¿Por qué Tokyo Ghoul:re es uno de los peores animes de la década?

Chirumiru 16/04/2020

[bloques texto=’Este artículo contiene spoilers sobre las adaptaciones al anime y del propio manga de Tokyo Ghoul:re. Si no estás al corriente con ambos, te recomendamos no leerla para que no afecte tu experiencia.’]

Tokyo Ghoul

Tokyo Ghoul:re es uno de los mangas más vendidos de la década pasada, pero los fanáticos estuvieron preocupados desde que se anunció su adaptación. Studio Pierrot, el estudio responsable del infame Tokyo Ghoul √A, ya había marcado un precedente de decepcionantes adaptaciones de Tokyo Ghoul. Y cuando la serie comenzó su emisión, los temores de los fanáticos fueron justificados: Tokyo Ghoul:re, como anime, fue un desastre, y de alguna manera cayó incluso por debajo de las ya de por sí bajas expectativas de los espectadores.

De forma predecible, las dos temporadas de esta adaptación se desviaron del material de origen, desarrollándose de forma demasiado rápida y alterando la trama de forma irreparable. Ambas estuvieron realizadas con una animación de promedio a deficiente, pésimamente dirigidas y prácticamente inentendibles para los fanáticos que solo seguían el anime. En general, Tokyo Ghoul:re es un candidato bastante fuerte para ser el peor anime de la década pasada. Pero, ¿por qué le fue tan mal?

Crónica de una tragedia

Desde el principio, Studio Pierrot estuvo operando de forma irregular. La última temporada emitida de Tokyo Ghoul en ese momento había sido Tokyo Ghoul √A, en 2015. Esta última temporada fue detestada por los fanáticos del manga por la forma en que se desvió de la fuente, condensó el material de origen y contó con un final original. No obstante, los fanáticos que solo seguían la serie de anime no tenían idea de esto. Posteriormente, para producir Tokyo Ghoul:re, Studio Pierrot decidió desechar lo hecho en la última serie y “regresar” a la trama original del manga como si nada hubiera pasado, lo que fue una mala decisión también. Sin embargo, dejó a una gran parte de los fanáticos bastante confundida sobre cómo resultarían las cosas.

Tokyo Ghoul

Acumulando malas expectativas, esta serie tenía que cubrir 179 capítulos del manga en solo 24 episodios. Esto fue suficiente para bajar aún más la baja expectativa que se tenía sobre la serie, ya que confirmó que habría omisiones. En los primeros 12 episodios, la serie omitió varios momentos importantes de Kaneki, hizo algunos cambios inesperados y se desarrolló a un ritmo bastante acelerado. No obstante, la mayoría estuvo de acuerdo en que la primera parte, de hecho, no fue bastante mala. La primera temporada finaliza con el arco del exterminio de la familia Tsukiyama y, aunque fue un poco desordenado, tampoco fue desastroso.

Sin embargo, con la segunda mitad, Tokyo Ghoul:re tocó fondo. Desde el principio, casi un arco argumental completo fue cortado para entrar directamente en el arco de la Tercera Incursión a la Prisión de Cochlea y al arco de la Operación en Kushima. Siguiendo este problemático inicio, Tokyo Ghoul:re continuó con importantes omisiones, un ritmo terrible y momentos decepcionantes únicos del anime. Fue tan desastrosa, que los fanáticos del anime tenían que consultar a lectores del manga para que se les explicaran detalles de la trama que habían sido omitidos o que la serie, quizás, daba por sentado que no era necesario explicar. Al igual que con Tokyo Ghoul √A, los fanáticos se sintieron ofendidos de que Studio Pierrot haya tratado tan mal un manga tan bueno. Sin embargo, era claro que cubrir de forma fiel tantos capítulos en tan poco tiempo era una tarea imposible. De hecho, el manga de Tokyo Ghoul:re había tenido ya de por sí un final bastante apresurado, por lo que arruinarlo aún más fue una decisión bastante mala.

La mala producción de Tokyo Ghoul:re

Recordemos que el anime es un producto visual, así que la animación importa mucho. Tokyo Ghoul √A puede haber arruinado la serie animada en general al respecto de su trama, pero ofreció una animación a la altura en algunos momentos importantes de la serie. Hubo algunas escenas sublimes, bien dirigidas e incluso algunos momentos originales que se ganaron el cariño de los fanáticos. En cambio, Tokyo Ghoul:re no contó con nada de esto. Con una animación pobre, una falta de detalles, y diseños de personajes bastante simples, el anime rivalizó con la serie CG de Berserk en términos de un trabajo incluso ofensivo. Sin llegar a exagerar, el anime llegó a parecer más una presentación en diapositivas en algunos momentos, e incluso los momentos fielmente adaptados perdían su impacto ante tan pobre animación. Combinado con una desastrosa dirección (reflejada en una composición y transiciones pobres, etcétera), la adaptación falla en casi todos los aspectos evaluables.

Tokyo Ghoul

Por otra parte, la banda sonora de Tokyo Ghoul:re es quizás su único punto a favor, ya que el compositor original Yutaka Yamada regresó para entregar a las escenas de la serie un poco de epicidad. Desafortunadamente, su excelente banda sonora no fue utilizada y explotada como debería haberlo sido, ya que los espectadores escucharon el tema de batalla “Symphonie” y varios arreglos de la icónica pista “Licht und Schatten” lo suficiente como para volverse aburridos en vez de épicos. Aún así, es una excelente banda sonora para escuchar de forma independiente. Lo mismo puede decirse de los temas de apertura, siendo “Asphyxia” de la banda Co shu Nie y “Katharsis” de TK from Ling Tosite Sigure dos temas musicales excelentes.

Los estragos de la codicia

Es común que los estudios de animación tengan un exceso de trabajo y, en consecuencia, falta de personal. Esto fue lo que sufrió Studio Pierrot cuando Tokyo Ghoul:re se encontraba en producción, puesto que ya se encontraba ocupado con Boruto: Naruto Next Generations, Black Clover y otras series. Es lamentable que Studio Pierrot haya descuidado tanto una serie como Tokyo Ghoul (que en ese momento era su adaptación más popular). Algo similar ocurrió cuando Madhouse estuvo bastante ocupado como para producir la segunda temporada de One Punch Man, delegándosela a otro estudio. Tokyo Ghoul es una gran fuente de ingresos, por los que la ambición de Studio Pierrot impidió que éste último renunciará a sus derechos de producción. Al final, Tokyo Ghoul:re fue delegado al estudio Pierrot Plus, un estudio de animación más pequeño que no fue capaz de dar la talla.

El equipo de producción de Tokyo Ghoul:re también dejó mucho que desear. Animadores, diseñadores de personajes y directores de las primeras series estaban bastante ocupados en otros proyectos, lo que explica la gran diferencia entre este anime y los anteriores. Shuhei Morita, el director de algunos de los mejores episodios de la franquicia (episodios 1 y 12 de la primera temporada, y episodio 12 de Tokyo Ghoul √A) podría tal vez haber salvado uno o dos episodios de esta serie, pero también tenía otros proyectos. En general, el producto terminado reflejaba una gran carencia de esfuerzo en todas las áreas. Incluso las imágenes promocionales parecían simplemente hechas “a la carrera”.

Tristemente, Tokyo Ghoul:re representó muy posiblemente el final de las adaptaciones de Tokyo Ghoul. La serie ya no es tan popular como lo fue hace algunos años, por lo que las posibilidades de un remake (con un estudio diferente) son bastante escasas. Realizar una adaptación bastante fiel (lo que me recordaría al caso de Fullmetal Alchemist: Brotherhood) sería un placer visual para los fanáticos, pero sigue siendo un sueño. Por ahora, la recomendación general y compartida, es evitar el anime y leer el manga.

Fuente: CBR

© 石田スイ/集英社・東京喰種製作委員会

Chirumiru

"Aprendiz de todo y maestro de nada". https://myanimelist.net/profile/GiovanniJ03

Más noticias similares.
Déjanos un comentario.