Psycho-Pass: Los cuentos de hadas han muerto

 

 

En esta ocasión me he tomado un tiempo para escribir un poco acerca de mi anime favorito: Psycho-Pass. Trataré en lo posible, de analizar brevemente la serie sin caer en el spoiler sin filtro, al tratarse de mi serie preferida el análisis será extremadamente personal y estará atravesado por mi cariño hacia la serie. Nada de lo que yo escriba debe ser considerado como una afirmación, al contrario, lo que haré será contarles un poco acerca de mi lectura personal del anime. Como es sabido, todos poseemos distintos conocimientos y gustos, por lo que todos podemos contemplar una misma obra y hacer cada uno un análisis radicalmente diferente de la misma. Simplemente espero que mi escrito sea agradable para aquellos que han visto la serie y que al mismo tiempo, motive a quienes no la han visto a darle una oportunidad.

Sinopsis:

En esta historia, la sociedad del futuro ha dejado su destino en manos de una máquina denominada “Sistema Sibyl”. La seguridad de la población se encuentra garantizada por divisiones lideradas por inspectores que guían a ejecutores, quienes se encargan de ejercer la justicia de Sibyl a través de las “Dominators”, éstas son armas que miden el coeficiente criminal de las personas, para realizar un juicio sobre las mismas e impartir justicia sobre aquellas cuyo coeficiente exceda el valor máximo permitido.

El objetivo del Sistema Sibyl es prevenir el crimen en todas sus formas, es decir, impartir justicia sobre los sujetos antes de que cometan un hecho delictivo. Este sistema a simple vista sería la solución para la inseguridad y el fin para los criminales.

En este contexto, la novata Tsunemori Akane comienza su trabajo como inspectora de la división número uno en la Oficina de seguridad pública, allí conoce a un ejecutor rebelde llamado Kougami Shinya quien además de causarle problemas en el trabajo, se vuelve cercano a ella guiándola en su camino hacia la búsqueda de la verdadera justicia. Sin embargo, Kougami carga con un pasado que no le permite transitar por el camino que la ley ordena, aquí aparece el villano de la historia, Makishima Shougo, un  hombre que llega para desafiar la justicia de Sibyl y poner al límite la inteligencia de Kougami y Akane.

Logo de Psycho-Pass.

Algunas referencias para tener en cuenta:

Psycho-Pass es un anime que cuenta con más de un punto a su favor: se trata de una obra del admirado Gen Urobuchi (Puella Magi Madoka Magica, Fate/Zero), se encuentra animada por el exitoso estudio Production I.G (Ghost in the Shell),  tiene Openings y Endings de bandas respetadas en el ambiente del anime: Ling Tosite Sigure y EGOIST y cuenta con el diseño de personajes del talentoso Kyoji Asano, popular por haber realizado el diseño de personajes para la serie Shingeki no kyojin. Como si todo lo anterior fuera poco, también cuenta con  un reparto impecable de seiyuus, entre los que destacan Kana Hanazawa (Ao no exorcist, Angel Beats! y Durarara!!) en el papel de Tsunemori Akane, Takahiro Sakurai (Code Geass, Naruto Shippuden y Anohana) interpretando al villano Makishima Shougo y Tomokazu Seki (Fate /Stay night, Sakura Card Captor y Hajime no Ippo) como Kougami Shinya.

Análisis:

La serie desarrolla temas interesantes que nunca dejan de generar debates, la justicia, la ley, la venganza y el valor de la vida son algunos de los temas en torno a los que giran los acontecimientos en Psycho-Pass. Se trata de un anime cargado de referencias filosóficas y literarias, una historia que lleva a los protagonistas y al espectador a cuestionarse más de un aspecto acerca del funcionamiento de la sociedad y del sistema. Este anime nos muestra un desenlace de los conflictos diferente a los que estamos acostumbrados a ver, en Psycho-Pass la realidad es más dura y fuerte que la determinación y el afán justiciero de los personajes.

Recepción personal:

Cuando vi este anime no pude imaginar que se convertiría en el indiscutido número uno de mi lista de favoritos ¿Por qué tanta fascinación ante Psycho-Pass? imposible de precisar. Hacia los primeros episodios mi asombro por el Dominator era el mismo que el de un niño ante un juguete. ¿Esa arma puede determinar si alguien es un peligro para la sociedad? increíble, ¿Puede decidir si alguien debe vivir o morir? más increíble todavía, ¿Y la sociedad aprueba ese sistema, esa forma de “ejercer”  la “justicia” ? sin palabras. Creo que desde el comienzo fui deslumbrada por ese artefacto tan llamativo que es el Dominator y la cruda forma en que juzga y elimina a los criminales latentes sin excepción alguna.

Junto a los Dominators y más importante que estos, está el Sistema Sibyl, una máquina de erradicar “amenazas”, “imperfecciones”, “sobras” de la sociedad, mentes podridas que pueden contaminar la “paz” que reina en esta sociedad del futuro. Se trata de un sistema perfecto (o al menos así se presenta) para el que todas las vidas tienen el mismo valor, es decir, ninguno, no importa quién seas, en el momento en que tu coeficiente criminal se eleve, recibirás el juicio de Sibyl.

El Dominator, los ojos de Sibyl.

Tal vez sea muy esperado decir que mis personajes preferidos son Kougami y Akane, ambos protagonistas de esta primera temporada de Psycho-Pass, pero es la verdad, ellos dos y los ideales que defiende cada uno se han ganado un lugar en mi corazón. Como si no me gustaran por separado, la relación o quizás deba decir “no relación” que los une (de una manera particular, única) me parece el vínculo más llamativo y el más magnifico de la serie, es hermoso e hiriente a nivel afectivo y extraño y confuso para entender.

Kougami Shinya y Tsunemori Akane se conocen cuando Akane se convierte en inspectora y jefa de Shinya quien es un ejecutor, su primer encuentro es un completo desastre, una torpe e insegura Akane intenta ponerle correa al perro rebelde de la jauría. Aunque pareciera que a partir de semejante encuentro a estos dos los espera una relación conflictiva, nada está más lejos de la realidad. Kougami ve en la inspectora Tsunemori un ejemplo de ciudadana y una esperanza para el futuro de la sociedad perdida en la que viven. En cierto modo, Kougami ve en ella lo que él pudo haber sido y no fue, él ve en ella su sueño incumplido y como dije anteriormente, ve a una mujer con potencial, una esperanza. Shinya admira a Akane y confía en ella por su capacidad para superar golpes bajos, por su rapidez en el aprendizaje y su sentido de la justicia. En pocas palabras, Shinya termina sintiendo un gran cariño y respeto hacia ella.

Por el lado de la inspectora los sentimientos son todavía más variados, Kougami Shinya se convierte en el tipo de persona al que Akane aspira ser. A sus ojos ese hombre lo entiende todo, tiene la respuesta para todo, Kougami es un maestro en el arte de ser detective, Kougami tiene la pasión, la dedicación, el conocimiento y el talento. Una inexperta Akane se ve deslumbrada ante un sujeto que se presenta seguro de sus ideales y de sus acciones. Sé que mi afecto hacia estos dos pueda estar afectando mi observación imparcial, pero es muy probable (para mi es obvio, pero no quiero ser tan radical) que la inspectora tenga intereses románticos hacia Kougami, intereses que por la forma de ser de Shinya y por el extraño vinculo que establecieron, quizás nunca salgan a la luz, menos en un contexto tan poco favorable para que se produzca un “romance”.

Entre estos dos la química es perfecta (¿o imperfecta quizás?), hay de todo y a la vez nada. Se quieren, se admiran, cada uno confía en la capacidad y el conocimiento del otro, se respetan, se protegen, pero ¿Cuál es exactamente su relación? ni ellos mismo tienen palabras para explicarlo. Lo único que puedo afirmar como fanática de este anime es que la fórmula Kougami+Akane es definitivamente lo más extraño y fascinante de la serie y sin dudas mi es mi fórmula preferida por los siglos de los siglos amén.

Tsunemori Akane y Kougami Shinya.

Quizás mi amor desmedido por esta serie se deba a esa capacidad que tiene de hacer que me pregunte cosas todo el tiempo, de hacerme pensar y hacerme dudar acerca de todo aquello que tenía como una certeza hasta el momento en que la vi. Sé que muchos dirán que hay mejores y que este anime tiene sus leves imperfecciones pero en mi experiencia personal, debo decir que cada vez que la veo puedo hacer una lectura diferente de los acontecimientos. Cada vez que vuelvo a verla descubro ideas que había dejado pasar de largo anteriormente, no importa cuántas veces la vea, siempre encuentro un cuestionamiento nuevo. Psycho-Pass se renueva a sí misma ante mis ojos cada vez que vuelvo a verla.

Personajes de Psycho-Pass de izquierda a derecha: Kougami Shinya, Tsunemori Akane, Nobuchika Ginoza, Shusei Kagari, Kunizuka Yayoi, Karanomori Shion y Tomomi Masaoka.

Conclusión:

Psycho-Pass es un anime perfecto para aquellos que andan ansiosos por ver series con personajes inteligentes que defienden ideales y que se enfrentan a dudas que los obligan a replantearse sus luchas; series en las que el enfrentamiento intelectual entre personajes y la disputa interna en los mismos están a la orden del día. Esta obra se ha convertido en uno de los mayores exponentes del anime de ciencia ficción y en una de las obras más aclamadas de Urobuchi, por lo que se trata de una serie que debería estar en la lista de todo amante del buen anime.

Ilustración oficial de Psycho-Pass: Kougami Shinya y Makishima Shougo.

Así que ya saben, si buscan personajes carismáticos, enfrentamientos intelectuales, enfrentamientos con armas y cuestionamientos sociológicos ¡Psycho-Pass es el anime! No se arrepentirán de darle una oportunidad.

A aquellos que lean mi sencillo análisis los invito a comentarme qué les pareció este anime y qué sintieron al verlo, también pueden recomendarme otras series para ver. Muchas gracias por leerme, siempre.

Datos generales de Psycho-Pass

  • Nombre: Psycho-Pass
  • Año: 2012
  • Episodios: 22
  • Temporadas: 2 + 1 Película
  • Géneros: Ciencia ficción, Policial, Suspenso, Acción.
  • Estudio de animación: Production I.G
  • Opening: “Abnormalize” por Ling Tosite Sigure
  • Opening 2: “Out of control” por Nothing’s Carved in Stone
  • Ending: “Namae no nai kaibutsu” por Egoist.
  • Ending 2: “All alone with you” por Egoist.
  • Adaptación: Original
  • Director: Naoyoshi Shiotani
  • Escritor: Gen Urobuchi
  • Diseño de personajes: Kyoji Asano
  • Música: Kanno Yugo

 

Sobre El Autor

Akira

Solo soy alguien que admira la animación japonesa y la cultura asiática en general.

Comentarios SomosKudasai

Post Relacionados