Aquellas veces que los excesos de los otakus causan divorcios en Japón

Chirumiru 26/08/2020

Equilibrar los gastos necesarios y los pasatiempos es algo complicado. Uno puede encontrar alivio en el entretenimiento y liberar el estrés, pero a veces puede resultar muy caro, especialmente en Japón. Por ello, algunas veces es la esposa quien finalmente dice: “Quiero que dejes de hacer esto, porque está costando mucho dinero“.

Un trabajador japonés de 20 años de edad recibió estas quejas de parte de su pareja con la que cohabitaba y con la que pensaba casarse en un futuro, debido a la fuerte suma de dinero que invertía en sus pasatiempos, como anime, videojuegos y juegos de cartas.

Si tuviera algunos sueños sobre el futuro para cuando me case, no podría evitar estas quejas. Dejaría los juegos para smartphones y los juegos de cartas, y comenzaría a ahorrar para mantener a nuestros futuros hijos. Tengo que conseguir dinero para formar nuestra familia, y por ello no me he endeudado“, mencionó.

No obstante, su pareja que ya había perdido la paciencia, finalmente puso las cartas sobre la mesa. Cuando el sujeto llegó un día a su casa, muchas de sus cartas coleccionables, algunas de gran valor, ya habían sido recolectadas en una caja de cartón para ser desechadas muy pronto. “Me sorprendió cuando llegué a casa. Ella me dijo que, aunque fuera bonito y reluciente, solo era papel, así que o lo tiraba o lo vendía. Me sentí totalmente rechazado y muy triste“, comentó.

Sin embargo, el sujeto logró mantener la calma y convenció a su esposa de continuar con su compromiso. “Solo te dejaré ver anime, pero te retiraré los juegos sociales y los de cartas. Puedes distraerte viendo videos en YouTube de los juegos. Pero por favor, si gastas dinero que sea para el bien de tu familia“, le dijo su esposa.

Japón

Si bien esta historia terminó relativamente bien, hubo otra peor. Y es que un hombre oficinista de 30 años de edad encontró a su “alma gemela” a través de YouTube y comenzó a patrocinarla a través de “Super Chats”, que es una manera de entregar donaciones a una YouTuber Virtual. “Me sentí muy feliz cuando esa chica leyó mi nombre, fue tan lindo. Pero un día mi esposa descubrió que había gastado casi 50,000 yenes en un mes en donaciones. Me dijo que estaba gastando dinero y que, en esencia, le estaba siendo infiel“, comentó.

Hasta entonces, el sujeto no había tenido pasatiempos como este, pero mencionó que ver a esa YouTuber se había convertido en su dosis de felicidad diaria durante estos días de pandemia. No obstante, la situación se tornó turbia cuando se presentaron ante él dos caracteres “離婚 (divorcio)”.

La conversación durante la transmisión es divertida, ella canta y me hace sentir bien conmigo mismo. No entiendo cuál es el problema con darle dinero como forma de gratitud“, comentó. A esto, su esposa le comentó: “No te gusta salir a comer conmigo, ¿pero aún así le das dinero a una mujer que no conoces? Incluso si seguimos así, la atmósfera entre nosotros solo se volverá peor. Así que el divorcio está cruzando mi mente“.

Japón

Finalmente, analizando un tercer caso, el “Señor C” es un hombre de 20 años con el pasatiempo de jugar maquinas tragamonedas desde su juventud. No obstante, su pareja no aprobó esto. “¿Cuál es el problema con el dinero que gané con esto? No estoy rompiendo ninguna ley y, por supuesto, no me he endeudado. Incluso cuando era un estudiante nunca tuve que trabajar a medio tiempo para conseguir dinero, ya que a través de las apuestas ganaba lo suficiente, con ese dinero me compré comida, ropa y accesorios, no necesitaba más“, comentó.

No hay que olvidar que cualquier exceso puede ser motivo de separación. Idealmente deberíamos poder entender los pasatiempos del otro, pero también hay que considerar los límites de aquellos que nos rodean.

Fuente: Yahoo! News

Chirumiru

"Aprendiz de todo y maestro de nada". https://myanimelist.net/profile/GiovanniJ03

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.