Cultura Otaku

La sexualización en los videojuegos no afecta a nadie, señala estudio

Chirumiru 16 julio, 2022

La sexualización en los videojuegos no parece perjudicar a los jugadores, según una nueva investigación publicada en el portal ScienceDirect. Los resultados indican que jugar a los videojuegos no conduce a opiniones misóginas ni a resultados perjudiciales para la salud mental. Los personajes femeninos suelen ser atractivos y con poca ropa en los videojuegos, por lo que algunas personas han planteado la preocupación de que la representación sexualizada de las mujeres tenga efectos negativos en los jugadores, pero las investigaciones sobre el tema han arrojado resultados contradictorios.

La sexualización en los videojuegos no afecta a nadie, señala estudio

Para entender mejor si jugar a los videojuegos se asocia a una disminución del bienestar de los jugadores o a un aumento de la misoginia, los autores de la investigación utilizaron una técnica estadística conocida como metaanálisis para evaluar sistemáticamente los resultados de investigaciones anteriores. «Llevo dos décadas estudiando los efectos de los videojuegos en los jugadores, la mayoría de ellos sobre la violencia. Creo que la mayoría de la gente ha llegado a aceptar que no hay relación entre los videojuegos violentos y la agresividad o los delitos violentos», explicó el autor del estudio, Christopher J. Ferguson, profesor de psicología de la Universidad de Stetson.

«Sin embargo, la gente se sigue preguntando mucho sobre la sexualización y si los juegos hacen que los jugadores masculinos sean más sexistas hacia las mujeres o si las jugadoras experimentan más insatisfacción corporal y otros problemas de bienestar. Es un campo de investigación mucho más pequeño que el de la violencia, así que esperábamos aportar algo de claridad», añadió.

Ferguson y su equipo de investigación realizaron un meta-análisis de dieciocho estudios relevantes. Todos los estudios incluían una medida de exposición a videojuegos generales o sexualizados. Quince de los estudios medían la agresión hacia las mujeres o las actitudes sexistas, mientras que diez estudios medían los resultados relacionados con la depresión, la imagen corporal o la ansiedad. Pero los investigadores no lograron encontrar una relación estadísticamente significativa entre los videojuegos y las actitudes sexistas o el bienestar psicológico.

«En general, el “pánico moral” sobre los videojuegos y la sexualización sigue más o menos el patrón de “mente cerrada” del debate sobre los videojuegos. Mucha hipérbole e indignación moral, pero muy pocas pruebas de que los videojuegos estén causando algún “daño” a los jugadores masculinos o femeninos», añadió.

«Como cuestión puramente de “salud pública”, esto no parece ser una gran preocupación en absoluto. Eso no significa que la gente no pueda abogar por una mejor representación de las mujeres en los juegos. Sólo deben tener cuidado de no hacer afirmaciones de “daño” que puedan ser fácilmente desacreditadas, poniendo así en duda lo que de otro modo podrían ser objetivos razonables de defensa», complementó. Los investigadores también evaluaron la calidad de los estudios, examinando factores como el prerregistro, las medidas estandarizadas, las calificaciones independientes del contenido de los videojuegos y el uso de variables de control.

«La principal advertencia es simplemente que muchos de los estudios no son muy buenos. La buena noticia es que los estudios de mayor calidad tenían menos probabilidades de encontrar pruebas de efectos negativos que los estudios de menor calidad. En algunos casos, los académicos probablemente intervinieron con sus opiniones morales personales en los estudios, aunque fuera de forma involuntaria. Es cierto que todavía es un área de investigación bastante pequeña, pero estos datos iniciales han sido tan poco satisfactorios que no estoy seguro de que haya mucho que extraer aquí», aclaró.

«Obviamente, pasamos por estos ciclos de culpar a los medios de comunicación de los problemas sociales. Al menos con los medios de comunicación de ficción, las pruebas suelen revelar que probablemente estamos convirtiendo a los medios en chivos expiatorios y que la ficción rara vez causa problemas sociales. De nuevo, para ser justos, abogar por una mejor representación de las mujeres en los juegos puede ser una causa digna incluso si los juegos no causan efectos perjudiciales. Apoyo esos esfuerzos, sólo espero que los defensores no tergiversen las pruebas como parte de sus esfuerzos», concluyó.

Fuente: ScienceDirect vía PsyPost

Copyright © 2022 Elsevier B.V. or its licensors or contributors.

Chirumiru
Chirumiru

"Aprendiz de todo y maestro de nada".

Déjanos un comentario.

Relacionadas

noticias relacionadas Más Noticias
Cultura Otaku

SPY x FAMILY fue lo más visto en streaming en 2022

31 enero, 2023
leer más
Cultura Otaku

Continúa la polémica de J.K. Rowling con un meme de Zombieland Saga

31 enero, 2023
leer más
Cultura Otaku

El doujinshi de Kanojo, Okarishimasu sigue siendo un éxito

31 enero, 2023
leer más
Cultura Otaku

Un fan crea una ‘secuela incestuosa’ de Gotoubun no Hanayome

31 enero, 2023
leer más
Cultura Otaku

No solo Marin, Gojo también fue clave del éxito de Sono Bisque Doll

30 enero, 2023
leer más
Cultura Otaku

La voz de Komi-san fue la más popular de 2022, según Occidente

30 enero, 2023
leer más