Reseña | Fruits Basket – Capítulo 12

avatar Miyu Hikari27/06/2019 1

lightbulb_outline Esta reseña sobre el anime Fruits Basket contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Fruits Basket

Parece que te diviertes

Un nuevo periodo escolar ha dado comienzo, la primavera esta vez ha traído gratas sorpresas a la vida de Tooru en preparatoria, Momiji y Hatsuharu son estudiantes de primer año, ya que en el episodio anterior se había anunciado su transferencia a pesar del enorme asombro de Tooru al saber que Momiji no era un alumno de secundaria, por azares del destino o quizás bajo los planes ocultos de Shigure ellos han terminado acompañando a los demás, digo esto porque los Souma por lo general eran enviados a un lugar donde no podrían estar en contacto con personas del género opuesto para evitar que suceda la transformación, de acuerdo a este precedente pienso que solo es una treta para que Shigure lleve sus planes a cabo, aunque más allá de lo frívola que sea esta situación ambos traerán momentos divertidos. Momiji realmente se veía muy lindo en el uniforme de chica, Hatsuharu muy apegado a su estilo usara unas cadenas, la pelea con el presidente fue algo muy entretenido, su entrada fue como si se anunciara a un artista o un “héroe”, pero en el fondo solo quería fastidiar a los Souma por su vestimenta, mientras pregonaba a los cuatro vientos su descontento, Black Haru salió a la luz para poner en orden la situación donde incluso para justificar el atuendo de Momiji se le ocurrió la mejor idea que imagine a Yuki usando casi lo mismo. Fue un instante muy alegre, pero…, al parecer todo se tornó obscuro cuando se enteraron que Akito estaba en la escuela, en otras palabras, el terror en la mirada de Yuki se podía notar claramente, ese pánico tan grande que solo posees al recordar algo muy doloroso, el miedo inquebrantable que muchas veces no puede ser superado por más que pase el tiempo, acompañado de un sufrimiento que será una cicatriz en tu alma que durará para siempre.

Akito había ido a la escuela para acompañar a Shigure en la transferencia de los Souma a la preparatoria con los demás, sus verdaderas intenciones era conocer a Tooru para ver si era alguien tan valiosa como para que todos la quieran tanto, en un principio parecía muy calmado porque solo se presentaba como la cabeza de la familia, además de decir que Tooru era muy linda, esto con una sonrisa que se podía notar a kilómetros de distancia que era falsa, lo único que quería era que Tooru recuerde que tiene a su cuidado a los Souma, realmente me sentía muy ansiosa con las palabras de Akito porque nunca se sabe cómo pueda reaccionar, así como Yuki que fue corriendo para saber que hacia al lado de Tooru, con un pánico enorme sucede un encuentro que Akito estaba esperando hace mucho tiempo, al acercarse a Yuki pude ver con claridad cuanto terror ha sido infundado en él desde hace muchos años, además sus expresiones no decían otra cosa más que el rechazo tan grande que provoca esa persona que solo hace que los recuerdos dolorosos aparezcan en su memoria, aquellos que son una herida profunda en su corazón que hasta el momento no ha podido sanar por completo, si bien Tooru ha contribuido a que la vida de Yuki tenga días más felices, aún no ha logrado borrar su sufrimiento, además estoy segura que lo conseguirá ya que al presenciar esa escena no se le ocurrió mejor idea que distraer su mente con un juego de bagminton, al menos en cierta parte eso ayudo a olvidar lo que paso con Akito, él siempre había deseado muchas cosas, pero al final se ha dado cuenta de que los sueños se pueden hacer realidad sin conservas la ferviente esperanza de encontrar la mayor felicidad del mundo.

Análisis/Opinión – Primavera…

La primavera ha llegado con sus hermosos colores, flores de cerezo y la emoción de comenzar un nuevo periodo escolar, Momiji y Hatsuharu ahora son oficialmente estudiantes de nuevo ingreso en la misma preparatoria con los demás, al principio no lo creía ya que me había sorprendido demasiado que Momiji sea solo un año menor, es alguien tan dulce que al igual que Tooru pensaba que era un chico de secundaria, jamás me imagine que algo como esto sucedería, pero…, también es una inmensa alegría porque como ya dije es mi segundo personaje favorito. Ver a Momiji en el uniforme femenino fue un sentimiento muy raro, en cierto modo tuve la misma reacción que Kyou, pero por otra parte me pareció algo muy lindo, aunque hasta ahora no acabo de comprender como evitará que las chicas resistan la tentación de darle un abrazo con tanta dulzura de por medio, algo que claramente debe impedir a toda costa si no desea que se descubra el secreto.

Pero hablando de Hatsuharu su atuendo combina perfectamente con el hecho de que sea el buey del zodiaco, ya que por lo general los animales de esa especie llevan campanas en el cuello para que de alguna manera puedan ser identificados algo que es lo mas importante para que puedan ser encontrados con facilidad si llegaran a perderse, estoy segura que más momentos hilarantes estarán presentes en la serie con ellos juntos, Momiji aseguró que se comportaría muy diferente en la escuela para no traer muchos problemas, pero teniendo en cuenta que siempre va de un lado a otro, dudo mucho que no pase nada, por otra parte Hatsuharu posee una doble personalidad, lo cual es claro que causará estragos donde quiera que se encuentre, más allá de lo que pueda suceder, este inesperado comienzo será muy beneficioso para todos, ya que podrán percibir el paso de los días como si fuera una noche plegada de estrellas en un hermoso cielo nocturno.

Siento que desde la primera vez que Kyou escuchó las palabras tan sinceras de Tooru al confesar su aprecio por el gato del zodiaco, ha ido cambiando algunos aspectos de su personalidad, como el enojarse demasiado con las personas en especial con Yuki, aunque claramente esto último no lo quiera admitir ya que aún no se sabe la causa de su enorme odio, pero dejando eso de lado puedo notar que cada vez que habla con Tooru tiende a ruborizarse un poco, quizás sea por vergüenza o por algún otro motivo, eso es algo que hasta ahora no he logrado descubrir, pero mi corazón romántico me hace pensar en muchas posibilidades, en el episodio anterior me pareció muy hermosa la expresión que puso cuando le dijo a Tooru que iría a las aguas termales solo con la finalidad de retribuir el regalo del día de San Valentín, en este capítulo cuando Uo-chan le pidió que fuera por Momiji y Hatsuharu no accedió para nada, pero cuando Tooru lo pidió amablemente no lo pensó dos veces para ir con ella, luego de un rato al ver que unos chicos querían hablar con Tooru solo porque andaba en las nubes, fue rápidamente hacia donde estaba para ponerse en una pose que me era muy familiar.

Además con un golpe brusco los pudo ahuyentar para que no pensaran en acercarse siquiera un milímetro a ella, quiero hacer hincapié en la forma en que estaba parado Kyou, ya que me recordó a esas escenas típicas de todo manga o anime shoujo donde el protagonista aparece de la nada para quedarse pegado a la pared al costado de la chica ya sea solo para llamar su atención con algunas palabras pretensiosas o quizás hacer una confesión apresurada, pensé en muchas series que he visto hasta ahora que si las nombrara no podría terminar la reseña sin que sea más extensa de lo habitual, no estoy segura de lo que vaya a pasar en el futuro ya que Yuki siempre le da hermosos detalles a Tooru como el lazo tan bonito que ahora usa en la escuela, además solo sé que desde un principio soy parte del #TeamKyou, al final lo único que importa aquí es que Tooru pueda encontrar el amor verdadero, uno que sea un lazo infinito que jamás podrá romperse, que podrá traspasar la barreras del tiempo y la distancia entre dos corazones llenos del más grande afecto que será perpetuo e imperdurable.

Hay instantes en los cuales la alegría inunda esta serie, en esta ocasión la parte más divertida del episodio fue la ferviente discusión entre el presidente de la escuela y Hatsuharu, para ser más específicos con su otra personalidad, era muy gracioso como lo tomaba del cuello para reclamar por qué se cree un dios como para dictaminar como se puede vestir un estudiante, del mismo modo, trata de convencer a sus ayudantes haciendo que imaginen como se vería Momiji cuando crezca, no tenía nada de malo que vista de ese modo mientras eso suceda, en lo personal quiero ver cuando Momiji sea un chico apuesto porque dejara de emanar esa típica dulzura, después de todo ese estilo lo tiene desde hace mucho incluso ha usado prendas que podrían quedar bien en una chica, Black Haru es impresionante, puede hasta coquetear con Tooru sin importar que reciba un golpe de los demás, de todas maneras me parece muy divertida su forma de ser porque en su estado normal es como si estuviera disperso sin pensar en nada ni darse cuenta de lo que sucede a su alrededor.

Además parece alguien muy pacífico que prefiere evitar cualquier tipo de pelea, pero su otro yo es más eufórico que incluso reta a Kyou para tener un enfrentamiento a pesar de que ya ha perdido incontables veces, lo que paso en esta ocasión la verdad me hizo reír bastante, aun escribiendo esta reseña puedo recordar lo que ocurrió en el capítulo, si bien me gusta ese lado de él no lo soportaría si Black Haru seria predominante en su vida, además desearía que todos estuvieran más tranquilos sin evocar lo que sucedió en el pasado como en la mayoría de minutos en este capítulo, pero los miembros de los juunishi han sufrido demasiado a causa de la maldición, algo que podría haber sido especial se convirtió en un carga que lastima sus corazones, y espero que algún día se pueda acabar con toda la angustia que han llevado a cuestas, porque siempre habrá una luz esperando al final del camino que te llevará a un mundo lleno de momentos inolvidables.

Mi dolor…

Akito, la cabeza de la familia Souma, el líder que dirige los asuntos concernientes con los juunishi ha aparecido oficialmente para presentarse ante Tooru de una forma sorpresiva que pondría nervioso a cualquiera, si lo conociera por primera vez no podría distinguir si es bueno o malo al igual que Tooru, sin embargo me inclinaría más por lo negativo ya que se puede notar claramente que trataba de fingir una sonrisa solo para que ella no lo rechazara de alguna manera, sin duda desde el principio sentiría esa hostilidad que emana con tan solo su presencia, personas como Akito que infringen miedo son las peores que puedes encontrar en el mundo, solo con algunas palabras le recordó a Yuki lo que sucedió en el pasado, podía sentir el inmenso pánico que posee con tan solo ver su expresión, el hecho de que la presencia de alguien sea una tortura solo con aparecer frente a ti, jamás se lo deseo a nadie, conforme ha avanzado la historia he visto como Akito ha lastimado a muchos, como el dejar casi ciego a Hatori solo porque quería contraer matrimonio.

Pero al parecer no solo él sufrió por sus arrebatos sino también Yuki y Kyou, quien desde lejos lo veía con una mirada amenazante como si quisiera que desaparezca para siempre, no puedo entender cómo puede vivir tan tranquilo después de haber hecho tanto daño, ni sentir ni un ápice de culpa por absolutamente nada de lo que hizo, como puede sonreír despues de actuar tan represivo con los miembros del zodiaco, no entiendo cómo es que el poder te da derecho de lastimar y dañar a los demás sin pensar en las consecuencias, nunca se ha detenido a pensar en la herida emocional que ha generado en los Souma, lo único que piensa es en el supuesto beneficio que le traerá a sí mismo el hecho de que nadie desobedezca sus órdenes, porque nadie puede contradecir lo que dice sin antes ser castigado, quizás algún día se revele el porqué de su frio corazón, pero ni aun con esa explicación podré olvidar absolutamente todo, porque las palabras se las puede llevar el viento, pero lo que sientes puede ser una cicatriz que te acompañara a lo largo de toda tu impredecible existencia.

Yuki al parecer vivió muchos años de tortura al lado de Akito, encerrado en esa casa, sin salir a conocer a nadie, cuando lo hizo, pero se descubrió su secreto, los recuerdos de esas personas fueron borrados de inmediato, al parecer aislaba a Yuki en un cuarto obscuro donde Akito pintaba las paredes, le daba golpes y quien sabe que más pudo hacer en esa habitación como para que exprese un enorme miedo que se puede notar claramente en su rostro, un daño psicológico que no podrá sanar con nada, debe haber sufrido demasiado para que ruegue de rodillas a Shigure que lo saque de ahí solo para escapar de la inmensa pesadilla que era tener a Akito cerca, por encima de todo lo sucedido, ahora comprendo porque no quería acercarse a nadie, además de actuar prepotente solo para alejar a quienes querían establecer un vínculo más estrecho, él realmente no quería repetir la misma situación una vez más.

Por lo tanto, era alguien muy distante a pesar de su amabilidad, pero la llegada de Tooru a su vida y la de los miembros del zodiaco ha sido una enorme bendición, además como ya he dicho en anteriores reseñas ella ha logrado que la personalidad explosiva de Kyou disminuya considerablemente, también ayudó a Yuki ver el mundo de un modo distinto, pero sobre todo que gracias a ella ha podido reírse de forma tan natural que es muy agradable a la vista, incluso ahí demuestra porque tiene el apodo de príncipe en la escuela, sé que aún conserva heridas muy profundas en su alma que nunca olvidará, pero que pueden ser aliviadas de alguna manera para que sus días sean más felices con esa calidez que Tooru emana, porque más allá de lo malo que suceda, todo está lleno de hermosos colores que iluminan lo que hay alrededor, existen tantas posibilidades para vivir mejor, el destino es tan vasto e impredecible que ser libre de cualquier dolor es lo más maravilloso del universo entero.

En conclusión, este capítulo de Fruits Basket, me dejó con la grata sorpresa de que todos estarán en la misma escuela a partir de ahora, la presencia de Momiji y Hatsuharu hará la serie aún más divertida, aunque para los demás sea un problema que tengan que resolver debido a lo inquieto de sus personalidades, por otra parte, estaba realmente asustada por el hecho de que Akito podría haber reaccionado mal con Tooru en el momento que lo aparto de Yuki, además con sus antecedentes a cuestas es normal que sintiera temor por ella, aunque Akito odia profundamente a Tooru ya que de alguna manera ha alejado a los miembros de la familia de su lado, para ser más específicos a Yuki, quien por alguna razón siempre está en los pensamientos de Akito, lo menciona o busca de forma constante, asimismo, me parece demasiado despreciable que alguien juzgue a los demás sin conocer como es en realidad, criticar a Tooru diciendo que es fea y patética denota que no tiene ni idea de lo que dice, solo habla desde sus profundos celos por ella, despues de todo la opinión de Akito no es la que cuenta, sino de los que conocen como es Tooru, que aprecia a los demás sin distinción ni diferencia de algún tipo, un corazón puro aunque no es aceptado por la mayoría, puede vivir siendo muy feliz, además de conocer lo que es el más puro sentimiento de amor, algo que te puede otorgar imborrables recuerdos que quedarán grabados en lo más profundo de su memoria.

También adoro las ultimas frases de Yuki, hay cosas que quería, cosas que imaginaba, familiares que me abrazaran, un hogar al cual quiera regresar, un lugar donde todos sonrían, un yo que nadie dejaría, un lugar cálido, una persona cálida, realmente existían. Estas palabras me conmovieron mucho, solo quienes lo hemos perdido todo, hemos sido lastimadas de alguna forma durante años, podemos entender a ciencia cierta lo que siente Yuki, a diferencia de quienes pasan sus días siendo felices sin ningún tipo de problema o dolor en el alma, viviendo en un mundo superficial donde siempre les va bien, quizás jamás conocerán el otro lado de la verdad, pero eso no es lo más importante aquí, sino el hecho de que cualquiera al igual que Yuki puede encontrar lo que tanto buscaba, me alegra mucho que ahora pueda sonreír más allá de lo que sucedió anteriormente, ya que los deseos se pueden hacer realidad, solo hay que conservar un poco de esperanza, la presencia de Tooru es vital para el desenlace de esta historia, ella es como un tesoro que no puede ser encontrado fácilmente, si bien Yuki pudo haber pasado los peores instantes de su vida, solo él decidió que las cosas cambiarían por completo, por lo tanto, son los principios y valores los que determinan un brillante futuro por delante, lleno de hermosos momentos que estarán guardados en lo más recóndito de su delicado corazón. 

Déjame en los comentarios que te pareció este capítulo de Fruits Basket. ¿Cómo reaccionarías si te encuentras por primera vez con una persona como Akito sin saber lo que les hizo a los demás miembros de su familia? ¿Qué piensas de las últimas palabras de Yuki al sentir que todo lo que quería en el mundo realmente existía ya que ahora su vida está casi libre de cualquier inconsolable sufrimiento?

Si te perdiste de la reseña del capítulo 11 de Fruits Basket realizada por Jihye, puedes leer y disfrutar de la review dando clic aquí.  

avatar

Miyu Hikari

Me encanta la música y el arte del anime/manga; me gustan los géneros shoujo, seinen, spokon, slice of life y algo de shonen.

Más Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 1

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar
  • Nivel: 1
    San

    En realidad yo también odio a Akito, pero tampoco me pondré a debatir el porque de sus motivaciones o lo que ha hecho a los integrantes del zodiaco. Estoy satisfecho al saber que personas como el siempre reciben su merecido y eso es seguro en el anime. Seguramente Tooru “salvará” al pobre y sufrido Akito, claro si el se deja ayuda! Después de todo es el dios del zodiaco y no creo que lo desee. El episodio me dejó con ideas y emociones encontradas. Muy bueno