Cultura Otaku

‘El éxito del anime es por la violencia y el erotismo’, afirma director

Chirumiru 10 abril, 2023

El portal japonés CINRA condujo una entrevista con el director Mamoru Oshii, que ha estado en actividad en la industria del anime desde la década de 1970. El director compartió una variedad de opiniones sobre su participación en el Festival Internacional de Cine de Animación de Niigata 2023, pero una que llamó bastante la atención fue su opinión sobre la industria actual del anime.

Anime
  • El director Mamoru Oshii ha señalado como un problema la división de la industria del anime entre obras artísticas y comerciales. ¿Por qué se produce esta división?
  • Para empezar, hay tanta diferencia entre el anime comercial general y el anime artístico como entre la música pop y la clásica. Diferentes motivos, diferentes personas haciéndolo. La animación artística comenzó en Europa y es en su mayor parte obra de artistas individuales o de pequeños equipos. Y aunque hay muchas motivaciones para la producción, la idea básica es que las obras de arte no se hacen con el éxito comercial en mente, sino con la idea que el artista exprese lo que desea.
  • Además, muchas de las obras son de corta duración. Esto se debe a que la animación es cara para los largometrajes, ya que los costes de producción son proporcionales a la duración del proyecto. Un proyecto de anime comercial requiere un mínimo de 200 personas para una serie de televisión, y para una película intervienen más de 1,000 personas y se necesitan de dos a tres años completos, así que, en cualquier caso, se necesitan millones de dólares. Así que, a diferencia del manga, las novelas y la música, el anime comercial no es posible solo porque algún artista se sienta inspirado.
  • Estos costes de producción también afectan al contenido de los proyectos de anime, que son básicamente animes comerciales, es decir, para entretenimiento, por lo que hay chicas lindas, guerra, robots, etc. En pocas palabras, describen un mundo “lleno de violencia y erotismo”. Aunque haya alguna historia dramática que te haga llorar un poco, en el sentido más amplio, todos estos proyectos de anime son “mundos de erotismo y violencia”.
  • No son palabras mías, sino algo que dijo el director de cine estadounidense Samuel Fuller en “Pierrot Le Fou”, y con lo que me identifico mucho. Cuando hago series de anime y películas, éstas son básicamente las dos únicas cosas que hago. Por supuesto, partiendo de ahí, puede haber cierta conciencia crítica, algo que decir sobre la época, o premoniciones, crítica de la civilización, cuestiones de la existencia humana, etc., pero está claro que la esencia del cine comercial es “erotismo y violencia”.
  • Así, en los proyectos de anime comerciales, hay películas que “tienen algo que decir”, pero también hay las que “persiguen simplemente el principio del placer”, como es el caso de muchas películas de robots y de acción. Hoy en día, como era de esperar, ya no hay películas que digan “he hecho esta película aunque no tenga ningún mensaje”.
  • Por otro lado, el arte es expresión en sí mismo, así que no hay necesidad de hacer una declaración aparte. Por supuesto, hay animadores artísticos como Yuri Norshtéin que tienen algo que decir. Y más concretamente, creo que “las producciones comerciales de entretenimiento son también actos sociales en sí mismas”. Las producciones comerciales de entretenimiento no pueden separarse de la socialidad cuando el objetivo es conseguir el mayor éxito comercial posible. Precisamente porque una obra comercial tiene que tener un trasfondo social, puede tener una afirmación y un tema.
  • Y debido a que no tiene sentido preparar un proyecto de anime comercial que no tenga como objetivo conseguir ganancias, tiene que ajustarse siempre a las tendencias actuales. Así que incluso esas respetadas obras como “Neon Genesis Evangelion” son proyectos comerciales, tienen los elementos. Las obras de anime comerciales siempre tienen que ver con la socialidad y lo atemporal. Pero la animación con fines artísticos no necesita esto. La diferencia es clara, y es por eso que hoy en día existe una clara diferencia entre lo que llamamos “anime comercial” y “anime artístico”. Es mucho más que la diferencia entre anime y live-action, o anime y manga. No se trata de una diferencia entre medios o una diferencia entre consumidores, se trata de dos cosas completamente diferentes entre sí.
  • ¿Alguna vez te has preguntado por qué tu película de anime favorita no es nominada a ningún premio respetable? Tenemos, por ejemplo, los Annie Awards o el Festival de Cine de Animación de Annecy, pero esos están enfocados hacia la animación artística. Una obra en la que trabajé, “Jin-Roh: The Wolf Brigade”, en donde estuve a cargo de la historia original y el guion, fue presentada en el Annecy, pero llegó allí porque incluía muchos elementos literarios, así que, en mi opinión, creo que “llegó ahí a duras penas”. Si hubiera sido una película con temática de guerra o tireteos, creo que ni siquiera la hubieran considerado. Es por eso que “Neon Genesis Evangelion” o “Mobile Suit Gundam” no tienen oportunidad en ese campo. Especialmente en Europa, se valoran más las animaciones producidas con fines artísticos, no comerciales.

Fuente: CINRA

Chirumiru
Chirumiru

"Aprendiz de todo y maestro de nada".

Relacionadas

noticias relacionadas Más Noticias
Cultura Otaku

Fans están decepcionados con Dragon Ball Daima

18 mayo, 2024
leer más
Cultura Otaku

Las chicas como Bocchi son cada vez más populares

18 mayo, 2024
leer más
Cultura Otaku

Critican que las escenas de acción modernas son aburridas

18 mayo, 2024
leer más
Cultura Otaku

Con este invento podrás hacer el ‘delicioso’ con tu waifu

18 mayo, 2024
leer más
Cultura Otaku

Sigue perdiendo el amor en Sono Bisque Doll

17 mayo, 2024
leer más
Cultura Otaku

Disney quiere hacer el anime ‘políticamente correcto’

17 mayo, 2024
leer más
Déjanos un comentario.