la rápida identificación del espectador con los personajes de la serie. Jóvenes reales reflejados en personajes ficticios, experiencias reales reflejadas en las experiencias de nuestros personajes. Ver lo común como algo maravilloso, eso es lo que nos invita a hacer Tsuki ga Kirei, a darnos cuenta de que las aventuras de los personajes que todos admiramos (héroes, villanos, chicas mágicas, guerreros, etc.) no son las únicas experiencias hermosas con las que se puede soñar despierto. También existen héroes que viven con nosotros el día a día, son nuestros amigos, nuestros compañeros, grandes personas que se arriesgan por lo que más aman como Kotarou y que viven intensamente el protagonismo de su propia historia.

Todos hemos sentido la incertidumbre de vivir nuestro último año de secundaria, y aquellos que todavía no lo han vivido, saben que ese día llegará, es en este contexto en que nuestros protagonistas se conocen y enamoran. El primer amor de ambos los asusta, los aleja y los vuelve a acercar más, los dos se ven embargados por sentimientos que nunca antes habían tenido. Extraños sentimientos, extrañas sensaciones ¿Qué hacer con ellos?¿Expresarlos o no?¿Expresarlos cómo? Tanto Kotarou como Akane son dos adolescentes temerosos e introvertidos, lo que hace que el desarrollo de su relación sea una sucesión de torpes, pero hermosos acontecimientos.Vivir un amor con la intensidad con que lo hicieron Akane y Kotarou y sentir las primeras decepciones de la vida como ellos, también nos convierte en héroes de nuestro pequeño libro, nuestro pequeño anime, nuestro pequeño manga. Akane y Kotarou son los protagonistas de una historia en la que no hay súper poderes ni villanos, pero se enfrentan a algo más aterrador e incierto: la vida misma.

La vida puede hacer de ellos dos lo que quiera y esto los aterra ¿Podrán estar siempre juntos?¿Podrán quererse siempre? Invito a los lectores a vivir en Tsuki ga Kirei los primeros dolores del amor, los primeros sustos de la vida…de la vida real, en la que cualquier cosa puede suceder.

Recepción personal:

Quien les escribe no es precisamente una admiradora del romance, muchísimo menos de los animes escolares, pero decidió darle una oportunidad a Tsuki ga Kirei porque admira a su director. Siendo breve, me sentí más que identificada con los problemas que tuvo que enfrentar Kotarou a nivel escolar. Este personaje, portador de una etiqueta en su escuela, se atrevió a desafiar a todos, incluso a su propio futuro. Kotarou no contaba con el apoyo más importante y necesario en la juventud: el de los padres, y sin embargo se esforzó por hacer posible lo imposible, esto hizo lagrimear a su redactora que más de una vez se ha sentido frustrada.

Conclusión:

En líneas más generales, amé este anime, amé su banda sonora, sus personajes tímidos, silenciosos, torpes y mágicos. Esta serie me hizo llorar hasta con los diálogos más ridículos y comunes, es una obra que te trae de vuelta a la realidad, te hace volver a vivir. La recomiendo a todos, en especial a quienes se sientan solos, tristes o solos y tristes. Tsuki ga Kirei puede devolverle los colores a la vida.

Sé que he escrito mucho y que muy pocos se atreverán a leerlo todo, pero a aquellos pocos que lo hagan, los invito a comentarme qué les pareció este anime y qué sintieron al verlo, también pueden recomendarme otras series para ver. Muchas gracias por leerme, siempre.

 

 

Sobre El Autor

Akira

Solo soy alguien que admira la animación japonesa y la cultura asiática en general.

Comentarios SomosKudasai

Post Relacionados