Reseña | Dr. Stone – Capítulo 19

avatar AngelaMadredegatos10/11/2019 2

lightbulb_outline Esta reseña sobre Dr. Stone contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Stone

Capítulo 19: “A la modernidad”

En esta nueva entrega de Dr. Stone, conocemos en un flashback el despertar de Hyoga. Este coincide enseguida con las aspiraciones de Tsukasa frente a un escéptico Gen. En el presente, Senku y los demás son sorprendidos por un elemento sorpresa del ataque enemigo. Una ágil joven provoca un incendio en el poblado que fuerza a los aldeanos a refugiarse y a arrinconarse en el “Reino de la Ciencia”.

En esa situación límite, Suika se da cuenta de que buscan un rehén para hacer que la aldea Ishigami se rinda y decide hacer de carnada. Al alejarlos, llega hasta la fuente del ácido sulfúrico y el gas mortal de sus alrededores. El viento lo empeora todo, pero por suerte, Suika se fija en el peligro y se detiene justo a tiempo. En ese momento, aparece Kohaku, que le coloca una máscara y se cuelga de un árbol. Antes de que pase el gas, también los enemigos se suben a un árbol. Para probar que es mortal, Hyoga lanza a sus propios hombres al suelo y los deja morir.

En la aldea, comienza la reconstrucción de los daños y la organización de una estrategia contra Tsukasa. La próxima vez, vendrá todo su ejército, por lo tanto Senku apuesta por adelantarse y atacarlos. En el primer estadio de su plan, fija un nuevo objetivo: diseñar un teléfono para que Yuzuriha y Taiju les informen desde la base enemiga.

Análisis: ¿desorden en la distribución espacial y el movimiento durante el ataque?

Esta semana en Dr. Stone, asistimos a un capítulo de enorme tensión y concentración de hechos dramáticos. Para prestarnos al análisis de este, podemos dividirlo en dos partes: la victoria frente al último ataque de Hyoga y el planteamiento de una nueva estrategia en la guerra contra Tsukasa. En el primero de estos momentos se inserta, además, un interesantísimo salto al pasado en el que merece la pena detenerse.

En líneas generales, y basándome en la historia, que nos viene dada del manga, es muy sugerente el giro argumental. Los protagonistas pasan de tener la victoria en sus manos a verse rodeados por el fuego y los enemigos, y para ello, Hyoga solo necesita a su persona de confianza, Homura. La presentación de este nuevo personaje, entre el fuego, los magníficos saltos acrobáticos, el halo de misterio y la preciosa composición estética, no nos dejan indiferentes. Por otro lado, si el qué funciona, en la adaptación, no estoy convencida en absoluta del cómo se suceden las acciones.

Es un tropiezo frecuente que ya he mencionado, pero hasta el momento no iba más allá de pequeñas escenas en Dr. Stone. El problema de los tiempos y los espacios en el ataque no queda claro en el anime. Hay un ritmo extraño, ni siquiera diría lento, una constante sensación de que algo no encaja. El tránsito de los aldeanos al “Reino de la Ciencia”, cómo los rodean los enemigos y otros detalles están desordenados en la distribución espacial. No me parece que hayan logrado esa parte, me da una sensación de acartonamiento y artificialidad.

El despertar de un imperio

El despertar de Hyoga comienza con una imagen cargada de simbolismo. El “agua de la vida” que rompe su prisión de piedra es una alusión oculta a un bautismo. En efecto, Tsukasa bautiza a su nuevo hombre. A pesar de no ser más que un par de escenas a modo de introducción, se recolecta información que nos había sido vedada hasta el momento, y por ello, es de enorme importancia en todos sus detalles.

Se revela, por primera vez, la composición del imperio que niega la ciencia. Aparecen, al fin, planos de su arquitectura así como la banda sonora que lo va a identificar en adelante. En este sentido, la contraposición de los escenarios de ambos bandos es significativa. Frente a un “Reino de la Ciencia” modesto, que ha ido creciendo en un espacio pequeño, abierto y circular, el territorio de Tsukasa muestra una estructura de cuevas con celdas sobre un acantilado escarpado. Llama la atención enseguida esa verticalidad, las terminaciones puntiagudas sobre el cielo, la aridez del terreno y la dureza del trabajo y la vida.

Todo esto, por supuesto, busca un estímulo evidente en el espectador. El “Reino de la Ciencia” es la encarnación de la cooperación y el uso de las herramientas y la inteligencia, por eso la aldea Ishigami se divide en pequeños espacios. El imperio de Tsukasa se resuelve en una arquitectura agresiva, un bloque uniforme donde se hacinan en la oscuridad de los hoyos de una montaña. Una joven habla tranquila desde el interior de uno de estos huecos, protegida en una especie de nido que sugiere primitivismo, mientras ella encarna la sensualidad evidente.

Entre ellos, Asagiri Gen es el agente externo, la visión desidealizada y realista a través de una voz oculta en el pensamiento. El espectador conecta con él, logra sacarnos del discurso de Tsukasa, nos recuerda de qué lado posicionarnos en Dr. Stone.

Suika, su importancia

Suika ha demostrado ser un personaje vital en el desarrollo de Dr. Stone. En las situaciones extremas, asume un riesgo superior por el bien de todos y protagoniza la clave del éxito. A pesar de su corta edad, es una pequeña llena de inteligencia e iniciativa, y por eso – y por lo adorable que es- es uno de mis personajes favoritos.

En la escena en la que se enfrenta a todos esos hombres musculosos y gigantes, su piernecitas tiemblan antes de convertirse en una sandía rodante. Es un instante en el que se muestra su debilidad y valentía a un tiempo, logrando una imagen muy humanizada. Pero Suika es, además, una experta observadora de la naturaleza y sus señales, por lo que salva la vida al pararse ante la ardilla muerta.

Nueva estrategia y nuevo objetivo

Muchos son los aspectos que posponemos por su desarrollo obvio en los episodios que siguen de Dr. Stone. Así, por ejemplo, dejaremos para más adelante un análisis de Hyoga, su crueldad, su relación con Tsukasa y los nuevos personajes enemigos que están apareciendo.

Tras el enfrentamiento dialéctico que sostienen Senku y Hyoga, sabemos ya que la guerra final entre ambos bandos es inevitable. No obstante, nuestro científico va un paso más allá y determina que deben ser ellos los que se adelanten y ataquen el imperio de Tsukasa. Entonces propone un nuevo objetivo científico con una serie de pasos, lo que sugiere que la serie tomará un descanso tras el ataque y volverá al laboratorio, a las creaciones tecnológicas. A este respecto, hace poco se escribió por aquí un comentario que sugería el capítulo 99 para que esto sucediera. La autora de estas líneas, que sigue el manga al día, evitó el spoiler pero se rio bastante. Estamos en el capítulo 19 y ya está pensando Senku en crear teléfonos.

La personalidad de Senku es arrolladora. Él aspira, con cierta lógica argumental, a crear siempre lo más avanzado en el mundo más primitivo. Su objetivo ya ha levantado toda clase de opiniones entre los aldeanos. Mientras, el pueblo se reconstruye.

A modo de conclusión

En este capítulo de Dr. Stone, no han faltado la acción ni las sorpresas. Hasta ahora, todos los intentos de asesinato que se habían producido en la historia habían sido detenidos. Sin embargo, Hyoga ha abierto la veda sacrificando a los suyos, lo que nos indica que es un personaje sumamente peligroso.

El desarrollo del ataque a los aldeanos no me convence en su composición de movimiento y distribución espacial, por más que lo repaso. Con todo, la presentación visual y musical del imperio de Tsukasa, la aparición de nuevos personajes importantes y el protagonismo de Suika, han colmado este episodio de momentos interesantes.

Stone

En cuanto a la ambición de Senku, no parece conocer límites. Ahora nos propone hacer un teléfono.

avatar

AngelaMadredegatos

De día soy profe de lengua, la noche y los findes me convierto en cazadora de aliens y friki consumada. De la generación Digimon.

Más Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 2

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar