Reseña | Dorohedoro – Capítulo 1

avatar Noboru Taiyo14/01/2020 4

lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Dorohedoro capítulo uno contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

Capítulo uno: Caimán

Kaiman alguna vez fue un hombre, ahora es un reptil. Nadie querría serlo por voluntad propia, es verdad; un mago lo hechizó y ahora tiene que perseguir a todo el que se le ponga enfrente. Su fiel compañera Nikaido le ayuda a atrapar magos en sangrientas batallas. Hole es la ciudad en la ambos viven, está llena de paisaje urbanos bastante postapocalípticos.

Los primeros enfrentamientos que vemos en este episodio nos dejan entrever la historia de Kaiman. Cada que pelea, antes de asesinar a los magos, él los mete a su boca y una misteriosa figura humana sale de su garganta para responder a la pregunta de Kaiman: “¿es él?”. Kaiman busca al mago que lo ha convirtido en reptil, él no recuerda absolutamente nada de su pasado más que un pasillo oscuro y la silueta del mago que lo convertido en reptil.

Cada que un mago muere en Hole, las personas a las que ha hechizado vuelven a su forma humana. Estos magos, según he leído, son demonios que cazan humanos para experimentar con ellos. Los magos no pertenecen a esta dimensión, sólo abren portales en forma de puertas para poder cruzar del inframundo al nuestro.

¿De dónde viene?

Este es el primer capítulo de Dorohedoro y debo confesar que estoy impresionada. Este inicio nos llenó de intriga por conocer el resto de la historia. Esta es la primer reseña del anime así que me dedicaré algunas líneas para hablar de algunos pormenores.

Para sólo llevar un capítulo, Dorohedoro nos ha dado muchas pistas sobre su trama, la hace de una manera fenomenal porque no es predecible, al contrario conserva bastante bien el misterio. La serie tendrá sólo doce capítulos con los que seguramente nos dejará pidiendo más. El 12 de enero fue su estreno, Netflix Japón fue quien se encargó de hacer su lanzamiento.

Este anime tiene su origen en un manga de 23 volúmenes, Hayashida creó este mundo violento y postapocalíptico para adentrarnos en conflictos éticos poco ortodoxos, es cierto que las adaptaciones pocas veces lograr recuperar mucho de lo que se abarca en los mangas, y esto no sólo ocurre con los animes, el cine de adaptación es otro claro ejemplo de lo que digo, sin embargo, una serie tiene más tiempo y espacio para recuperar los arcos argumentales necesarios para contarlos la historia tal como el autor la imaginó es su escritura.

La serie fue dirigida por Hayashi Yuuichirou, quien ya ha trabajado para la plataforma digital Netflix. Kakegurui es el trabajo anterior del director para la plataforma y aunque recibió bastantes buenas críticas por ésta, con Dorohedoro tendremos que esperar al final para poder apreciar su trabajo tratando este proyecto.

Conclusión

Fue un primer capítulo bastante impresionante, no sé qué esperar de la serie pero tengo altas expectativas. Aunque la primera impresión es la más importante, según mi abuela y seguramente la de ustedes también, en el anime conservar el ritmo es importante, sobretodo cuando es una adaptación. No vamos a perder cada detalle de este serie.

avatar

Noboru Taiyo

Más Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 4

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar