Japón

La cultura de los baños mixtos en Japón se encuentra en decadencia

Chirumiru 22 marzo, 2022

El medio The Guardian publicó un artículo señalando que la cultura del konyoku (baños mixtos) en Japón corre el riesgo de desaparecer ante los acosadores y al hecho de que los estándares de la sociedad japonesa están decayendo severamente con las nuevas generaciones.

La cultura de los baños mixtos en Japón estaría en decadencia

«El traqueteo de alguien abriendo la puerta del vestuario es la señal para ejecutar un discreto giro de cabeza, con la mirada firmemente dirigida al vapor que se eleva hacia las intrincadas vigas de madera de la casa de baños. Resulta que la precaución es innecesaria. Los dos bañistas que se unieron a nuestros corresponsales en las aguas termales de un complejo termal de 140 años, u onsen, en las montañas de la prefectura japonesa de Gunma, eran hombres. A pesar de estar abiertos a los bañistas masculinos y femeninos durante todas las horas del día (cuando el acceso está restringido a las mujeres) los históricos baños parecían ser mixtos sólo de nombre. A lo largo de cuatro largos baños, todas las personas de la habitación eran hombres».

«La ausencia de mujeres parecía confirmar los informes de los medios de comunicación japoneses de que el konyoku (baño mixto) corre el riesgo de convertirse en una curiosidad cultural, especialmente cuando requiere que los participantes vayan desnudos. Muchos culpan a la creciente amenaza de los wani (cocodrilos), el apodo que se da a los hombres que pasan largos periodos sumergidos en el agua, con sus ojos escudriñando constantemente la habitación en busca de bañistas femeninas. “Estamos desesperados cada día”, dijo un propietario de un onsen al Asahi Shimbun, sobre la constante preocupación de los operadores por cómo abordar las transgresiones de algunos bañistas masculinos».

«Su acechante presencia está haciendo que cada vez más mujeres se muestren reticentes a bañarse con hombres (incluso con miembros de la familia) y está obligando al sector y a sus reguladores gubernamentales a idear nuevas formas de proteger la cultura konyoku. Se calcula que unos 500 establecimientos permiten a hombres y mujeres realizar sus abluciones en compañía de otros, frente a los más de 1,200 de 1993. “El problema son los hombres“, dice Yasuhiko Kobayashi, un abogado que ha escrito una guía de los mejores onsen del país. “Hay casos en los que los hombres intentan entablar conversaciones con las mujeres, preguntándoles de dónde son y demás. Suelen ser más frecuentes cuando han bebido alcohol“, explica a The Guardian. Algunos han establecido separaciones para que, aunque los hombres compartan la misma agua que sus compañeras, el voyeurismo sea imposible. En los lugares en los que es imposible la semisegregación, los bañistas deben cubrirse parcialmente, una restricción que, según los puristas, disminuye la sensación de libertad que conlleva un largo baño en el agua de un manantial rico en minerales».

«En una encuesta realizada por las autoridades regionales del noreste de Japón (donde se encuentran muchas fuentes termales), el 75% de las mujeres que respondieron dijeron que se sentían desanimadas por los baños mixtos, pero el 81% dijo que ya no se sentían incómodas si todos los bañistas iban parcialmente vestidos. Otros establecimientos han seguido el ejemplo, y uno de los propietarios que recientemente introdujo una norma de vestimenta a modo de prueba sugirió que el cambio sería permanente, ya que había disuadido claramente a los bañistas con “motivos perversos”. Otro onsen del suroeste del país vio cómo el número de mujeres que se bañaban pasaba del 10% al 80% después de que se obligara a cubrirse. “Al fomentar el uso de las prendas de baño, esperamos que se disipe la preocupación de la gente para que puedan volver a disfrutar de la cultura konyoku, independientemente de la generación o el género“, declaró un funcionario de la industria onsen al periódico Yomiuri Shimbun».

«Kobayashi, que ha visitado unos 3,000 onsen en las últimas tres décadas, atribuye la ruptura de los modales en el baño a la falta de consideración hacia los demás que afecta ahora a la sociedad japonesa en general. “La gente piensa que si algo no está realmente prohibido, puede hacer lo que quiera“, afirma. “Cuando los extranjeros llegaron a Japón a finales del siglo XIX, el baño mixto fue una de las cosas que más les sorprendió. Pero aquella era una época de tolerancia y respeto en Japón. Significaba que la sociedad japonesa era segura y pacífica. El declive del baño mixto es la prueba de que los estándares están decayendo“. La introducción de separaciones y requisitos de ropa de baño disminuye el valor de lo que debería ser una inocente experiencia compartida, añadió. “Significa que los onsen están perdiendo su encanto individual. Es una verdadera lástima».

Fuente: The Guardian

© 2022 Guardian News & Media Limited or its affiliated companies. All rights reserved

Chirumiru
Chirumiru

"Aprendiz de todo y maestro de nada".

Déjanos un comentario.

Relacionadas

noticias relacionadas Más Noticias
Japón

Las voces de Mami Nanami y Nezuko Kamado se han recuperado del COVID-19

9 agosto, 2022
leer más
Japón

Hiroshi Kamiya, la voz de Levi, ha dado positivo a COVID-19

8 agosto, 2022
leer más
Japón

Las actrices de voz de Chika Fujiwara y Saber dan positivo a COVID-19

3 agosto, 2022
leer más
Japón

Más de 150 actores de voz han dado positivo a COVID-19 este año

2 agosto, 2022
leer más
Japón

Saori Hayami, la voz de Yor Forger, dio positivo a COVID-19

1 agosto, 2022
leer más
Japón

Un grupo ‘rescata’ ropa interior femenina de la basura

30 julio, 2022
leer más