Reseña | Karakai Jouzu no Takagi-san 2 – Capítulo 6

avatar Augusto Rosales Muñoz14/08/2019 0

lightbulb_outline Esta reseña sobre Karakai jouzu no Takagi-san 2 contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Resumen del capítulo

Clase de gimnasia, notas puntuadas. Nishikata desafía a Takagi, quien tenga el mayor puntaje gana, ¿podrá superarlo? Final de las clases del día, de nuevo se van juntos y de nuevo más desafíos saliendo de la escuela, pero el del día de hoy es sobre quemadas, Nishikata solo debe esquivar. El trío de amigas compran sus dulces para la excursión, mientras comen un gato le quita su dulce a Yukari, ¿podrán atraparlo, le quitarán el dulce? Takagi y Nishikata también van a comprar dulces para la excursión, pero el hambre ataca y deciden comer algo, ¿acaso esto podría ser una cita?

Opinión del capítulo

Este capítulo se ambientó, parece, todo en un día. Ya es un clásico tener tres microcapítulos sobre Takagi y Nishikata y un microcapítulo donde aparecen las tres amigas. Si bien este anime me agrada y mucho, el formato me parece muy repetitivo y siento que se podría hacer más, explorar un poco más o experimentar un poco. Supongo que será parte de la esencia. Otra cosa que logré darme cuenta es que sus enfrentamientos son muy tácticos, sencillos pero lo son, como si lo pensaran niños realmente o adolescentes, no cae en la exageración en la que otros animes caen -claro que su temática es distinta-. Parte del movimiento de Takagi, por lo que me di cuenta, es que si recoge su cabello atrás de su oreja tiene el duelo ganado porque dice algo fulminante -esto pasó en el último subcapítulo. Espero que el siguiente capítulo trate sobre la excursión, al no haber avances solo me queda especular. Cierto, Nishikata se está enamorando y poco a poco comienza a darse cuenta.

Revancha

Nishikata reta a Takagi en la clase de gimnasia, quien obtenga mayor puntaje gana. Takagi no la tendrá sencilla pues Nishikata ha entrenado todo este tiempo para que no ocurra lo mismo que le ocurrió hace un año. Según avanzaban las competencias Nishikata iba obteniendo buen puntaje y a Takagi siempre se la vio confiada, hasta que llega el último obstáculo. Cuando tocó el “agarre” Takagi fue con Nishikata y luego de una conversación le comenzó a dar ánimo hasta que le dijo que él quería agarrar su mano, esto distrajo a Nishikata y no apretó con fuerza el aparato, y con eso él se rindió y aceptó la derrota. Una derrota que no existía pues Takagi afirmó que sacó menos puntaje que él. Nishikata es bien noble y Takagi muy astuta, puedo haber ganado pero por los juegos mentales de Takagi no lo consiguió. Siempre me pregunto, ¿algo le saldrá bien a Nishikata? Me gusta el hecho de que siga siendo influyente el agarrar la mano, esas cosas -al menos en mis épocas- hacía pensar y enamorar a los niños, conmigo lo hizo.

Quemados

Acabando la clase Nishikata detiene a Takagi, pues se iba, para decirle que ya pueden irse juntos, pero no lo dice por tímido, mas Takagi sí se lo dice y se van juntos para seguir con sus competencias. Nishikata la lleva a un terreno baldío para retarla a una competencia de quemados donde ella deberá tirar la pelota y él esquivarla. La primera vez que Takagi tira el balón, hace que Nishikata se dé la vuelta, este protesta y vuelven a iniciar. Después de un rato, Takagi vuelve a jugar con la mente del pobre niño, avienta la pelota al aire y Nishikata trata de agarrarla, mas no lo consigue -le rozó el dedo- y pierde otra vez. Me encantó como Takagi juega con la idea de “virilidad” o “masculinidad” para hacer que las cosas se pongan a su favor. La hombría de Nishikata estaba en juego, por eso trató de agarrar el balón, fracasando en el intento pero sacando una sonrisa de gusto a Takagi, y no porque Nishikata sea un machito, sino porque de alguna manera demuestra lo noble que es.

Compra y come

Las tres amigas deciden comprar sus dulces para la excursión, al inicio no se deciden pero salen con tres bolsas, una para cada una. Mina y Sanae comen un producto comprado, mientras que Yukari se aguanta el hambre. Para alegría de Mina, se gana otra paleta, la reclama y se la da a Yukari, esta cuando está a punto de comerla es interrumpida por un gato que se lo quita y se va. Es ahí cuando comienza la persecución, pero la última en “sobrevivir” es Sanae, que termina viendo a la gata con sus crías dándole la paleta para que se alimenten. Después de esto ella dice que la perdió de vista y de repente se dan cuenta que se olvidaron sus cosas y deciden ir por ellas. Cuando las vi correr, sentí que cada una demostraba su personalidad mientras corrían, en especial Mina que siempre se la vio alegre e infantil -en buen sentido- cuando perseguía a la gata. Acá Sanae nos demuestra que la persona más fría también es susceptible ante ciertos hechos.

Cita

El castigo de Nishikata es comprar, Takagi también va a comprar, ambos se alistan para la excursión. Ambos compran productos contrarios, y como Takagi dice, son para intercambiar. De pronto a Nishikata le entra el hambre y decide comprar una sopa instantánea, lo mismo hace Takagi, con lo cual ambos se sientan compartiendo la mesa. Ante esto Takagi dice que es como una cita y que Nishikata no podrá negarlo ante sus amigos. Este dice que sí puede hacerlo, mas para su sorpresa entran dos de sus amigos, solo se miran y no se dicen nada, Nishikata esperaba que le dijeran algo para poder negarlo, pero no dijo nada. Ante esta situación él se pregunta si realmente es una cita, finalizando el capítulo con una frase de Takagi que literalmente dice que espera la excursión del día siguiente. Acá es cuando ya me dije definitivamente que Nishikata está enamorado de Takagi y que comienza a aceptarlo poco a poco. Supongo que es complicado, porque es su primera experiencia así, y no me nieguen que hacen bonita pareja.

Una de las cosas que veo que más resalta es el apego de Nishikata hacia Takagi y el usar a las competencias como excusas para mantenerse cerca de ella. Esto se debería a que todo parece indicar que sin competencias él no tendría una excusa para acercarse, y esto lo podemos ver cuando Nishikata no es capaz de decirle que ya pueden irse juntos, pero luego piensa que aunque el motivo sea para rivalizar sería raro decirle que ya se pueden ir juntos. Quizá Nishikata nos demuestra un cierto aspecto, no necesariamente de los niños -que suelen ser más espontáneos-, de las personas. Generalmente siempre buscamos excusas para justificar nuestro acercamiento a otra persona, y es que sin motivos parece que todo fuera a malentenderse. Cuando niño siempre molestaba a la chica que me gustaba porque era una forma de hacerme notar ante ella y de formar un lazo, algo más parecido a lo de Takagi, pero que no se aleja de lo de Nishikata, pues la excusa para el acercamiento es el molestar. Y he de admitir que aun ahora me cuesta hablar con alguien, así sea conocido, sin una excusa o alguna justificación para el saludo. Es interesante como llevaron este aspecto de las personas al anime.

avatar

Augusto Rosales Muñoz

De Perú. Ya dos décadas :'v, y un aficionado al anime y a la cultura japonesa, además de un aficionado al estudio de las culturas asiáticas (especialmente China y Japón).

Más Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 0

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar