Reseña | Fate Grand Order Zettai Majuu Sensen Babylonia – Capítulo 5

avatar YFang05/11/2019 6

lightbulb_outline En esta reseña sobre Fate/Grand Order: Zettai Majuu Sensen Babylonia estaré dando spoilers sobre el episodio en su mayoría. Dentro de la reseña quizás hable un poco sobre las singularidades anteriores, aunque esto sera mínimo. Cualquier duda respecto a FGO o a Fate en general, con gusto las responderé en los comentarios.

Capítulo 5: El viaje de Gilgamesh

Por encargo del propio rey Gilgamesh, Fujimaru y Mash comienzan un pequeño viaje con destino al golfo con el fin de obtener muestras de agua de este. Sin embargo, la petición del rey tiene un pequeño detalle que no esperaba el par, pues este decidió acompañarlos en su travesía. Dejando de lado todo el trabajo que dejo y que se escabullo sin que Siduri supiera, su compañía resulta mas relajada y agradable de lo que esperaban. Incluso se tuvo la oportunidad de que Mash hablara un poco sobre sus viajes en la Singularidades anteriores.

Tras esta pequeña pausa, el grupo prontamente llego al puesto de observación junto al golfo. Allí la presencia del rey dejo a bastantes sorprendidos, pero la tarea encargada por este igual se llevo a cabo sin problemas. Una vez llegado el atardecer, Fujimaru y Mash tuvieron la oportunidad de relajarse un poco en la playa cercana. Esta fue una buena oportunidad para relajarse y que Mash pudiera hablar un poco de algunas de sus inquietudes y de su experiencia en Okenaos con Drake. Desafortunadamente, este momento de paz pronto se vio interrumpido por un aterrador conocido.

Sin previo aviso, el falso Enkidu apareció frente al par, cuestionando lo despreocupados que son e iniciando un ataque. Mash no tiene oportunidad contra alguien como Enkidu por su cuenta, peor por suerte, Gilgamesh aparece para salvar a Fujimaru y a Mash. El combate entre Enkidu y Gilgamesh esta a otra escala, pero antes de que alguno de los dos pereciera, Enkidu decide retirarse por voluntad propia, claramente perturbado desde que Gilgamesh apareció. El viaje de regreso fue uno tranquilo, pero los eventos transcurridos tuvieron un claro efecto en todos los presentes en aquel combate.

La naturaleza del noble Rey Gilgamesh

Desde que fue introducido en la serie, sabia que Gilgamesh siempre seria uno de los personajes que darían de que hablar más que cualquiera con cada una de sus apariciones. Yo tenía altas expectativas por como manejaría la serie al personaje, después de todo, el material esta allí, realmente no forma de equivocarse. Más, lo que yo no esperaba es que superaran tanto mis expectativas con tan solo cinco episodios dentro de la serie.

Esta sección dentro de FGO es relativamente simple. El rey acompaña a Mash y a Fujimaru en su camino al observatorio. Unas estatuas de piedra bloquean el camino. Una de las estatuas patea al rey en el abdomen. Se llega al puesto de observación. Enkidu aparece, solo para que después Gilgamesh aparezca y termine el conflicto. Obviamente me salte partes importantes como los diálogos, pero la idea general está allí.

Ahora, lo que hizo FGO Babylonia fue aprovechar este relativamente corto capítulo del juego, y usarlo para añadir algunos detalles simples, pero espectaculares. En específico, aunque fue una escena relativamente simple y corta, cuando Gilgamesh se detiene a ver a los niños jugar e interactuar con ellos, fue algo que me dejo asombrado y extremadamente feliz. Un detalle original de FGO Babylonia que permite ver la naturaleza de un Gilgamesh que paso de ser un tirano aventurero a un rey que se ve genuinamente interesado en la vida y bienestar de sus súbditos, hasta el punto de que estos son tan valiosos como todos sus tesoros.

Además, sus interacciones con Mash y Fujimaru son igualmente apreciadas. Si Fujimaru fuera un poco más sarcástico y directo seguramente habríamos visto un intercambio de palabras incluso más interesante y entretenido, pero estuvo bastante bien lo que vimos. No es como si todos los días uno pudiera hablar con Gilgamesh de manera tan casual e insolente y esperar una respuesta algo arrogante y en ocasiones algo agresiva, pero amigable en su mayoría. Esta serie es en realidad lo que se necesitaba para poder llegar a explorar al máximo al personaje de Gilgamesh.

De vuelta a las mejoras que este episodio trajo consigo, fácilmente resalta el encuentro entre Gilgamesh y Enkidu. La escena fue manejada de la mejor manera posible, iniciando con la primera instancia en que estos viejos amigos volvieron a verse tras algunos eventos extremadamente crueles. El Enkidu falso, reaccionando de manera drástica gracias al cuerpo que en si originalmente era del verdadero, y la expresión fría y reservada del rey mientras enfrenta al que solía ser su único amigo. Más que una tragedia, esta escena se pinta más como un amargo reencuentro, pero que siempre estuvo predestinada a ocurrir.

Insisto, solo es el primer episodio, pero ya estoy adorando como están trabajando con la gran mayoría de los personajes. Se aseguran de agregar los detalles suficientes del juego, pero no lo hacen en exceso y añaden sus propios detalles para profundizar detalles que no se pudieron pulir dentro del juego. Hasta ahora, sin duda ha sido Gilgamesh quien más provecho ha podido sacar de esto.

Felicidad proveniente de aventuras pasadas

Por supuesto que los personajes introducidos en esta singularidad no son los únicos que han recibido un trato especial. Como podría la serie haber dejado de lado a los dos personajes que iniciaron el Grand Order. En el episodio anterior se trato de dar un poco más de historia y profundidad al personaje de Fujimaru. En este el enfoque se dirigió un poco más hacia a Mash y Fujimaru en conjunto, dándole un peso ligeramente mayor a Mash.

Honestamente, es difícil trabajar con un personaje que se supone tuvo la mayor parte de sus arcos argumentales en “capítulos” anteriores a la historia. Pero, utilizar las experiencias que se obtuvieron en los viajes pasado como parte del trasfondo de los personajes funciona considerablemente bien. Cada singularidad que se exploro estaba llena de sus propias tragedias, sus vidas estarían en riesgo constante, pero, aun así, cada una fue una experiencia tan única, con una multitud de personajes peculiares y una gran lección que acompaño cada una de la travesía. Fueron duros, pero igualmente fueron experiencias preciadas para Mash.

Aquí en FGO Babylonia no se cuenta con la ventaja de muestra a Mash crecer paso a paso con cada viaje que se hace. Se tuvo que buscar una alternativa en la forma de mostrar algunas de las inseguridades que persiguen a Mash dentro de este punto de la historia, y empezar desde ahí para profundizar en las lecciones que obtuvo de ciertas personas en cada singularidad. Mozart en el episodio anterior, y Francis Drake (Si, lo sé, otra vez cambio de género, pero aquí la historia es así, acéptenlo y no lo cuestionen) con este.

A diferencia con Mozart, las palabras de Drake en realidad son más duraderas. Son unas palabras que provienen de pura experiencia, pero que, al mismo tiempo, tiene un significado fácil de entender, pero difícil de aceptar para Mash. Su existencia, siendo tan diferente e inestable a comparación de la de otros humanos, es una que en más de una ocasión la llena de dudas respecto al significado que tiene. Más cada uno de los viajes son un pequeño paso para alcanzar una respuesta definitiva.

Al saltarse tanto algunas de estas palabras no tienen tanto impacto si uno no conoce la historia completa. Pero de igual forma cada persona puede tomarlas de la forma que quieran sin verse atadas al contexto u origen de estas frases. También esta el hecho de que, en ocasiones, estos recuerdos son más fanservice que cualquier otra cosa, sin embargo, fanservice o no, me alegro de que traten de agregar estos eventos al personaje de Mash a pesar de que habrá algunos allá fuera que no alcanzaran a ver la imagen completa. De cualquier forma, son experiencias valiosas que, en mi opinión, no debería de ser ignoradas.

Opinión final

Detalles aquí, detalles allá, en este episodio tuve una cantidad de razones por las que alegrarme mayor que de la usual. Debo insistir, el equipo trabajando detrás de esta serie claramente sabe lo que esta haciendo. La lealtad a la obra original en si es bastante buena, pero con el riesgo de sonar infiel, algunos de los detalles que agrego Cloverworks son gran parte de la razón por la que estoy amando esta serie.

Ya hablé de la escena en la que Gilgamesh interactúa con los niños de la ciudad, pero las reacciones de la gente de esta y del observatorio también merecen algo de crédito. Honestamente no son gran cosa, sino que pasan como un detalle casi irrelevante, que se vería como un dado, pero que de igual manera se podrían haber saltado sin repercusión alguna. Y aun así se agregaron a la historia, dándole más credibilidad a esta Mesopotamia antigua, reforzando la rareza que hay en ver al rey dejar de lado sus tareas y la impresión que este tiene en la gente.

Estos detalles por su cuenta son suficientes para hacerme feliz (esto en su mayoría a la inexistencia de estos en el juego), pero, a pesar de que Gilgamesh fue el énfasis del episodio, fueron algunas de las escenas de Roman y Da Vinci las que más aprecie de todas. Por un lado, se tiene la relación que comparten estos dos mientras se aseguran de que la situación se mantenga bajo control. Y por otro, se enfatiza la carga y la mentalidad que Roman carga durante cada uno de los Rayshifts.

Ver la sala de control de Chaldea vacía con las luces apagadas mientras Roman es el único observando el estado de Fujimaru y de Mash fue mi escena favorita del episodio. Esto es una verdadera pena, pero dudo, que más allá de lo hecho con este episodio, se vuelva a ejemplificar lo mucho que Roman se esfuerza para mantener a salvo al dúo. No han entrado en muchos detalles al respecto, pero mantener el Rayshift estable no es una tarea simple. No acaba al momento de terminar el transporte, Roman continuamente debe vigilar las vitales de Fujimaru, comprobar su existencia, dar información respecto a la situación y dirigir a Chaldea en general.  

Rara vez consigue una oportunidad para dormir, e incluso con la ayuda de un genio como Da Vinci, uno no puede subestimar lo mucho que Roman se esfuerza. Estas razones son las cuales por las cual adore esta escena en peculiar. Como dije, realmente no es un elemento demasiado importante en esta parte de la historia, peor es un gran detalle para mí. Roman no es exactamente una persona ejemplar, pero después de todo ese tiempo, supongo que además de encariñarme un poco con él, también llegue a apreciar bastante lo que hace.

Y, para terminar, pensé en enfocarme en un personaje crucial para la historia, Enkidu, o bueno el falso. Déjenme decirles, el trabajo realizado en sus expresiones mientras lidiaba con el malfuncionamiento de su cuerpo al estar en conflicto fue perfecto. En este punto no quiero hablar mucho de el por miedo a dar spoilers, pero mínimo puedo empezar a apreciar el esfuerzo que se pone en mostrar la complicada situación que este Enkidu y Gilgamesh deben de tratar. Cada uno lo tomo de forma muy diferente y el equipo mostró a la perfección como cada uno de ellos lidia con esta, yendo más lejos que el material de referencia.

Para mí, estos detalles fueron una verdadera maravilla, pero no sé qué tanto impacto podría haber tenido en aquellos que solo están viendo el anime. Espero que mis comentarios ayuden a algunos a poder disfrutar un poco más esta historia, pero mínimo puedo retirarme satisfecho de otra reseña.

avatar

YFang

Códigos impuestos por la sociedad y el sentido común solo nos retrasan si no son tomados con escepticismo. Antes de hacer lo que se considere correcto por el mundo, primero hay que considerar si nos limitara o si lastimara a alguien, solo después podremos presumir de haber tomado la decisión correcta.

Más Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 6

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar
  • Nivel: 1
    San

    Este es el mismo Gilgamesg que apuñalo, dejo ciega, asesino y le arranco el corazon a Illya?

    • Nivel: 2
      Sensei
      YFang editor

      Difícil de creer, ¿verdad?
      No es un cambio radical para el personaje, pero en definitiva es algo bastante inusual, pero muy agradable.
      Archer Gil y Caster Gil son en escencia el mismo personaje, pero con experiencias distintas, ejemplificando las dos diferentes etapas en la vida del personaje, el tirano y el rey benévolo.

    • Nivel: 2
      Sensei
      YFang editor

      Me disculpo por mis errores ortográficos, aunque me alegra escuchar que aún así pudiste entender mi trabajo.
      Estudiaré con cuidado los errores de esta reseña y buscaré tener lista una sin errores (o con un número mínimo) la próxima semana. De igual forma, la próxima semana, sientete libre de remarcar mis errores si lo ves necesario. En realidad agradezco que lo menciones, me ponía nervioso pensar que la gente leía mis reseñas pero debía soportar mis errores por qué no lograba percatarme de ellos.