Reseña | Tensei shitara Slime Datta Ken – Capítulos 22 y 23

avatar Alpha12/03/2019 4

lightbulb_outline Esta reseña sobre Tensei shitara Slime Datta Ken contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 22: Conquistando el laberinto

Al aventurarse en el laberinto en busca de La morada de los espíritus, Rimuru y sus alumnos son recibidos por alguien que se comunica telepáticamente con ellos, instándolos a que le teman. El slime le pide a aquella persona que los guíe a la morada, petición que es aceptada, pero que desemboca en Rimuru peleando contra con un golem, al que derrota con relativa facilidad.

Bajo la amenaza de Rimuru la voz del laberinto se hace presente, resultando ser un hada llamada Ramiris, quien se autoproclama uno de los diez grandes reyes demonio. Luego de una charla exhaustiva, donde el hada prueba conocer a Milim, así como el hecho de saber que Rimuru es un slime, logra que el profesor y sus alumnos crean en ella aunque sea un poco.

Ramiris le habla al slime sobre su golem y este promete darle uno nuevo a cambio de su ayuda. Luego de que hada aceptase el trato, Rimuru se detalla el problema de los niños y le pide que le presente a la reina de los espíritus, quien, para sorpresa del slime, es la propia Ramiris. El hada le cuenta brevemente sobre su conversión en señor demonio comparándola a la de Leon Cromwell quién alguna vez fue un héroe.

Con la conversación concluída, Ramiris acepta guiarlos, mientras Rimuru piensa como invocar exitosamente a los espíritus.

Ramiris

El nuevo recurso cómico resultó ser nada más ni nada menos que otro de los reyes demonio: el hada Ramiris, un personaje interesante mezcla de excentricidad con algunas habilidades que cuesta creer que tiene después de ver su desempeño en este capítulo.

Ramiris resultó ser más agradable y dejó una ¿mejor? impresión que su contraparte del manga, ya que, con solo su presentación pensé rápidamente que me gustaría verla en Tempest haciendo un Manzai, (o acto cómico), junto a Gobuta y Gabiru.

A pesar de sus obvias falencias, (su debilidad, cobardía y algo de tontería), Rimuru comprobó que la reina de los espíritus tiene un lado talentoso, al lograr descifrar la problemática detrás del soldado mágico y lograr completarlo con éxito. Otro aspecto que no se debe subestimar de este hada, es que a pesar de su poco poder propio, tiene varios espíritus de diversa clase a su disposición lo que la vuelve un rey demonio bastante versátil, aunque cueste creerlo.

Opinión final

Otro gran capítulo que nos acerca al final de un anime excelente, y que aún así, se las ingenia para continuar aportando información más que interesante para una historia que ya tiene forma pero que continúa profundizándose. Claro está que me refiero a la información sobre Leon Cromwell que Ramiris le entregó a Rimuru, algo que seguramente será una pieza clave en el rompecabezas que el slime empezó a completar varios capítulos atrás.

Me hubiese gustado ver algo más del laberinto, (que este caso solo lo fue de nombre), pero en compensación nos dieron escenas de comedia brillantes, otorgadas por Ramiris, la recién llegada, quien llegó para llenar el lugar dejado por la partida de Milim, y lo hizo de gran manera.

Un capítulo divertido que se hizo ligero de ver y que tuvo un paso ágil. Además de la ya mencionada Ramiris, la pelea de Rimuru con el golem fue muy buena, quizás el recorrido al “laberinto” fue corto, pero es entendible con el anime llegando a su fin y queriendo llegar a determinado punto, algo que no me parece mal pues es el mayor indicio de una futura segunda temporada que tenemos.  

Finalmente, Rimuru ha logrado alcanzar la morada de los espíritus, y su promesa de salvar a los alumnos de Shizu está muy cerca de cumplirse, ¿qué creen que vendrá después?

Capítulo 23: Almas salvadas

Ya en la morada de los espíritus y con ayuda de sus skills, ‘Gran sabio’, ‘Glotonería’ y ‘Degenerar’, Rimuru se asegura de configurar espíritus menores para que puedan adecuarse al cuerpo de los niños, con dos excepciones: Kenya, quien logra invocar a un espíritu superior de luz, y Chloe, quien según Ramiris, recibe un espíritu proveniente del futuro, y que según ‘Gran sabio’, es un es un cuerpo espiritual de gran poder.

Luego de la inusual situación, Rimuru da por hecho que los niños han sido salvados, y todos juntos le agradecen a Ramiris, mientras varias hadas llegan para celebrar el ffeliz desenlace. Posteriormente, abandonan la morada de los espíritus luego de que Rimuru le hiciera un repuesto del golem a Ramiris.

Rimuru le comunica a Yuuki sobre la salvación de los niños sin revelarle el método utilizado, asimismo discuten sobre el futuro de estos, y finalmente el slime le deja un pequeño regalo de despedida al líder de la Unión libre.

Mientras los niños juegan por última vez con Ranga, Rimuru observa la máscara de Shizu, recordando todo lo sucedido en los dos años transcurridos desde su reencarnación. De forma rápida se observan todos los personajes presentados hasta el momento, y asimismo, un personaje misterioso que observa a Rimuru esperando ser invocado por este.

La despedida con los niños es breve pero Chloe se rehusa a soltar a Rimuru, a cambio, el slime le entrega la máscara de Shizu como promesa de que volverá, también les entrega a todos los niños túnicas hechas por Shuna para luego dejar Ingrassia definitivamente para volver a Tempest, mientras una persona lo observa de cerca en su viaje.

Sobre Chloe O’Bell

Fue bastante obvio desde su introducción, que Chloe O’Bell no era como los demás niños, pues además de afectar levemente el análisis de gran sabio, también hizo reaccionar a Verudora, quien se encuentra dentro de Rimuru, entonces, ¿quién es Chloe O’Bell?

Lo acontecido en este capítulo lograría despertar la curiosidad de más de uno, así como también quizás más de uno ya haya descubierto lo que sucede. El caso es que en lugar de recibir un espíritu, una forma espiritual venida del futuro fue la que entró en la niña, y por si esto no fuera gran cosa ya, el ser espiritual intentó besar a Rimuru y nuevamente despertó a Verudora en el interior de este, dando la impresión de ser aquella heroína que una vez encerró al dragón y que fuera maestra de Shizu, algo que solo genera más dudas.

De momento es un misterio más que se agrega a la lista, pero dudo que no volvamos a saber de la niña que se enamoró del slime, después de todo ella se quedó con la máscara y con la extraña voluntad que esta carga.

Opinión final

Tengo muchos sentimientos encontrados por este capítulo. Para empezar, la segunda parte fue muy corta, conteniendo flashbacks y demás, algo que por un lado fue agradable de ver, pero al mismo tiempo se sintió como si estuviese viendo un capítulo de relleno. Alguna de las cosas que esperaba ver, como la invocación de Beretta, el golem de Ramiris, o la pelea contra Hinata, a quien solo vimos espiando detrás de un árbol, fueron omitidas o al menos dejadas para una hipotética segunda temporada, lo que transformó esto en un final tibio. Hay puntos extra por el teaser de Diablo y la enorme chance de una segunda temporada.

Como habrán notado, este capítulo tuvo una vibra de ser el final de temporada, cerrando de forma definitiva lo que empezó con la promesa a Shizu para pasar a un nuevo ciclo, que puedo prometerles que no será tan ameno como este, pero aún falta para eso. De momento habrá un gaiden el próximo capítulo por lo que podríamos asumir que la historia principal concluye aquí, y aunque no sea con una nota alta, es más que destacada.

En fin, un capítulo corto repleto de sentimentalismo y nostalgia, con algunas fallas pero terminando en un momento ideal la primera temporada. Sin dudas esta ha sido una adaptación que estuvo a la altura del material original y de la que me gustaría saber en un futuro próximo.

Aún así, esto no es una despedida pues, como ya dije, la próxima semana nos espera una historia extra: Negro y una máscara.

avatar

Alpha

Fan de la ciencia ficción y el Slice of life.

Más Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 4

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar