Reseña | Black Clover – Capítulo 2

Esta reseña sobre el anime Black Clover, desde luego, contiene spoilers sobre el mismo. Si sigues leyendo lo haces consciente de ello.

Black Clover si, Black Clover no…

Desde su estreno la semana pasada, Black Clover solo da que hablar y en la mayoría de los casos no se trata de cosas buenas. Muchos lo cuestionan por considerarlo “una mezcla” de distintos factores presentes en más una serie de anime shounen. Lo cierto es que para bien o para mal la adaptación al anime del manga de Yuki Tabata ha dado inicio y hay un nuevo mundo esperando por todos en Black Clover.

Con un primer capítulo no muy bueno pero tampoco malo del todo, comenzó la denominada por Pierrot “saga de coraje”, haciendo alusión, claramente, a sus anteriores trabajos entre los que se cuentan Naruto, Bleach, Tokyo Ghoul y Sousei no Onmyouji (todas adaptaciones tan populares como criticadas). La verdad es que si estás buscando un anime original, con elementos poco vistos, en el primer capítulo ya habrás visto que Black Clover no es para ti.

Si bien es cierto que en cierta manera “recicla” elementos conocidísimos que aseguran un triunfo a nivel comercial, también es cierto que no por eso quiere decir que no pueda ser un grande dentro de su categoría. Para aquellos que buscan acción, enfrentamientos, compañerismo, rivalidades y superación, Black Clover promete eso y más, la cuestión es si logrará cumplir con todo lo que promete.

Análisis del capítulo

El primer capítulo había terminado en que Asta recibía su grimorio ¿adivinen qué? ¡Este también! Bueno, no del todo. El capítulo dos avanzó unos minutos más en los acontecimientos. El clásico flashback más que usado por Pierrot, popular por su aparición en momentos innecesarios o por su utilización para lograr adaptar en cinco episodios lo que podría adaptarse en dos o en uno (esto solo es un ejemplo), fue el protagonista de este episodio.

Ahora bien, quizás era demasiado pronto para incluir flashback, pero la verdad es que no tuvo desperdicio alguno. Dado el nulo desarrollo que se da a los personajes en el capítulo uno, lo que se mostró en el dos fue más que agradable, aunque algunos apresurados lo condenen.

Si hay algo que Asta no deja de decir es que se convertirá en el Rey Mago para demostrar que cualquiera, aunque sea “pobre o huérfano” puede ser alguien increíble. Sin embargo, este anhelo no revuelve ningún tipo de sentimiento en el interior del espectador porque no presenta un detonante (o varios de ellos) claro y entendible en el pasado, hasta el momento no se sabe que tan cruda fue la niñez de Asta como pobre o que tan pesado le resultó ser huérfano. Lo mismo sucede con Yuno ¿qué tan duro fue en su caso? ¿Realmente fue tan traumático para ambos ser pobres y huérfanos? ¿Tanta determinación se puede sacar de allí?

Sin dudas deber haber un desarrollo más explicativo y sentimental (por no decir psicológico ya que en este tipo de animes el término queda muy fuera de lugar) algo más que un encuentro fortuito con un ebrio rabioso. Pequeñas vivencias en la niñez de Asta y Yuno que los llevaron a querer demostrarle tanta obstinación al mundo.

Si bien no se trató del desarrollo más profundo posible, el flashback logró generar un mínimo sentimiento de empatía del espectador hacia Asta y Yuno. Esta analepsis que lleva la historia diez años atrás, al tiempo en que los muchachos decidieron su meta, muestra a un tímido y sensible Yuno de cinco años que contempla con admiración a su amigo. En claro contraste con el Yuno actual, el pequeño es torpe y depende demasiado de Asta, lo que hace entendible el hecho de que haya decidido competir con Asta para alcanzar la misma meta y en el recorrido de ese camino, adquirir fuerza.

Cabe recordar que apenas se trata del segundo capítulo. Lo más probable es que dicha profundización se lleve a cabo más adelante, aunque lo ideal hubiera sido estampar en la cara del espectador un pasado desgarrador para Asta y Yuno o bien una situación clara del presente que exponga la dureza de ser “pobre” y/o “huérfano”.

Pequeños grandes detalles

Aún con la poca trascendencia de los acontecimientos en el capítulo dos de Black Clover, la excelencia del episodio a nivel visual es indiscutible. Hasta ahora, Pierrot viene haciendo buena letra en ese aspecto. Incluso careciendo de conocimientos profesionales, hay que decir que la animación y la música hicieron una aparición espectacular. Música épica (en el sentido ponderativo del adjetivo) en los momentos épicos y animación épica para esos mismos momentos. Sublime. Imágenes a otro nivel del que se acostumbra ver en la mayoría de los animes.

Cuando Asta da el golpe final al “villano”, los dibujos se vuelven puro blanco y afilados trazos negros que llevan al espectador prácticamente frente a Asta para recibir de lleno el poder su golpe. La música da la sensación de estar ante un momento simplemente heroico.

Los fondos fueron igualmente hermosos y crearon el ambiente justo para las escenas más conmovedoras. Arte que acompañó a la perfección los diálogos más relevantes del episodio: la reafirmación de la promesa de Asta y Yuno. Los colores y las texturas no solo se ven, sino que apoyados por la música, hasta pueden sentirse.

Por otra parte, el episodio número dos de Black Clover ha revelado el opening y el ending de la serie. El tema de apertura “Haruka Mirai” de Kankaku Piero está acompañado por una secuencia de llamativas imágenes de los personajes que expresan el espíritu poderoso y aventurero de la serie.

Por su parte, el ending cuenta con imágenes para nada excéntricas, se trata de imágenes simples y de colores crudos, casi sin matices, que acompañan la tranquilidad del tema “Aoi Honō” de Itowokashi.

Dato

Muchos ya han puesto el grito en el cielo por el seiyuu de Asta. Por un lado, está la queja de que el personaje “vive gritando” pues esto es algo más que lógico, Asta es gritón, energético y ruidoso. ¿Que la voz del seiyuu no es “agradable”? para quienes no lo sepan, Gakuto Kajiwara nunca antes había interpretado un papel en un anime, Asta es su debut como seiyuu (antes solo había sido un personaje de fondo en Eromanga Sensei) por lo que también es más que lógico que quizás a algunos les disguste su trabajo, aún así lo hace muy bien para ser un novato en el mundo seiyuu. ¡Gakuto recién empieza y a medida que vaya adquiriendo experiencia logrará agradarle a todos!

Conclusión

Con un avance escaso en los sucesos, el episodio número dos de Black Clover no escatimó en emotividad y en belleza visual y auditiva. El anime se sigue prefilando con un buen futuro, lo que no quiere decir que Pierrot no vaya a incluir sus “técnicas” de ahora en más.

A pesar de la reticencia de los espectadores debido a Pierrot, Black Clover merece ser visto y con menos, muchísima menos mala predisposición por parte de todos. Sencillamente hay quienes han visto los episodios solamente para encontrar de qué quejarse, cosa que solo se entiende si viene por parte de los fanáticos de la obra original.

 

 

Sobre El Autor

Akira

Solo soy alguien que admira la animación japonesa y la cultura asiática en general.

Comentarios SomosKudasai

Post Relacionados