Reseña | Comic Girls – Capítulo 1

avatar Youngclau07/04/2018 0

Recuerda que al leer esta reseña puedes encontrar spoilers del episodio, así que lo recomendable es verlo primero y después regresar para continuar con la lectura. Ha llegado a nosotros la temporada de invierno japonés con muchos títulos nuevos de animes. En esta ocasión, estaré compartiendo las reseñas de Comic Girls hasta que termine la serie. Bienvenidos a una nueva aventura, así que abróchense los cinturones.

Las chicas mangakas

Es un día agradable. El cielo despejado y las hojas de sakura caen al ritmo de la brisa del viento. Una chica de cabello rosado viaja en un auto mientras recorre las calles del lugar, cuando en eso recibe una llamada que incluso la sorprende. Desde el otro lado de la línea le avisan sobre unos resultados negativos sobre una publicación de manga. Esta chica, quien tiene el apodo de Kaos-sensei, se pone triste por la noticia y se disculpa con el teléfono celular. Luego, en el camino a un santuario, se pone a llorar mientras algunos animales se acercan a ella. Pero parece que su editora le va a proponer algo.

En otro lado de la ciudad, una chica rubia es ahora quien aparece en pantalla. Ella se encuentra con otra persona, pero apenas la escucha, pues no deja de comer de diversos postres. Su acompañante le entrega un volante sobre un alojamiento para mangakas con tal de que la rubia pueda captar más experiencia real. La chica responde que le gustaría vivir ahí, pero primero llama su madre para pedirle permiso, quien accede. Cambiando otra vez de lugar, dos chicas caminan de regresa a casa. Una de ellas, de nombre Rukki, suspira al saber que tendrá que trabajar más, pues su obra será serializada. Su amiga, Tsu, trata de animarla de algún modo. Rukki y Tsu llegan a su destino, una residencia, y al entrar saludan a la encargada, quien les dice que habrá dos nuevas integrantes a partir de la siguiente semana.

Un nuevo hogar

Ya de noche, regresamos con Kaos-sensei, quien se ilusiona con lo que pueda pasar al estar viviendo con otras chicas mangakas, pues parece que la propuesta de su editora es el de poder mudarse con personas que comparten su mismo trabajo. La pelirrosada se mantiene tan en su imaginación que pierde el tren, por lo que no le queda de otra que ir caminando hasta su nuevo hogar. Por fin llega a la residencia, o al menos cerca de ella, cuando aparece la encargada, quien le pregunta si está perdida, pues la apariencia de Kaos-sensei la hacer ver menor de lo que es. La pelirrosada se asusta y por poco comienza a gritar. Luego, ambas entran a la residencia, mientras la encargada sigue creyendo que Kaos-sensei es de primaria. La mujer mayor le explica un poco sobre el lugar al mismo tiempo que la dirige a su nueva habitación.

Al llegar al segundo piso, la encargada le muestra el dormitorio, pero al ver ya alguien dentro, Kaos-sensei se sorprende (parece que es muy tímida). Volvemos a ver a la chica rubia de los postres, quien se presenta como Koyume, dibujante de manga shoujo. Ahora se presenta Kaos-sensei, cuyo verdadero nombre es Kaoruko Moeta. Ambas compañeras de cuarto comienza a dialogar y es Moeta quien le explica sobre su forma de dibujar a Koyume. El problema de Kaos-sensei es que no siempre hace bien a sus personajes por lo pequeña que es. Así mismo, Koyume también le explica a su nueva amiga que no sabe dibujar la cara de los hombres.

Dosis de experiencia

En eso, Rukki y Tsu entran a la habitación, provocando alegría en Moeta y Koyume porque conocieron a sus senpais. Ruki Irokawa y Tsubasa Katsuki son los nombres de las otras dos chicas. Tsu, la de cabello celeste, menciona que escribe manga shounen, pero ella misma trata de decir el tipo de manga que escribe Ruki, antes de que sea interrumpida (al parecer, Ruki hace mangas ‘subidos de tono’). La razón por la que la que la calló es porque cree que Moeta es de primaria y no debe escuchar algo así, aunque luego se entera de que es de preparatoria. Debido a su encanto, Ruki fantasea con Moeta en sus mangas, pero siente tanta vergüenza que se culpa de ello. En su propia habitación, Ruki sigue entusiasmada por haber conocido a las nuevas chicas, sobre todo a la pequeña Moeta.

Antes de dormir, Koyume y Moeta siguen hablando sobre sus senpais, con toda la alegría por tenerlas cerca. Ambas, con la curiosidad por conocerlas más, tocan la puerta de al costado y poder visitar lo que ellas consideran ‘la habitación de unas profesionales’. Ruki les abre la puerta y las chicas nuevas se maravillan por lo que ven. Sin embargo, al recordar algo de la tarde, comienzan a buscar debajo de las camas, esperando encontrar algo indecente. Parece ser que Moeta y Koyume sí saben qué es lo que dibuja Ruki, pues comienzan a hacerle muchas preguntas con tal de que confiese. Tsubasa explica que a su compañera le recomendaron dibujar protagonistas con grandes pechos.

Debido a que siguen hablando, Tsubasa se distrae un poco y debe terminar un manga al estar cerca de su fecha límite. Las otras tres chicas deciden ayudarla, a pesar de las cosas complicadas que la de cabello azul les pide, pues se expresa con jergas algo complicadas, aunque solo es Moeta quien no entiende. Nerviosa por no quedar mal, la pequeña comienza a cometer errores en su trabajo, pero Tsubasa rápidamente corrige todo usando su modo de concentración, en donde se convierte en uno de sus personajes shounen. Finalmente, terminaron con el manuscrito y Tsubasa cae rendida por el cansancio. En el momento de tranquilidad, Moeta comienza a expresar sus sentimientos y se siente feliz de poder hacer amigas.

Opinión

Así comienza esta agradable serie, con personajes entretenidos y ‘moe’. Pudimos conocer a las cuatro protagonistas: Moeta, Koyume, Ruki y Tsubasa, todas dedicadas al manga y que por ello viven juntas. La pequeña Kaos-sensei (Moeta) tendrá mucho por aprender en su vida como mangaka, pues está decidida a llegar lejos, pero aún tiene cosas para mejorar, como dibujar mejor el cuerpo de sus protagonistas. Algo parecido para Koyume, quien no sabe plasmar bien las caras de sus personajes masculinos.

Las dos chicas tendrán que aprender de sus nuevas senpais, Ruki y Tsubasa, quienes tienen más experiencia en el rubro y cuyas obras serán serializadas. Se mostró la manera en la que Tsubasa realiza sus manuscritos y la rapidez con la que puede corregir errores. Aunque no se pudo ver en sí algún manga hecho por Ruki, la fantasía que tuvo con Moeta da a entender el rumbo de su imaginación, por lo que será interesante ver de qué tratan sus obras.

avatar

Youngclau

Amante de los animes desde hace varios años. Gintama es mi preferido y busco nuevos títulos cada temporada.

Más Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 0

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar