Reseña | Citrus – Capítulo 10

avatar Youngclau14/03/2018 0

¡Alerta! Esta reseña sobre el capítulo 10 de Citrus contiene spoilers, así que te recomiendo que lo veas primero y ya luego puedes volver. Matsuri trató de extorsionar a Mei para que deje sola a Yuzu, quien esperaba ansiosa por la noche de Navidad para pasarla con su hermana. La Presidenta decidió mentirle a la rubia diciendo que debía quedarse en el Consejo. Yuzu iba a ir por ella, pero la insistencia de Matsuri por salir terminó cambiando sus planes. Luego, la hermana mayor se da cuenta de lo que pasa y va a buscarla. Al final, las tres arreglan sus problemas y la fiesta prosigue. Pero Mei comienza a actuar sobre Yuzu y parece que está dispuesta a algo más.

El rechazo

Solas en casa, Mei comienza a desvestirse frente a Yuzu, aunque realmente solo se saca su polo. Cuando parecía que se acercaba otro beso, la rubia se detiene. Mei, algo dolida, regresa a su habitación. Al día siguiente, Matsuri (con nuevo atuendo) va al departamento de su amiga para entregarle un presente. La pelirrosada pregunta por Mei, pero Yuzu le dice que ella está con los trabajos en el Consejo Estudiantil. Matsuri, luego, comienza a buscar algo entre los libros de su amiga y encuentra los mangas con la temática de amor entre hermanas que Yuzu ocultaba.

Pasado otro día, vemos a un grupo escolar alistándose para irse de viaje. Dos chicas, ambas con el cabello azul plateado (quizás), conversan amenamente. Una de ellas, la más pequeña, le cuenta su hermana, llamada Nina, que encontró a alguien maravilloso y que fue cosa del destino. Regresando con las protagonistas, Yuzu sale tarde de casa y llama a Harumi para preguntarle por la situación. Recordando lo de la noche anterior, se da cuenta que Mei no le avisó y que tampoco le habló en todo ese rato.

Viaje escolar

Una vez llegada a la estación, Yuzu no alcanzó a su grupo. Caminando por una tienda, se encuentra con una mascota de Yuzubocchi y comienza a hablarle. En eso, detrás del disfraz, la chica pequeña, hermana de Nina, le responde a Yuzu. Ambas conversan un rato, hasta que la chica menciona que debe reunirse con su grupo a las 10am, pero la rubia le dice que ya pasó la hora. Aunque al inicio la pequeña reacciona sorprendida, resulta que ambas van al mismo lugar y toman juntas el tren.

En el viaje, la chica de cabello plateado, quien se presenta como Sara, le comenta sobre su hermana Nina y de su encuentro con esa persona maravillosa. Yuzu, algo sorprendida por lo que escucha, la interrumpe un par de veces. Más tarde, llegan a la estación de Kyoto, donde Yuzu llama a Harumi para preguntarle por su ubicación y si es que Mei no ha dicho algo sobre ella. Su amiga le responde que no, por el momento. Detrás de la rubia sale la pequeña Sara y ambas, nuevamente, van juntas para encontrar a sus respectivos grupos.

Luego de pasar por distintos lugares, Yuzu y Sara se sientan a descansar. Aquí, la rubia le confiesa a la pequeña sobre sus sentimientos hacia su hermanastra. Al recordar lo que pasó hace poco, Yuzu comienza a llorar, pero Sara le comienza a dar ánimos y le presta su pañuelo. Ya por la tarde, y en otra de las muchas coincidencias, ambas descubren que estarán en el mismo hotel. Mientras caminan a la entrada, Nina sale corriendo feliz por ver a su hermana nuevamente, aunque mostrando un poco sus atributos. Después, Sara se la presenta a Yuzu.

Jugada del destino

La rubia se despide de ambas, pues debe ir con su escuela. Sara y Nina se quedan afuera, cuando en eso, Mei aparece por un costado del hotel buscando algo o a alguien (tal vez a Yuzu). Sara nota esto y se lo dice a su hermana. Nina la ve y se sonroja, pues resulta que la Presidenta era la persona maravillosa con quien se encontró. La pequeña se acerca a ella y comienza a hablarle. Ahí mismo, Sara se presenta y le pide a la Presidenta por su nombre. Luego, Mei regresa al hotel y ve a Yuzu siendo regañada por Himeko.

Yuzu nota la presencia de Mei, quien la ignora, pero la hermana mayor va tras ella y la toma de la mano. Al captar su atención, le pide hablar a solas, a lo que Mei solo responde con un sonido. En otro lado, las hermanas Sara y Nina caminan por un pasillo, cuando la más grande se da cuenta que perdió algo que Nina le había regalado. Primero se pone a llorar y luego decide ir a buscarlo, aun estando casi sin ropa. Volviendo con nuestras protagonistas, Yuzu le explica lo que sucedió aquella noche y que ella no buscaba intimidad física. Sobre esto, Mei le pregunta a su hermana qué es lo que piensa de ella.

Nina por fin encuentra lo que había perdido. En eso, escucha a Yuzu y Mei conversar. La chica de cabello plateado oye cuando la rubia se vuelve a confesar con la Presidenta. Le dice que la quiere mucho, tanto como hermana y como familia. En eso, Mei le pide a Yuzu que olvide lo que pasó esa vez y se retira, mientras la rubia se queda con una cara de sorpresa al oir eso.

Opinión

Con Matsuri fuera del camino, es hora de volver a la historia principal. Si bien Yuzu y Mei estuvieron cerca de tener intimidad, la rubia como que la rechazó. Por ello es que la Presidenta se comportó así con su hermana por el resto del capítulo. Aun con el esfuerzo de Mei de incluso ‘ponerse más cómoda’, pero un rechazo le duele a cualquiera.

Pudimos conocer a dos chicas nuevas: las hermanas Sara y Nina Tachibana, quienes van a otra escuela, pero que su destino de viaje es el mismo que el de Yuzu y Mei. La pequeña de cabello plateado y la rubia pudieron conocerse mejor, pues ambas tuvieron que viajar por separado de su grupo.

Un capítulo con varias coincidencias, y de lo que no sabe Yuzu, es que la persona maravillosa que Nina conoció en la estación se trata, nada más y nada menos, que Mei. ¿Habrá algo de conflicto en lo que resta del anime? Además, Yuzu debe arreglar las cosas con su hermana, nuevamente.

avatar

Youngclau

Amante de los animes desde hace varios años. Gintama es mi preferido y busco nuevos títulos cada temporada.

Más Noticias Que Te Pueden Interesar
Comentarios 0

lock_outline Inicia sesion o Registrate para poder comentar.

Nivel: 1
San
Publicar