Reseña | Citrus – Capítulo 11

avatar Youngclau22/03/2018 0

¡Alerta! Esta reseña sobre el capítulo 11 de Citrus contiene spoilers, así que te recomiendo que lo veas primero y ya luego puedes volver. Es momento del viaje escolar, al cual Yuzu no llega a tiempo a la estación, por lo que debe ir por su cuenta. Sin embargo, conocerá, primero, a Sara Tachibana, una chica de otra escuela. Lo que Yuzu no sabe es que Sara se ha enamorado de Mei, pues ella la ayudó en la estación y cree que es amor a primera vista. Luego, la rubia conoce a Nina Tachibana, la gemela de Sara, quien oye la conversación entre Yuzu y Mei, y se da cuenta que su hermana tiene competencia, por lo que tomará cartas en el asunto.

El plan de Nina

Luego del casi rechazo de Mei a Yuzu, esta se acurruca en su cama pensando en lo que debería hacer, mientras Harumi, su compañera de habitación, trata de animarla. Pero al ver que sus esfuerzos no llegan a ella, la amiga la destapa y le comienza a hacer cosquillas. (Cómo me hubiese gustado que Harumi tenga mayor protagonismo). Mientras tanto, en las noticias del tiempo avisan que lloverá al día siguiente. En otro lado del hotel, Nina comienza con su plan y se encuentra con Himeko. ¿Qué tendrá en mente la chica de cabello plateado?

Al día siguiente, Nina lleva a Sara a un santuario en donde también estará la escuela de Mei. Se podría decir que obtuvo esa información por Himeko. En el mismo lugar, la vicepresidenta y Yuzu le rezan a la deidad, en donde ambas le piden casi lo mismo: fortalecer su relación con Mei. Luego de eso, Sara se encuentra con Yuzu, ante la mirada de Himeko y Harumi, quienes no saben qué sucede. Sara le cuenta a Yuzu que la persona de su destino (Mei) está en el lugar y piensa declarársele. Por el momento, ninguna sabe nada de la otra persona, por eso es que Yuzu se siente algo desanimada pues ve cómo Sara sí está dispuesta a mucho.

La confesión de Sara

La lluvia comenzó. Yuzu sigue pensando en qué hacer respecto a Mei, pero mientras está divagando, Harumi y Himeko la animan con unos talismanes. En otro lado del santuario, Mei se protege de la lluvia y a ella se acerca Nina, quien le comenta sobre su hermana y de sus sentimientos. La pequeña aparece luego buscando a su hermana y también se encuentra con la Presidenta. Estando ambas solas, Sara se confiesa sin dudarlo. Ante las palabras de la pequeña Tachibana, Mei le pregunta si la necesita, a lo que Sara le dice que sí.

Ya de noche, Yuzu le pide a Mei para hablar otra vez. Sin embargo, la rubia no consigue confesársele como debe ser. Pero antes de que eso suceda, la Presidenta le revela que ha decidido salir con otra persona (Sara). Luego, Yuzu arma una escena estando sola en el lobby del hotel haciéndose pasar como si estuviese ebria, aunque lo único que toma es refresco de naranja. Llega un momento en el que se detiene y casi se pone a llorar, cuando de pronto aparece Nina frente a ella. La Tachibana alta le cuenta sobre su hermana y de su confesión. Como Nina sabe lo que sucede, le pide a Yuzu que la apoye, en forma de promesa.

La gran revelación

Yuzu, después de eso, va a tomarse un baño. Aquí se encuentra con Mei, quien le dice que la hora para usar el lugar ya ha caducado, pero Yuzu entra de todas formas. Dentro de los baños, se encuentra con Sara (¿ella y Mei habrán estado solas ahí?) y le cuenta decepcionada que su confesión no se dio. Como ninguna sigue sin saber sobre la otra, Sara trata de darle ánimos y le dice que no se rinda. Luego, cuando Yuzu ya se había ido, Sara encuentra la identificación de la rubia y se da cuenta del apellido de su amiga.

Por su parte, Yuzu se esconde para trata de entrar a la habitación de Mei. Para su suerte, Himeko, con quien comparte cuarto su hermanastra, sale por un momento. Estando dentro, Mei le pide a Yuzu que se marche, pero escuchan que la vicepresidenta ya regresa. La Presidenta esconde a Yuzu en su cama bajo las sábanas. Aquí, y al estar tan cerca, la rubia trata de besarla, pero rápidamente Mei la detiene y le pide que se vaya. Afuera de la habitación, Yuzu recobra el ánimo y está decidida a seguir con su confesión.

Al día siguiente, Himeko le dice a Yuzu que Mei no está con ella. La Presidenta ha salido con la persona que se le confesó (la pequeña Tachibana). Himeko le dice a Yuzu dónde está, por lo que la rubia va en su búsqueda. Al llegar a su destino, Yuzu busca por varios lados, cuando en eso se encuentra con Nina. La Tachibana alta, algo molesta, le pregunta a la rubia por qué está en ese lugar. Yuzu le dice que su hermana está aquí, mientras Nina se le acerca poco a poco y es ella quien le revela que Mei y Sara están juntas. Mientras tanto, la nueva pareja está en un mirador, por lo que Sara aprovecha para pedirle un beso a Mei.

Opinión

Estando cerca de acabar la serie, las cosas para Yuzu no van por buen camino. Aunque claro, la rubia no consigue el valor suficiente para declarársele a Mei y por eso es que Sara se adelantó. Nina, como había escuchado una de las muchas conversaciones entre Yuzu y Mei, prácticamente puso a la Presidenta en bandeja para su hermana pequeña. Culpo a Yuzu por haber perdido tanto tiempo.

Regreso a un punto que mencioné en un párrafo anterior que me dejó algo intrigado. ¿Mei y Sara estuvieron solas y desnudas en ese baño? A menos que ambas escuelas tuviesen que compartir el lugar, pues parece que hubo algo más ahí, pero eso lo dejaré como una simple duda. Por último, sigo insistiendo, y será así hasta que termine la serie, en que Harumi ha tenido muy poco protagonismo. Ella prácticamente ha estado como un personaje de apoyo y creo que algo más pudo haber hecho con su amiga. #TeamHarumi

avatar

Youngclau

Amante de los animes desde hace varios años. Gintama es mi preferido y busco nuevos títulos cada temporada.

Más Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 0

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar